Probamos el Volvo XC90 D5 AWD
7 septiembre, 2017 Trofeocaza . 48 Visualizaciones

motor

Probamos el Volvo XC90 D5 AWD

Volvo fue en 2002 una de las primeras marcas en golpear con la moda de los SUV o todocamino de lujo. La primera generaci√≥n de XC90 vendi√≥ m√°s de 600.000 unidades por todo el mundo y se constituy√≥ como uno de los modelos de referencia en el segmento en sus 12 a√Īos de vida comercial. Pero tocaba renovaci√≥n, y, despu√©s de dos a√Īos en la cocina ‚Äďen 2014 se retir√≥ del portfolio‚Äď, llega una generaci√≥n que sabe continuar como referente de un segmento en el que la vida no es nada f√°cil debido a la gran competencia que existe.

De primeras, el XC90 no deja indiferente a nadie; pocos son los que dicen que no les gusta, pues su l√≠nea elegante y sobria destaca por un estilo muy limpio; y es n√≥rdico 100 por 100, a pesar de que el capital de Volvo pertenece al grupo chino Geely, quienes, inteligentemente, han sabido darle a Volvo su propio recorrido y contin√ļan la l√≠nea de √©xito que el fabricante sueco lleva describiendo en los √ļltimos a√Īos. Como no pod√≠a ser de otra manera, asociamos a Volvo la palabra seguridad, y el XC90 tiene a gala ser el modelo m√°s seguro de su segmento, tal y como lo certifica EuroNCAP, empresa encargada de evaluar las medidas de seguridad en Europa.

UN POCO DE AQU√ć Y OTRO POCO DE ALL√ć

El Volvo XC90 es cierto que impresiona por su tama√Īo, 4,95 metros de longitud, 2 de ancho y 1,77 de alto. Pero destacable son tambi√©n los 2,98 metros de distancia entre ejes, responsables de que en su interior nos encontremos con un habit√°culo amplio y confortable, am√©n de los beneficios en comportamiento que tiene poseer una batalla tan amplia. Con esas impresionantes dimensiones exteriores, no es de extra√Īar que nos encontremos con un interior desmesurado en espacio.

Los asientos delanteros llaman la atenci√≥n al estar muy separados entre s√≠ y separados por un apoyacodos de grandes dimensiones. El centro del salpicadero est√° presidido por una enorme pantalla central t√°ctil de 9 pulgadas (el tama√Īo de un iPad, para que nos hagamos una idea). En ella, y gracias a la tecnolog√≠a Sensus, se aglutinan todas las funciones de control del veh√≠culo, desde el climatizador a los dispositivos de entretenimiento, etc.

Volvo_XC90-cuadro

Novedoso cuadro de instrumentación.

 

Es intuitivo y de fácil manejo; en pocos minutos parece que sea nuestro de toda la vida, pero tiene tantas posibilidades que, en ocasiones, acapara más atención de la que debería.

Junto a la palanca de cambio, un autom√°tico Geartronic de 8 marchas, tenemos el Drive Mode (los modos de conducci√≥n a los que sacaremos partido en bastantes ocasiones), de los que m√°s adelante hablaremos. Como curiosidad, comentar que la instrumentaci√≥n carece de los cl√°sicos relojes; son una representaci√≥n en una pantalla led, que es completamente personalizable y tiene dise√Īos diferentes para cada tipo de modo de conducci√≥n.

Gracias a su enorme talla, dispone de tres filas de asientos, dispuestas en anfiteatro, es decir, la tercera fila algo sobreelevada frente a la central. Como en otros muchos, y a pesar de su amplitud, el pasajero de en medio no es perfectamente tratado pues este asiento es muy estrecho. Todas las plazas disponen de regulaci√≥n longitudinal. De la tercera fila solo se√Īalar que la banqueta es muy corta y que los m√°s peque√Īos de la casa son su mejor p√ļblico.

Por √ļltimo, comentar del maletero que es de los m√°s amplios de su segmento y que las operaciones de carga se solucionan f√°cilmente gracias a la apertura el√©ctrica del port√≥n. Ya puestos a pedir, faltar√≠a la apertura manos libres que, a buen seguro, no tardar√° en llegar.

COCHE DE LUJO Y TODOTERRENO

Ya hemos visto que el XC90 es un coche amplio que puede cumplir las tareas de un monovolumen de siete plazas. El perfil tecnológico lo descubrimos mediante el manejo de su pantalla y el sinfín de sistemas dedicados a la seguridad activa del vehículo. El de confort solo se puede comparar con las grandes berlinas de lujo del mercado.

Volvo_XC90-palanca

Palanca de cambios de 8 marchas

Sus dimensiones y peso le dan un aplomo y estabilidad en carretera difícil de encontrar en el mercado; es un coche que se disfruta por confort en los largos recorridos y que en el día a día nos puede llevar a vivir en una burbuja, ajenos a toda incomodidad. A pesar de sus dimensiones no es torpón en comportamiento, aunque se encuentra, desde el punto de vista del comportamiento, en el lado opuesto del Porsche Cayenne.

Transmite confianza en cualquier trazado y, a pesar de su tama√Īo y tonelaje, se permite ciertas licencias que nos pueden llevar a pensar que vamos en un veh√≠culo de menor tama√Īo.

Las buenas sensaciones en comportamiento se ven aumentadas por el buen hacer del motor. A priori podr√≠a sonar a escaso, un cuatro cilindros de dos litros y 225 caballos. No se trata de un motor muy refinado en cuanto a funcionamiento, pero es lo suficientemente solvente gracias a su buena respuesta a medios y bajos reg√≠menes, lo que hace que sea perfectamente √ļtil en todos los escenarios.

Si exploramos los regímenes más altos, el XC90 nos sorprende también, aunque los consumos en este caso se resienten y comienzan a dibujarse en el ordenador de a bordo cifras de dos dígitos, es decir, por encima de los 10 litros a los 100 km.

Gracias a la capacidad de su depósito, 71 litros, la autonomía del XC90 puede llegar a los 900 kilómetros, lo que nos permite afrontar un viaje sin necesidad de parar para repostar.

CAMPO, LO JUSTO PERO SUFICIENTE

Para el campo, la altura libre al suelo de 23,8 centímetros son un aval para saber que los bajos no quedarán tocados. Con la monta adecuada de neumáticos se puede ir más allá, pero con los asfálticos de serie las pistas sencillas o caminos rurales serán su escenario más adecuado.

Para la tracción total recurren a un sistema de tracción total conectable, que reparte el par entre ambos ejes mediante un embrague central Haldex, y que se complementa con las ayudas electrónicas del modo Off-Road, seleccionable en el Drive Mode.

En este programa se mejora la capacidad de tracción gracias a una gestión más permisiva del control de estabilidad, o el control de descenso de pendientes, sistemas indispensables para la mayoría de los usuarios y situaciones.

vista posterior del Volvo XC90 D5 AWD, un moderno dise√Īo para una l√≠nea ya cl√°sica.

 

FICHA T√ČCNICA DEL VOLVO XC90 D5 AWD

  • Motor: 4 cilindros en l√≠nea
  • Cilindrada: 1969cc
  • Combustible: Gas√≥leo
  • Potencia m√°x: 224 CV a 4250 rpm
  • Par m√°x: 470 Nm a 1750 rpm
  • Velocidad m√°x: 192 km/h
  • Tracci√≥n: Total
  • Consumos (ciudad/carretera/mixto): 6,2/5,4/5,7 litros
  • Capacidad maletero: 314 – 692 – 1868 litros
  • Dimensiones: 4950 x 1923 x 1776 mm.
  • Peso en vac√≠o: 2130 kg.
  • Precio unidad probada: 64.376 ‚ā¨
  • Precio gama: desde 53.900 a 83.459 ‚ā¨

Destacable

  • Dise√Īo.
  • Confort de marcha.
  • Tecnolog√≠a.

Mejorable

  • Tercera fila de asientos.
  • Refinamiento motor.
  • Consumos.

Tito Fern√°ndez

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*