cabecera
Hemeroteca :: Edición del 01/11/2007 | Salir de la hemeroteca
29/31

Recechando ideas

Baja o alta pasión

Última actualización 01/11/2007@00:00:00 GMT+1
“Uno de los agentes que están contribuyendo hoy de manera decisiva a la conservación del buitre son los cazadores. Es clave considerar la caza una necesidad para el equilibrio y supervivencia de muchas especies amenazadas y no como una razón de su declive”
No se valora en nuestra sociedad ser un apasionado –salvo del fútbol–. Vivir una pasión comienza a verse socialmente como algo cercano a la patología. Se habla de gustos, preferencias, aficiones, elecciones, pero poco de pasión, salvo cuando es de forma retórica: se dice: “Me apasiona la música, me apasiona el arte, me apasiona el mar…” todo dentro de la retórica de lo políticamente correcto. Pasión es sinónimo de obsesión, deseo o gusto incontrolable y desordenado, vehemencia, cierta locura, extremismo. Se lleva más ser frío, objetivo, comedido, prudente, reflexivo, saber poner los límites, controlar, no dejarse llevar por los bajos o altos instintos, no caer en el exceso. No es politically correct ser un apasionado cazador. Sentir pasión, como amar con locura no está bien visto, solo es aceptable en el cine porque en la realidad su exhibición suele estar limitada a las páginas de sucesos. Ame usted –parecen decirnos– pero sin pasarse, ame mucho si quiere o si tiene esa debilidad, pero que no se note, que no moleste, no lo diga demasiado alto y si es así no se preocupe que han salido unas pastillas nuevas para no amar, para que la pasión que usted siente se atenúe y sea controlable. Igual la caza: sea cazador si quiere, ya que tiene esa desgracia, ese defecto, esa tara, pero disimule, no lo diga demasiado alto, no presuma, hágalo usted bien lejos y que no se note demasiado. Desde luego no lo digas en una entrevista de trabajo porque el de RRHH te eliminará del perfil por agresivo; no se lo cuentes a tu nueva novia porque te considerará un bruto, no lo difundas por la vecindad porque asumirán que eres un tipo armado hasta los dientes al que se le puede escapar un tiro por la ventana si se cabrea, no lo difundas en los medios de comunicación si eres persona notoria porque te considerarán un exterminador prepotente sin sensibilidad por la naturaleza. No se lo nombres al psicólogo o al psicoanalista porque pensará que tuviste algún trauma irresoluble en la infancia. En cambio la caza solo puede ser una pasión. Conozco pocos cazadores fríos, desapasionados, analíticos y en cambio a muchísimos apasionados que son capaces de muchas locuras, esfuerzos y sacrificios –los hacen– por cazar. Del Tratado de las pasiones de R. Descartes a la Biología de las pasiones de J.D Vincent muchos científicos y filósofos han tratado de desentrañar ese misterio. Podrá ser voluntad, deseo, instinto, cultura o química pero el cazador no puede sentir otra cosa que “pasión por la caza” –que a los propios cazadores nos suena redundante– y cuando se pierde la pasión se deja de ser cazador y de cazar. En un mundo en el que sin mucha pasión y de forma meticulosa y fría se destruye, extermina, guerrea, aniquila, explota, en el que sin mucha pasión se cumple con el trabajo, el tálamo, el ocio, en el que sólo se canaliza la pasión en el fútbol o en la carretera…yo reivindico l´amour fou igual que el ser un cazador apasionado que sueña con cazar, que no puede dormir la noche antes de salir de caza, que pierde el tiempo con la caza y con los cazadores, que es feliz con esta extraña, anormal, ridícula, desfasa, patológica, desviada actividad que es la caza. Y solo cazar es la terapia que aplaza un poco esa pasión, no sirven tranquilizantes ni ansiolíticos, no hay fármacos paliativos, ni grupos terapéuticos, sólo el campo con la escopeta al hombro y el horizonte lejos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
29/31

Noticias Relacionadas

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Trofeo Caza
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de cookies


Ediciones Trofeo, S.L. - © 2013 Todos los derechos reservados

Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.2.0.1