7 ventajas de la caza que los ecologistas no quieren oír
20 junio, 2017 Trofeocaza . 403 Visualizaciones

Juan Pascual Opinión

7 ventajas de la caza que los ecologistas no quieren oír

Ecologistas en Acci√≥n public√≥ un documento denominado ¬ę7 verdades sobre la caza en Espa√Īa¬Ľ, y, como en muchas ocasiones, j√≥venes aficionados me han preguntado c√≥mo argumentar las ventajas de la caza. Bas√°ndome en estos siete puntos, voy a intentar brindar algunos argumentos.

1.- Consiste en matar animales por diversión o por negocio
La caza es mucho más que matar. La muerte es un efecto inevitable de la caza, pero no la caza en sí. No es menos cierto que es un negocio y un medio de vida para mucha gente, por eso mismo se merece el respeto de todos como la actividad lícita que es.

2.- No es compatible con la conservación de la biodiversidad
La caza no solo es perfectamente compatible con la conservación de la biodiversidad; es más, es totalmente imprescindible para mantener el equilibrio en los ecosistemas en los que el hombre es pieza indispensable, como así lo avalan las instituciones citadas en el punto 6.

3.- Convierte los cotos en granjas intensivas y en campos de tiro
Las especies, generalmente de caza menor, que se utilizan en estas sueltas directas no producen efecto alguno en las poblaciones silvestres, siempre y cuando se cumplan los controles veterinarios que establece la ley. Es más, en todo caso beneficia enormemente a la biodiversidad de la zona, especialmente a los predadores oportunistas, aliviando la presión sobre las especies salvajes.

4.- No sirve para gestionar ni controlar sobrepoblaciones
Por un lado no se puede afirmar que la caza favorece el mantenimiento indefinido de especies exóticas, y por otro que perjudica a las poblaciones autóctonas. El fin mismo de la ordenación forestal y de la cinegética como tal es el aprovechamiento sostenido y sostenible de un recurso natural, en base a las existencias y a las posibilidades de cada especie.

5.- Limita los derechos de la mayoría de ciudadanos
Decir que las actividades de caza acumulan denuncias por el corte de v√≠as p√ļblicas y cauces es totalmente absurdo. Cuando uno va a cortar una v√≠a p√ļblica tiene que solicitarlo y la Administraci√≥n pertinente debe autorizarlo. Los cauces son zonas de seguridad y est√° prohibida la caza en ellos. Tampoco gozamos de un uso preferente en montes p√ļblicos, m√°s bien todo lo contrario. Los cazadores que acuden a una monter√≠a, por ejemplo, en un monte p√ļblico, lo hacen una vez al a√Īo y pagando. Los ciclistas, senderistas, etc. lo hacen el resto del a√Īo y gratis.

6.- No favorece el desarrollo rural
Las más reconocidas instituciones y organizaciones mundiales en materia de medio ambiente, como la Unión Europea, el Consejo de Europa, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, BirdLife International, CITES, el Consejo Internacional de la Caza y Conservación de la Fauna y la European Landowner Organization, afirman lo contrario.

7.- No solo mata, también maltrata
El afirmar que en Espa√Īa cerca de 50.000 galgos se abandonan al finalizar cada temporada es mentira. Existe una estad√≠stica del SEPRONA en la que, por ejemplo, en 2014 las denuncias por galgos abandonados fueron 1623; por el resto de perros de caza, 4120; y por perros de otras razas, 8.170.

Juan Pascual Herrera Coronado

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*