¿Dónde y Cómo conseguir un buen cachorro?
14 Junio, 2016 Trofeocaza . 355 Visualizaciones

Reportajes perros de caza

¿Dónde y Cómo conseguir un buen cachorro?

Siempre digo que, la mejor época para adquirir un cachorro es precisamente ahora, a finales de la primavera y principios del verano. Coincide el mejor periodo del año en cuanto a climatología, días calurosos y con muchas horas de sol.

Además, es cuando solemos disponer de más tiempo libre, por las vacaciones, no es periodo de caza y es cuando, de manera natural, las perras están programadas para dar a luz.
Por todo ello, si estamos pensando en adquirir un nuevo asistente de caza, es un buen momento para hacerlo.

Pero conviene saber algunas cosas.

Hoy mismo me ha llamado una colega veterinaria, cuyo padre es cazador de mayor, y que estaba buscando un cachorro de sabueso. Ella ha hecho lo primero que hacemos todos cuando buscamos algo que nos interesa, ponernos en contacto con alguien que sabe del asunto. De hecho, es el sistema que se ha utilizado durante cientos y cientos de años a la hora de conseguir un buen cachorro, utilizar el boca a boca. Y yo he hecho lo mismo, he llamado a un par de amigos apasionados (más que apasionados “locos”) de los sabuesos y enseguida me han dado pistas de las buenas perras que están en gestación o que se pretenden cubrir este año, y los padres de cada cruce. Estos amigos conocen perfectamente las actitudes de cada reproductor, las líneas de donde proceden y las cualidades de los propietarios que las manejan. Sin lugar a dudas es una de las mejores opciones a la hora de conseguir un cachorrito con unas características determinadas.

El asunto se complica cuando no conoces a nadie entendido en esa raza, o buscamos una raza poco frecuente en nuestro entorno. Por desgracia, en nuestro país, la picaresca es algo común en la compraventa de animales (y otras actividades), y un numero importante de propietarios han tenido alguna mala experiencia al adquirir un nuevo animal. No quiero decir con ello que todos los criadores sean unos pícaros, en absoluto, pero que abundan más que en otros países que conozco, no tengan la menor duda. Además, este campo está abonado para ello ya con frecuencia compramos con el corazón y no con la cabeza, y no nos podemos resistir a las historias que nos cuentan algunos criadores sobre sus perros —por muy fantásticas que sean—, ni a un precioso cachorro de dos meses.

¿Cómo identificar un criador serio, del que no lo es?. Pues no tengo las claves, pero a lo largo del tiempo, me he dado cuenta de que determinados detalles descubren a un buen criador. Dejando al lado lo que nos cuenten de sus perro (todos, absolutamente todos dicen que tiene muy buenos perros), los buenos criadores suelen insistir mucho en que los nuevos propietarios vengan a ver los cachorros y los padres. Se sienten orgullosos de ellos, y los enseñan con verdadero placer. Las instalaciones que tienen, pueden ser mejores o peores, pero ves una clara empatía entre los perros y el criador, porque les dedica tiempo, cariño y entendimiento. Muchos de ellos se niegan a enviar un cachorro por mensajería, y exigen a los nuevos propietarios venir a por ellos, entre otras cosas para conocerlos personalmente, porque si intuyen que no se le va a tratar bien, el cachorro no sale de sus instalaciones. Conozco algún caso que, si el nuevo propietario viene con un remolque y pretende meter el cachorrillo en él, el criador se niega a vendérselo. La verdad es que tiene razón y si una persona no es suficientemente sensible para entender lo mal que lo puede pasar un cachorrillo la primera vez que se monta en un coche —¡mucho más en un remoque!—, y que le importe más que se manche el coche que otra cosa, la verdad es que no se merece tener un perro.

En resumen, cuanto más se preocupe por el bien estar del cachorro, más nos pregunte sobre cómo lo vamos a tener, y el manejo que le vamos a dar, manifiesta la preocupación de un buen criador. Lo que indiquen sus perro con su comportamiento, lo relajados que estén en su presencia, lo cariñosos y poco asustadizos que sean los cachorros, dirán el resto.

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*