Caza por daños del muflón
5 febrero, 2017 Trofeocaza . 239 Visualizaciones

Caza por daños del muflón

Una experiencia inolvidable

Hace relativamente poco tiempo, en la Comunidad Valenciana no era posible cazar muflones en cotos que no contemplasen su aprovechamiento en su plan técnico, como en el caso de los de menor. Sin embargo, en la actualidad la especie es tan abundante que no resulta difícil conseguir de la Administración una autorización por daños a la agricultura para cazarlos incluso con arco.

Muchos son los cotos en los que hoy en día habitan muchas otras especies de caza mayor diferentes al característico jabalí, como, por ejemplo, ciervos, cabras, monteses, corzos, arruís… y nuestro protagonista en este artículo: el muflón.

La Comunidad Valenciana cada día se está viendo más “repoblada” de especies de caza mayor, lo que hace años ni se nos hubiera pasado por la cabeza.

caza-con-arco-reportajes-caza-del-muflon-con-arco

Un buen telescopio nos será de gran ayuda para comprobar si el muflón que nos entra es el que buscamos.

El vallado de las fincas y, sobre todo, el abandono del mantenimiento de muchas de ellas están provocando que muchas especies campen a sus anchas por muchos cotos de la comunidad. Y el muflón es una de las especies que está proliferando a pasos agigantados. Su gran dureza, forma de vida, alimentación y la facilidad de reproducción le convierten en un auténtico problema para la agricultura, llegando a arrasar campos de viñas, almendros, olivos y, sobre todo, siembras en crecimiento.

Hace un tiempo era un tema tabú el hablar de darles caza en espera o a rececho, sobre todo en cotos de caza menor que no contasen con su aprovechamiento en el plan técnico. Pero hoy en día, si los daños son visibles y reales, es posible solicitarlo a la Administración.

Esto lleva un proceso lento, pero no imposible: después de haber solicitado su caza por daños, una vez aprobada su gestión, el forestal de la zona revisará los daños in situ y nos rellenará el impreso de la Consejería con las fechas de inicio de su caza y terminación de la misma.

Una vez firmada la autorización por el forestal, podremos acudir a recoger nuestros precintos a la Consejería de Medio Ambiente.

La espera, una excelente opción

Yo solo cazo esta especie con arco, ya sea en espera o a rececho. La orografía del terreno en el que cazo convierte en una ardua tarea su aproximación. Los muflones  casi siempre se agrupan en rebaños de varios ejemplares y se les puede esperar en los mismos campos de siembras o almendros en los que provocan los daños, en el agua o en cebaderos exclusivos para ellos.

Los puestos para esperas deben estar lo más camuflados posibles… ¡y nosotros también! El muflón, aunque parezca lo contrario, posee un gran oído, muy buena vista y un olfato superior al de muchos otros carneros.

Las distancias de tiro en cebadero andan desde los 18 metros hasta los 30, y las mejores horas para esperarlo son al atardecer o al mediodía, aunque es un animal al que le encanta campear durante las horas de más calor. Incluso los he cazado las noches de verano con buena luna, ya muy entrada la noche.

Caza con arco reportajes caza del muflon con arco

El muflón es uno de los animales más duros y resistentes a los disparos, por lo que deberemos colocar muy bien la flecha.

Cuando los precintos se conceden por daños, no debe buscarse en el animal un gran trofeo, sino disminuir su población en determinadas zonas donde existe una superpoblación. Las muflonas paren todas las primaveras uno o dos carneros sobre marzo y principios de abril. Pero este año, a consecuencia de las inexistentes lluvias y la falta de pastos, la mayoría de las hembras solo lleva una cría y algunas ni siquiera han parido.

Las muflonas son de los animales más difíciles de cazar en espera. Su magnífica vista convierte en todo un reto el poder llegar a abrir el arco para tirarlas. Y su carne, sabiéndola cocinar y siempre que se trate de un animal no muy entrado en edad, está muy buena.

Dando por culminado satisfactoriamente nuestro lance, una vez precintado el animal “en verde” tal y como marca la legislación de la comunidad en la que nos encontremos (en la lengua, la oreja…), recortaremos la etiqueta del precinto en la que se refleja su sexo y la fecha de abate. Después rellenaremos la hoja de coordenadas y los datos del animal para su posterior entrega en la Consejería.

El trofeo de los machos es muy bonito. Su cuerna no es caduca y va creciendo desde que nace hasta que muere, generando unos anillos de crecimiento muy  característicos.

Es sencillo preparar nuestro trofeo, sobre todo si solo se trata del cráneo y si disponemos de las herramientas adecuadas.

PD: El equipo de Arcoyluna en Valencia me proporciona todo lo necesario para satisfacer todas mis “manías”. Aquí te asesorarán en todo lo necesario para la caza del muflón en espera o a rececho y de otras muchas especies y modalidades.  Página web: www.arcoyluna.com

Arco, flechas y equipo adecuados

Deberemos tirar lo mejor posible, pues es un animal durísimo. Incluso muchos cazadores “de rifle” piensan que es de las especies que mejor “acoplan” las balas. Y casi ocurre lo mismo con la flechas: el disparo tendrá que ser lo más preciso posible para que nuestra flecha cumpla su cometido. El entrenamiento con dianas 3D es más que aconsejable.

El equipo que yo utilizo para su caza es el siguiente: arco Mathwes Chill de 65 libras y un segundo arco, un Elite Energy de 32 a 60 libras. En cuanto a las flechas, utilizo las Axis de 400 con punta de 100 grains. Y las puntas son unas Killzone Maxx con un diámetro de corte exagerado para las mecánicas. En el caso de las fijas, unas Dirt Nap y Slicktrik. Todas en 100 grains.

Las fijas que uso para el jabalí, también suelo utilizarlas para cazar esta especie. Al tratarse el muflón de un animal muy duro al tiro, intentaremos que nuestra flecha penetre todo lo posible. Y si realizamos un tiro desde el treestand (puesto en altura), nuestro objetivo debe ser que la flecha perfore toda la caja torácica. Es decir, si el tiro entra por la parte superior de los lomos, nuestra punta debe ser capaz de perforar la zona del esternón. Así conseguiremos que el animal se desangre antes y no ocurra como sucede con muchas mecánicas, que solo entran desde arriba y no salen, provocando que la sangre perdure en el interior del animal. Una punta que cumple al 100% este cometido es la que estoy utilizando en mi equipo, la Dirt Nap, una punta de dos hojas con dos pequeños sangradores recubierta de teflón y dos versiones de filos, único y doble, con casquillo de peso para poder hacerla de 100 ó 125 grains. Su vuelo y penetración son inigualables (más información en www.dirtnapgear.com). No ocurre lo mismo cuando el disparo se realiza desde un blind o en el mismo suelo. Para estos tiros las mecánicas son muy buenas.

Es muy recomendable un visor de un pin basculante y un buen telémetro. Ropa confortable y camuflada y llevar la cara y manos bien tapadas nos ayudarán a pasar una espera más placentera y también a que no nos descubran.

Unos buenos prismáticos o un telescopio terrestre nos permitirán saber si dentro de ese rebaño existe ese macho que tanto deseamos.

Manuel Gracia Martínez

Fotos: Luís Miguel Casas y autor

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*