Elefantes, rinocerontes y furtivos en √Āfrica
20 Junio, 2017 Trofeocaza . 84 Visualizaciones

José García Escorial Opinión

Elefantes, rinocerontes y furtivos en √Āfrica

A mediados de los ochenta del siglo XX, en mi primer viaje a Zimbabue, de modo ingenuo pregunté al operador local si había mucho furtivo, y me contestó que dos.

Me qued√© sorprendido, y mi siguiente pregunta inocente no la pude formular al aclararme que en ese a√Īo hab√≠an matado ya a dos furtivos, y tan solo est√°bamos en el mes de mayo.

En esa d√©cada los furtivos se llevaron por delante a dieciocho guardas, pero estos √ļltimos acabaron con unos novecientos furtivos, cincuenta malhechores por cada funcionario estatal; estaba claro qui√©n ganaba la batalla.

He considerado a Zimbabue como el pa√≠s m√°s organizado de √Āfrica en cuanto a gesti√≥n cineg√©tica; y, sin discusi√≥n, cuenta con los mejores gu√≠as profesionales de caza de todo el mundo.

Tener una licencia completa en Zimbabue supone haber completado una larga etapa de formaci√≥n, que supera los cuatro a√Īos, y haber finalizado con √©xito los ex√°menes; ninguna persona no residente en el pa√≠s ha sido capaz de ser cazador profesional en Zimbabue.

Somos muchos los acompa√Īantes ilustrados, as√≠ los llamo, que cazurreamos all√≠ pero con menos papeles que una liebre ib√©rica.

Pero bajo la actual gestión, excluidos los blancos, también este país empieza a tener problemas con sus poblaciones de rinos de los dos colores y con los elefantes.

En Sud√°frica se furtivean por las mafias unos 1400 rinocerontes al a√Īo, y en √Āfrica oriental (Tanzania, Mozambique…) las poblaciones de elefantes est√°n sufriendo una merma anual de 35.000 ejemplares. Y ya est√°n envenenando charcas en Zimbabue produciendo la muerte de centenares de elefantes. Si nadie lo remienda la codicia del marfil no tardar√° en llegar a Botsuana.

Cuando veo a mis pies un elefante ca√≠do tengo un doble sentimiento, uno de pena por haber puesto fin a un tan maravilloso animal, y otro de satisfacci√≥n porque, gracias al esfuerzo econ√≥mico del cazador al que acompa√Īo, estamos ayudando como nadie a conservar la especie.

La Policía del mundo occidental, nuestro Seprona por ejemplo, hace todo lo posible por controlar el tráfico de las especies amenazadas de extinción, pero poco pueden hacer contra la clase política y la Policía, ambas corruptas, de países del tercer mundo, que se seguirán lucrando hasta la extinción de la fauna africana, sobre todo del sufrido rinoceronte a corto plazo y a más largo término del elefante, si nadie lo remedia, y entre otros que lo debemos remediar estamos nosotros, los cazadores, haciendo lo que sabemos y debemos hacer, que es, lisa y llanamente, cazar.

José García Escorial 

garciaescorial@safariheadlands.com

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*