Claves para disfrutar de la Media Veda
21 agosto, 2017 Trofeocaza . 701 Visualizaciones

Caza menor nacional

Claves para disfrutar de la Media Veda

La espera ha merecido la pena. La fecha marcada en rojo en nuestro calendario¬† cineg√©tico ya ha llegado y vuelve a inundarnos la ilusi√≥n por disfrutar de una nueva¬† campa√Īa estival.¬†Sin embargo, tambi√©n nos surgen los grandes interrogantes de cada¬† a√Īo: ¬Ņcu√°l ser√° el estado real de las migratorias en nuestro coto? ¬ŅDaremos con las¬† africanas o, como viene siendo habitual en las √ļltimas temporadas, no habr√° ni rastro¬† de ellas? ¬ŅQu√© medidas podemos tomar los cazadores para combatir a las grandes¬† amenazas de estas especies?¬†Las respuestas, en las siguientes l√≠neas.

La media veda ya¬† est√° a la vuelta de¬† la esquina y son muchos los aficionados¬† que desempolvar√°n las¬† escopetas para salir de¬† nuevo al campo.¬†No est√°¬† de m√°s quitarnos el¬† √≥xido tirando un d√≠a al¬† plato para ‚Äúdesempolvarnos‚Ä̬† tambi√©n nosotros,¬† a no ser que hayamos¬† disfrutado del descaste.¬†Poner a punto al¬† perro y al cazador es algo¬† necesario para obtener¬† buenos resultados,¬† pero, por desgracia, no¬† siempre depende s√≥lo¬† de nosotros y de nuestro¬† fiel compa√Īero‚Ķ. ¬†Son muchos los aficionados¬† que ya apenas salen en la media veda o,¬† si acaso, el primer d√≠a por si suena la flauta, porque¬† la t√≥nica de los √ļltimos a√Īos en muchos cotos¬† es volverse con una paloma despistada y poco¬† m√°s.¬†Y no digamos ya las t√≥rtolas‚Ķ Las codornices¬† pueden llegar a salvar el tema en algunos lugares,¬† pero en otros muchos, donde los rastrojos carecen¬† de protecci√≥n alguna, siguen la misma tendencia¬† que las otras dos especies.Claro est√°, esto¬† no pasa en todos los cotos, ni mucho menos, pero¬† s√≠ en muchos.

Varios factores son los que pueden influir en¬† que nuestro coto presente poblaciones aprovechables¬† de estas migratorias, o bien que apenas tiremos¬† alg√ļn ejemplar despistado o bien ‚Äúsedentarizado‚ÄĚ. ¬†Es dif√≠cil competir con los grandes cotos¬† comerciales, que pueden permitirse gastar un dineral¬† en cebar o en siembras exclusivas para estas¬† especies. S√≠, podremos aprovecharnos si estamos¬† pr√≥ximos, pero poco m√°s‚Ķ

COBIJO, ALIMENTO Y AGUA

delicias-de-verano_page10_image8

Las torcaces, y sobre todo las t√≥rtolas, son impredecibles. ¬ŅVolver√°n este a√Īo a depararnos entretenidas jornadas?

Las tres especies, como todas en general, requieren  de cierta tranquilidad y de disponibilidad de cobijo,  alimento y agua. En caso de carecer de estos elementos,  o tenemos la suerte de estar en el paso de  alguna o poco podremos aprovecharlas.

Actualmente hay en marcha una campa√Īa en¬† contra de la media veda por parte de organizaciones¬† ecologistas que persiguen su prohibici√≥n,¬† aparentemente excusadas en que las especies est√°n¬† a√ļn en √©poca de cr√≠a o en sus descensos poblacionales.¬† Realmente creo que muchos cazadores¬† estar√≠an de acuerdo en adelantar la codorniz,¬† pues cuando empieza la temporada, en muchos¬† lugares ya se han ido‚Ķ y, en cambio, retrasar el¬† comienzo de la campa√Īa de la t√≥rtola y la torcaz,¬† pues en muchas zonas es cierto que abatimos pollos¬† volantones.

Generalmente, la caza no es inconveniente para¬† estas especies, si bien hay que decir que aquellos¬† cebaderos en los que no se respeta el cupo¬† no me parecen la mejor forma de cazar estas especies.¬† ¬ŅEl verdadero problema? La suma de estos¬† tres factores: p√©rdida de h√°bitats propicios, aumento¬† de los predadores y cambios en las tendencias¬† migratorias.

Son especies tendentes a soportar una gran presión  de caza, sin que ello merme las poblaciones,  pero el verdadero problema no es la caza, si bien  es cierto que si por una causa ajena descienden las  poblaciones, los cazadores, como auténticos conservacionistas,  siempre ajustamos nuestros cupos,  o así debiera ser.

Pero, como siempre, lo m√°s f√°cil es arremeter¬† contra la caza y no solucionar los verdaderos problemas¬† de la especie. Ya se demostr√≥ con el bucardo¬† o con el urogallo cant√°brico. Es m√°s, en¬† muchas ocasiones los cazadores son los √ļnicos¬† que controlan y velan d√≠a a d√≠a por estas especies.¬†Por ello es importante dar un repaso por cada¬† una de las especies para ver cu√°les son las principales¬† amenazas a las que se enfrentan y c√≥mo podemos¬† combatirlas para mejorar nuestro coto.

¬ŅQU√Č ENTENDEMOS POR “POBLACI√ďN”?

delicias-de-verano_page10_image10Antes de nada deber√≠amos definir un concepto¬† muy importante a la hora de analizar una especie‚Ķ¬† y m√°s si es una migratoria: la poblaci√≥n.¬†Estos¬† √ļltimos a√Īos escuchamos informaciones de¬† que la t√≥rtola va a peor, de que sus poblaciones¬† se reducen, pero‚Ķ ¬Ņqu√© poblaciones?¬†Se trata de¬† los conteos habituales en pasos migratorios tradicionales,¬† de seguimientos de capturas, de censos‚Ķ¬† pero ¬Ņa qu√© nivel? ¬ŅAuton√≥mico, local, provincial,¬† nacional o quiz√°s europeo? Y, por supuesto,¬† ¬Ņqui√©n firma estos estudios o seguimientos de¬† poblaciones? ¬ŅOrganizaciones sin √°nimo de lucro¬† con la colaboraci√≥n de voluntarios (sin formaci√≥n ¬†alguna en muchos casos), administraciones,¬† universidades‚Ķ?

Es necesario que los estudios reflejen estos aspectos  y darles la veracidad que merecen desde  un punto de vista técnico y profesional y no como  aficionados. La propia RAE define población  en su acepción relacionada con la ecología como:  Conjunto de individuos de la misma especie que  ocupan una misma área geográfica. En primer lugar,  deberían relacionarlo más

delicias-de-verano_page10_image12

No olvide recoger las vainas. Ensucian y contaminan el medio natural. Cazando con escopetas semiautomáticas, lo más cómodo es utilizar un cazavainas.

propiamente con la¬† Zoolog√≠a, pero dejan una parte imprescindible por¬† detallar.¬†Poblaci√≥n es el conjunto de individuos de¬† una misma especie que ocupan un √°rea geogr√°fica de manera fija o temporal y que interact√ļan entre¬† s√≠. Adem√°s, deber√° contar con un m√≠nimo de individuos¬† para considerarla como tal.

Partiendo de esta base, podr√≠amos profundizar¬† hasta escribir varios libros, pero lo que est√° claro es¬† que los censos sobre la misma especie deben arrojar¬† datos por lo menos l√≥gicos. Ya no entramos en¬† determinados censos en los que resulta que los¬† animales cr√≠an m√°s o tienen picos de migraci√≥n en¬† d√≠as festivos‚Ķ¬†¬°Qu√© casualidad! ¬ŅNo ser√° que en¬† los d√≠as festivos lo que hay son picos de voluntariado¬† para salir al campo con prism√°ticos?¬† Un buen reflejo de las poblaciones, en las zonas¬† en las que no ha variado la presi√≥n cineg√©tica¬† ni el terreno (cultivos, agua‚Ķ) son las cifras de¬† capturas.¬†Pero las estad√≠sticas hay que saber estudiarlas¬† y tener como punto de referencia c√≥mo¬† se han realizado y qui√©n facilita los datos para su¬† confecci√≥n.¬† En global, s√≠ es cierto que parece que se observa¬† un cierto descenso en las poblaciones de t√≥rtola,¬† pero ni mucho menos como dicen algunos.

Las codornices fluct√ļan mucho seg√ļn el a√Īo,¬† aunque las poblaciones parecen estables. La torcaz,¬† en cambio, experimenta un proceso de crecimiento¬† en Europa, de aumento de la ‚Äúsedentarizaci√≥n‚Ä̬† en la Pen√≠nsula y de cierto cambio en las¬† rutas migratorias.

LA IMPORTANCIA DE SI GESTI√ďN

delicias-de-verano_page10_image16Para la tórtola y la torcaz, en las fincas de monte  en las que también anidan, aprovechando pastos y  siembras cercanas, el mantenimiento de la cobertura  vegetal correcta será imprescindible.

En este  sentido, el pastoreo o, en su defecto, la caza mayor  en densidades óptimas se ocuparán de mantenerlo  en condiciones.  Recalcar de nuevo que resulta imprescindible  planificar bien las cosas: si cebamos, en primer  lugar, que esté permitido en nuestra comunidad  autónoma y, en segundo, hacerlo en base  a lo que tenemos, de la manera más natural posible  y siempre pensando en cómo vamos a colocar  los puestos.

La ubicaci√≥n y el acondicionamiento¬† de los puestos para palomas y t√≥rtolas es¬† mucho m√°s importante de lo que creemos, pues¬† si nos ven de lejos, que nos suelen ver, no pasar√°n¬† a tiro. El puesto debe ser alto, debemos estar bien¬† tapados y, si podemos, evitar que el sol refleje en¬† los ca√Īones.¬†No dejar el coche a pocos metros del¬† cebadero y no entrar ni salir cuando ya est√©n comiendo¬† son factores tambi√©n muy importantes.¬† En los cotos con muchos socios resulta a veces¬† imposible realizar algunas de las labores comentadas¬† y organizar a la gente, pero en esos detalles¬† puede estar la diferencia entre pegar tiros o volvernos¬† ‚Äúbolos‚ÄĚ.

En este tipo de cotos siempre es tentador¬† el aprovechar los primeros d√≠as para tirar en¬† las proximidades de los dormideros que est√©n tomados.¬† Efectivamente, podemos lograr una tirada¬† buena o quiz√°s dos, pero a medio y largo plazo,¬† estamos sentenciando el dormidero a su abandono.¬†Esa frase de ‚Äúsi no las tiro yo hoy, las van a tirar¬† otros ma√Īana‚ÄĚ hace mucho da√Īo a la gesti√≥n¬† responsable de los cotos.

Otra conducta caracter√≠stica del ‚Äúego√≠smo‚ÄĚ de¬† algunos ‚Äúcazadores‚ÄĚ es tirar las palomas y las t√≥rtolas¬† muy altas o largas por aquel ‚ÄúSi cae… ¬°Vaya¬† tiro!‚ÄĚ, pero realmente no suele caer. En todo caso,¬† se ir√° plomeada y morir√° al enfriarse. No lo¬† hagamos, pues podemos cargarnos el paso si nos¬† dedicamos a pegar tiros a diestro y siniestro sin¬† medir distancias. Hay que dejarlas cumplir‚Ķ y si¬† se van, ya volver√°n.¬†Una moratoria sobre la t√≥rtola como la que propone¬† la SEO no va a salvar ni mucho menos a la¬† especie. Seguramente, la sentencie a muerte. Pero¬† nosotros debemos cumplir con nuestra parte y¬† cazar de manera responsable y respetando los cupos,¬† pues lo que defendemos en el fondo es nuestra¬† imagen y nuestros propios intereses.

Espero que con el tiempo la Administraci√≥n¬† vea en los cazadores a los m√°s importantes aliados¬† para la conservaci√≥n y a la hora de tomar el pulso¬† al campo y a las especies (anillando, por ejemplo,¬† o realizando censos); mientras tanto, que, por lo¬† menos, act√ļen contra los verdaderos problemas¬† para estas especies, como la p√©rdida de h√°bitats¬† y las actuales pr√°cticas agr√≠colas.¬†Quiz√°s la nueva¬† PAC incluso ayude.¬† Ah, y por √ļltimo, no olvidemos la importancia¬† del control de predadores. Los gatos asilvestrados,¬† las urracas y dem√°s c√≥rvidos pueden hacer estragos¬† en los nidos. Debemos controlarlos todo el¬† a√Īo‚Ķ y si entra al puesto una urraca, tirarla. En¬† mi caso particular, el a√Īo pasado cac√© en un puesto¬† m√°s urracas que palomas.¬† Les deseo unas buenas jornadas de media veda¬† y que disfruten del campo.

TRES ESPECIES, UN PROBLEMA COM√öN

En general, las tres especies tienen un problema clave en  la transformación de su hábitat, lo que implica un cambio  en sus hábitos y comportamientos migratorios. Esta primavera  ha sido escasa de lluvias… y las que han llegado  al final de la misma han sido más perjudiciales que otra  cosa.

Esto puede llegar a crear un conflicto entre los intereses  de los agricultores por cosechar pronto y los de  los cazadores por aguantar a que llegue la media veda. Lo que está claro es que si cuando las especies llegan a  nuestro coto lo encuentran como un solar, volveremos a  salir simplemente el primer día a ver si suena la flauta… y  poco más.

¬ŅC√ďMO PODEMOS TENER M√ĀS EN NUESTRO COTO?

Analizamos, especie por especie, qué podemos hacer para incrementar su presencia en nuestro acotado.

Codorniz com√ļn (Coturnix coturnix)

La reina de la media veda para los amantes de¬† los perros de muestra, ha visto cambiar mucho los¬† campos de Espa√Īa. Los pasos tradicionales, sobre¬† todo en el Levante, se vieron afectados por el boom¬† inmobiliario.¬†Y el tiempo de dar el salto a la Pen√≠nsula¬† tambi√©n cambiaron, pues con los regad√≠os que¬† encuentran antes de salir del continente africano, la¬† necesidad de la migraci√≥n es menor, pero acaban¬† pasando.¬†Lo que s√≠ que no las puede retener es un¬† coto con rastrojos ‚Äúpelaos‚ÄĚ o incluso ya sin ellos.¬† La codorniz busca tranquilidad, refugio, comida¬† y agua para la cr√≠a. Si no lo tiene, directamente se¬† va.

Podemos poner puntos de agua, cebar incluso¬† aprovechando la ceba para palomas y t√≥rtolas,¬† plantar especies de alta palatabilidad para ellas,¬† como los cereales (trigo, centeno, cebada), las¬† gram√≠neas silvestres y leguminosas…¬†Tambi√©n influye,¬† y mucho, la disponibilidad de insectos, por lo que¬† deberemos mantener los linderos anchos y poblados,¬† y si se cosecha, dejar los rastrojos con al menos¬† 15-20 cent√≠metros de altura.¬†No es tan dif√≠cil de conseguir¬† si lo hablamos antes con los agricultores y¬† les compensamos incluso los dos duros que van a¬† dejar de ganar .

T√≥rtola com√ļn (Streptopelia turtur)

La t√≥rtola com√ļn, porque as√≠ se llama, y no europea (como parece que est√° de¬† moda llamarla), necesita en las proximidades del nido, adem√°s de tranquilidad,¬† comida y agua.¬†Si una de las dos falta, no anida. Todo ello, adem√°s, sum√°ndole¬† la disponibilidad de arbolado para la nidificaci√≥n.¬† Para tirarla no hay nada como el girasol, pero para poder tener la siembra a¬† punto hay que sembrarla m√°s bien tarde y protegerla del jabal√≠, que tambi√©n¬† tiene mucha afici√≥n a la pipa.¬†Hay grandes parcelas de varias hect√°reas de¬† girasol donde el √©xito puede estar casi asegurado, pero hay que prepararlo,¬† pues si escoges una esquina al azar, lo mismo te sorprenden entrando en la otra¬† punta y fuera de tiro, claro.

Si cebamos podemos utilizar mezclas ya hechas de manera industrial que¬† llevan pipas, trigo, ma√≠z, guisante y veza. Pero si es una finca con presencia de¬† caza mayor, mejor cebar al alba. Es obvio que la elecci√≥n del punto donde cebemos¬† ser√° decisiva.¬†Debe ser un lugar tranquilo, donde ya hayamos visto paso¬† o donde tengan querencia natural de otros a√Īos. Es ideal un rastrojo con algo¬† de protecci√≥n. Y si cebamos con un solo producto, que sea algo que haya en la¬† zona, a ser posible, lo que hubiera sembrado en el rastrojo en cuesti√≥n. ¬†En relaci√≥n a los puntos de agua, algo imprescindible en las proximidades del¬† nido para la t√≥rtola, es recomendable que sean puntos de agua naturales. Aunque¬† sean balsas o ‚Äúcharcos‚ÄĚ, por peque√Īos que sean, son mucho m√°s tomados¬† que los bebederos utilizados para especies de caza menor.

Por √ļltimo, cabe destacar la marcada filopatr√≠a de la especie, a ra√≠z de la cual¬† cobra especial importancia el mantenimiento de un h√°bitat correcto para la¬† cr√≠a si queremos mantener las poblaciones.

Paloma torcaz (Columba palombus)

√öltimamente, la tendencia de esta especie a¬† las proximidades de las grandes ciudades se¬† acent√ļa. All√≠ encuentran arboledas tranquilas¬† para dormir, donde nadie las molesta, y¬† comida.¬†Es una especie que recorre mayores¬† distancias para ir desde el nido a por agua y¬† comida que la t√≥rtola, por lo que tiene mayor¬† tolerancia a habitar zonas con menos disponibilidad¬† de agua o, al menos, no tan cercana¬† al nido.

En su paso oto√Īal, la bellota es una de¬† sus perdiciones, siendo muy com√ļn el poder¬† tirarla en montes y dehesas de alcornoques¬† y encinas. Pero ahora, en su paso estival, las¬† mismas siembras que para la t√≥rtola le son de¬† gran apetencia. ¬†En muchos lugares de Europa est√° considerada¬† como plaga, debido al aumento de sus¬† poblaciones.¬†En Espa√Īa no es que haya menos¬† (que en muchos cotos pasa), sino que han¬† variado sus pasos tradicionales y se producen¬† grandes concentraciones en zonas perif√©ricas¬† de grandes urbes y en fincas con grandes cebaderos¬† que celebran tiradas m√°s propias de¬† Argentina que de la Espa√Īa actual.

 

Juan Pascual Herrera Coronado

(Ingeniero Técnico Forestal. Experto en Caza y Pesca)

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*