Reportajes de cotos de caza


Reportajes cotos de caza

Cercados cineg√©ticos ¬ŅHerramienta de gesti√≥n o exceso?

En nuestro pa√≠s encontramos varias comunidades aut√≥nomas en las que es com√ļn la existencia de cercados cineg√©ticos. Sin embargo, existen pros y contras que deben ser considerados. Los analizamos en las siguientes l√≠neas.

La Albufera Valenciana, un espacio cinegético sin igual

Anta√Īo cazadero real, la Albufera de Valencia sigue siendo hoy un espacio de gran inter√©s ecol√≥gico en el que la caza est√° presente, aunque muy regulada. El autor escribe sobre su historia y explica c√≥mo se organiza la caza en ‚Äúvedats i cabiles‚ÄĚ

EL Conejo ¬ŅC√≥mo recuperarlo?

A continuación proporcionamos las medidas y actuaciones más eficaces para conseguir recuperar el conejo en aquellos cotos donde antes abundaba y hoy, por diversas razones que han roto sus poblaciones, escasea.

Coto de caza intensiva Serracanya

Este coto de caza intensiva situado en la provincia de Barcelona y fundado en 1989, pone a disposición del cazador casi 1.500 hectáreas, en las que también podrá practicar, además de la cinegética, otras divertidas actividades de ocio.

Reserva de Caza del Alt Pallars

La Reserva de Caza del Alt Pallars es una de las m√°s grandes de Espa√Īa y, sin duda, una de las m√°s impresionantes. Su gran diversidad de h√°bitats ha propiciado que numerosas especies pueblen las escarpadas laderas de su geograf√≠a

Dehesa de Solana Una excelente finca de caza y mucho m√°s

Las fincas Solana y Cabeza Negros son dos de los cuatro cotos de caza de los que es propietaria y gestiora Dehesa de Solana Extreme√Īa, destacando ambas fincas en el √°mbito cineg√©tico por los resultados de sus monter√≠as, tanto por la abundancia de jabal√≠es como por la calidad de los trofeos de venado, propiciados sin duda por la calidad de la bellota y buenos pastos en sus dehesas.

Comedero y bebedero para caza menor. Feeder watering, el dos en uno

¬ŅSe imaginan un dispositivo que sea capaz de alimentar y calmar la sed de las perdices, conejos y liebres de nuestro coto? S√≠, de proporcionarles comida y agua al mismo tiempo. Pues esta revoluci√≥n en gesti√≥n cineg√©tica existe‚Ķ ¬°y la ha inventado un espa√Īol! Se lo contamos en las siguientes l√≠neas.

¬ŅCu√°nta caza menor tengo en mi coto?

Julio es un mes para observar, para analizar el campo y tomar el pulso a nuestras poblaciones, con la facilidad a√Īadida de poder comprobar c√≥mo ha ido la cr√≠a del a√Īo, adelanto inequ√≠voco de c√≥mo transcurrir√° la temporada. En este art√≠culo le mostramos algunas herramientas eficaces que le ser√°n de gran ayuda si desea conocer cu√°l es la densidad aproximada de las especies de menor que tiene en su coto.

¬ŅC√≥mo repoblar liebres en tu coto?

Conoceremos la experiencia de la sociedad local San Humberto, de Fuente de Cantos (Badajoz), esta sociedad mantiene una densidad aceptable de liebres al actuar sobre tres frentes: el control de depredadores , la limitaci√≥n del n√ļmero de capturas de liebres por cazador y la repoblaci√≥n de liebres.

Herramientas para la gestión de las poblaciones cérvidos

En el mes de junio es cuando podemos ver por las sierras algunas crías de cérvidos que comenzaron a nacer el mes anterior, pero para llegar a este punto existen diversos factores implicados, además, este proceso no es así en todas las especies. En este artículo haremos una revisión de los ciclos reproductivos de diferentes especies de cérvidos mencionando los aspectos más destacados.

Cómo hacer un bebedero natural en 5 pasos

Nos encontramos en uno de los meses m√°s secos y calurosos del a√Īo, en los que las especies de nuestros cotos necesitan agua en abundancia, un agua que, en muchos casos , no encuentran y que debemos proporcionarle nosotros. En este art√≠culo podr√°s seguir paso a paso un sencillo patr√≥n para fabricar un bebedero artesanal que se integre mejor en el entorno.

Acciones para el desarrollo de las crías de las especies de menor

En el mes de junio los gazapos y lebratos corretean ajenos a la amenaza de los oportunistas predadores y las primeras puestas de las patirrojas comienzan a eclosionar. Sin duda, nos encontramos ante un momento decisivo en el devenir de esta prole que requiere de unas medidas de gestión específicas para su conservación y desarrollo. Se las detallamos en las siguientes líneas.