Reportajes de caza mayor nacional


Reportajes caza mayor nacional

Rececho nocturno de jabalí. 3 factores para tener éxito

El tipo de terreno, el estado de la luna, la √≥ptica a emplear… son algunos de los factores que deberemos tener en cuenta si queremos tener √©xito en la pr√°ctica de esta emocionante modalidad. A trav√©s de an√©cdotas y vivencias propias, Pablo Capote nos desvela, acompa√Īado por los mayores expertos aguardistas de nuestro pa√≠s, todos los secretos sobre esta caza.

Destripar un corzo paso a paso

Uno de esos episodios con los que más disfruto es cocinar y comer con familiares y amigos la pieza cobrada, para lo que es fundamental un procesado de la carne al que muchas veces no se le presta la atención adecuada. Este debe empezar por un eviscerado correcto.

¬ŅQu√© necesito para recechar corzos de monta√Īa?

En monta√Īa, cada gramo innecesario que portemos en la mochila puede ser el responsable de que tengamos que abandonar la cacer√≠a o por lo menos de que cacemos inc√≥modos. Despu√©s de a√Īos tras los corzos de monta√Īa, cargando corzos, el autor nos muestra qu√© accesorios considera necesarios.

¬ŅC√≥mo rastrear y cobrar Corzos heridos?

Cuando no logramos abatir limpiamente el corzo y será necesario pistearlo para poder cobrarlo, lo que no resulta nada fácil. Seguro que le habrá pasado alguna vez como también le aseguramos que si lee atentamente este artículo de Pablo Capote le será más fácil encontrar su trofeo la próxima vez que tenga que rastrearlo.

Corzos en la alta monta√Īa leonesa

¬°Espectacular!. Es el calificativo que mejor define la aventura corcera que el autor de esta cr√≥nica vivi√≥ en tierras leonesas. Pese a las inclemencias meteorol√≥gicas, y tras unas primeras salidas infructuosas y un par de corzos fallados, logr√≥ abatir el primero en la ma√Īana del mi√©rcoles. El segundo se hizo esperar‚Ķ ¬°hasta el viernes!

Bramidos en el monte

Desde mediados de septiembre, en las serran√≠as espa√Īolas comienzan a sentirse los ecos de los bramidos de los ciervos al entrar, como todos los a√Īos, en el periodo de celo. Un espect√°culo que ya no solo atrae a los cazadores, sino tambi√©n, y cada vez m√°s, a curiosos y amantes de la naturaleza en general.

Problemas del jabal√≠ en Espa√Īa II

Con esta segunda y √ļltima entrega ponemos fin a este interesante trabajo sobre la situaci√≥n actual de esta especie en nuestro pa√≠s y la problem√°tica que supone el aumento imparable de su poblaci√≥n ante la desidia y pasividad de nuestros poderes p√ļblicos. As√≠ las cosas, los ganaderos abandonan desesperados y los agricultores venden antes de que les embarguen.

En el nombre del lobo

En opini√≥n del autor, lejos de solucionarse, el problema del lobo contin√ļa agrav√°ndose ante la pasividad de la Administraci√≥n, que prefiere gastarse el dinero en crear centros de interpretaci√≥n con el c√°nido como protagonista a resarcir los da√Īos que los ganaderos sufren a diario por los constantes ataques a sus caba√Īas.

De Asturias a C√°diz tras el corzo

No podemos negar que la caza del corzo est√° de moda. Y es que el peque√Īo c√©rvido cada vez cuenta con m√°s adeptos, entre los que se encuentra el autor de este art√≠culo, que lo ha cazado en diversos puntos geogr√°ficos de Espa√Īa y en diferentes modalidades. Quiz√°s, si contin√ļa leyendo, entienda por qu√© el duende del bosque levanta tantas pasiones.

Corzos moriscos. Batida en Los Alcornocales

Si su caza a rececho es complicad√≠sima, imag√≠nense la dificultad que entra√Īa abatirlo en movimiento, corriendo a toda velocidad perseguido por los perros. El autor de esta cr√≥nica puede dar fe de ello, pues fue testigo de excepci√≥n de una interesant√≠sima batida de corzos moriscos en un paraje incomparable como es el Parque Natural de Los Alcornocales, en C√°diz.

Rececho de macho montés en Ronda y Sierra Nevada

Abatir una macho mont√©s, una de las especies aut√≥ctonas m√°s emblem√°ticas de nuestro territorio nacional, es una experiencia √ļnica. Incluso muchos experimentados recechistas afirman que es de los retos cineg√©ticos m√°s exigentes si tenemos en cuenta el gran esfuerzo f√≠sico que requiere seguir sus pasos entre riscos y barrancos.

Corzos en los altos de los montes de León

Hace no muchos a√Īos se habr√≠a tomado por loco al cazador que intentase cazar corzos a 2.000 metros de altura. Su espectacular expansi√≥n ha llevado a este peque√Īo ungulado, como si de un rebeco se tratase, a colonizar tambi√©n estos h√°bitats de alta monta√Īa. Este reportaje, b√°sicamente fotogr√°fico, trata sobre la influencia del cambio del entorno a distintas altitudes de la media y alta monta√Īa leonesa en la vida del corzo y de c√≥mo afecta a la forma de cazarlo.