Reportajes de caza menor nacional


Reportajes caza menor nacional

Perdiz roja, tres terrenos, tres formas distintas de cazarla

De una forma esquem√°tica, el autor expone las diferencias existentes entre el comportamiento de las perdices rojas y la forma de cazarlas en llanura, media y alta monta√Īa, porque no todas las perdices son iguales.

Claves para disfrutar de la Media Veda

La espera ha merecido la pena. La fecha marcada en rojo en nuestro calendario cineg√©tico ya ha llegado y vuelve a inundarnos la ilusi√≥n por disfrutar de una nueva campa√Īa estival. Sin embargo, tambi√©n nos surgen los grandes interrogantes de cada a√Īo: ¬Ņcu√°l ser√° el estado real de las migratorias en nuestro coto? ¬ŅDaremos con las africanas o, como viene siendo habitual en las √ļltimas temporadas, no habr√° ni rastro de ellas?

¬ŅPor qu√© tenemos menos t√≥rtolas europeas?

Creemos que las t√≥rtolas se quedan en √Āfrica, pero nadie ha demostrado esta hip√≥tesis por el momento. ¬ŅSer√° cierto que han perdido el h√°bitat, que habr√° factores invernales que desconocemos o queda mucho por saber que no llegamos a comprender? Un viaje en el tiempo y un recorrido por los paisajes de las t√≥rtolas nos llevan hasta los trabajos de investigaci√≥n que est√°n arrojando luz sobre algunas de las muchas inc√≥gnitas.

Codornices ¬ŅEs su aprovechamiento cineg√©tico sostenible?

Durante diez a√Īos, desde 2002 hasta 2011, se recogieron 3.000 encuestas sobre la caza de la codorniz en todo el pa√≠s con el objeto de conocer d√≥nde, c√≥mo y qu√© n√ļmero aproximado de ejemplares se caza en nuestro territorio nacional. Los datos hablan por s√≠ mismos: su aprovechamiento cineg√©tico es m√°s que sostenible, aunque los grupos anticaza se dediquen a negarlo sin justificaci√≥n alguna el √ļnico objetivo de lograr su prohibici√≥n.

4 pilares fundamentales para cazar la liebre

Su rapidez y capacidad de mimetismo la convierten en una de las piezas de menor más difíciles de abatir. Por ello, saber dónde y con qué perro buscarla, qué munición utilizar o cómo y dónde dispararla para que nuestro tiro sea efectivo son algunas de los interrogantes a los que intentaremos dar respuesta en las siguientes líneas, Ah, y recuerde, cuando menos se lo espera, salta la…

Entrevista a Ana Belén Marmolejo y Rocío de Andrés cazadoras y blogueras

Son Ana y Rocío, cazadoras que han hecho de la caza y la naturaleza una forma de vida. Salpican el océano inmenso de internet con aromas que delatan la frescura de sus maneras de ser y, a la vez, la templanza de unos valores adquiridos.

Palomas torcaces con Cimbel, una modalidad cada día más popular

Quiz√°s la gran densidad poblacional de esta especie, que incluso ha llegado a variar sus h√°bitos migratorios para ‚Äúconvertirse‚ÄĚ en sedentaria, tenga mucho que ver con el aumento de adeptos a su caza. En este art√≠culo conocemos de cerca c√≥mo se abaten con cimbel, tanto desde ‚Äútxabola‚ÄĚ como desde puesto m√≥vil, aprovechando su pasa y contrapasa por nuestro territorio nacional.

El descaste de conejos ¬ŅEs una modalidad siempre adecuada?

Una especie con grandes cambios poblacionales y grandes amenazas, que igual puede ser plaga que desaparecer de nuestro coto. A lo largo de este artículo veremos si el descaste de conejos es una modalidad siempre oportuna.

Torcaces con un maestro del cimbel

Viajamos hasta la provincia de C√°ceres para acompa√Īar a Juan Manuel A. Rabazo, uno de los mayores expertos de nuestro pa√≠s en la pr√°ctica de esta modalidad cineg√©tica, durante una divertida jornada en la que nos desvelar√° todos los secretos que se esconden tras este tradicional arte.

Avutardas: ¬ŅSe deber√≠a autorizar su caza?

Han pasado casi 37 a√Īos desde que se public√≥ el bolet√≠n oficial del Estado, la orden que prohib√≠a la caza de la avutarda, veda que se han mantenido en el tiempo sin que lo justifiquen estudios fiables. Este art√≠culo proporciona datos sobre el estado de las poblaciones.

No todos los conejos de monte son iguales

Un trabajo fruto de la colaboraci√≥n entre diversas instituciones, como la Universidad de Trent (Canad√°), el IREC (Ciudad Real), el CIBIO (Portugal) y el IESA (C√≥rdoba) ha comprobado que las dos subespecies de este lagomorfo son diferentes morfol√≥gicamente: la algirus, t√≠pica de la mitad suroeste de la Pen√≠nsula Ib√©rica, es m√°s peque√Īa, con orejas y patas m√°s cortas, y tiene un menor peso corporal.

3 Claves para la recuperación del conejo de monte

El peque√Īo lagomorfo se encuentra en un estado muy delicado, habiendo llegado a desaparecer en algunas de las zonas tradicionalmente m√°s conejeras de Espa√Īa. ¬ŅPero est√° en nuestras manos revertir esta p√©sima situaci√≥n? Por supuesto, todav√≠a estamos a tiempo. De nosotros depende