Tramperos españoles en Hungría
6 Junio, 2016 Trofeocaza . 1513 Visualizaciones

Caza menor internacional

Tramperos españoles en Hungría

LA ATE DEMUESTRA SU EFECTIVIDAD A LOS CAZADORES EUROPEOS

El interés por este tipo de trampas ha venido suscitado por los excelentes resultados en cuanto al bajo nivel de lesiones que producen en las especies capturadas, y su posible utilización en las zonas rurales pobladas, evitando el riesgo de dañar a los animales domésticos durante una semana, miembros de la ATE se han desplazado a Hungría invitados por la Cámara de Estudios Cinegéticos de dicho país para participar en unas jornadas técnicas y prácticas demostrativas sobre la utilización de las trampas tipo belisle (TR6) y collarum. La invitación deriva del interés mostrado por el citado organismo para fomentar el uso de este tipo de trampas atendiendo a su alta selectividad y la baja incidencia en el número de lesiones no deseadas. El objetivo es emplear este tipo de métodos para el control poblacional de zorros y chacales dorados, con la finalidad de paliar el gran número de daños que causan a distintas especies, tanto salvajes como domésticas.

Caza-menor-reportajes-internacional-tramperos-en-Hungria

Las jornadas sobre teoría y montaje de trampas trataron especialmente la utilidad de las tipo belise y collarum, muy eficaces contra zorros y chacales

PRIMERA JORNADA, TEORÍA Y MONTAJE DE TRAMPAS

La agenda del evento comenzó con una mañana de preparación del personal en el manejo de los distintos métodos y las distintas técnicas de trampeo utilizadas. Previamente, las trampas habían sido desodorizadas según el sistema tradicional utilizado en la región (hervidas con un tipo de jabón).

Se impartió una pequeña charla de exposición de las distintas planificaciones de trampeo a poder desarrollar sobre el terreno (el trampeo ligado al rastro y el trampeo matemático). Asistían, además del personal de Hungría, dos técnicos de la vecina Rumanía y uno de los que más lucha por la instauración del trampeo moderno en Austria.

Hacia mediodía nos desplazamos al campo para el montaje de la primera línea de trampeo planeada por el técnico presente, el Sr. D. Peter Pahl Pahas, situado en las cercanías de un canal. Terminada la jornada, nos retiramos hacia el caserío interno de la finca donde nos encontramos alojados durante nuestra estancia en tierras húngaras.

A la mañana siguiente, empezamos la revisión de las trampas colocadas y activadas durante el día anterior, percatándonos que algunas habían sido descubiertas, como sospechábamos, por los cánidos, al no estar perfectamente desodorizadas. No se trataba de una crítica, ni mucho menos, pero para el trampeo de cánidos las trampas tienen que estar completamente desodorizadas. Uno de los objetivos era el mostrar el desarrollo íntegro de la preparación y colocación de los métodos de captura, así como el manejo de los animales. Debemos tener en cuenta que ellos están habituados a la colocación de la trampa Schwanenhals, cuyo método de instalación incluye su enterramiento a unos 10 centímetros de profundidad, haciendo difícil su detección por parte de los cánidos, aunque éstas no se encuentren desodorizadas perfectamente. Continuamos con la colocación de más trampas repartidas en distintas líneas de trampeo en el interior de la finca; alternábamos la colocación de belisles y collarums.

Al día siguiente, en la revisión matutina, ya obtuvimos la primera captura de un zorro. La expresión de los rostros, a veces un poco reacios como en todos los lugares a la introducción de nuevas técnicas, empezó a cambiar.

LA TRAMPA SELECTIVA

Seguimos nuestras jornadas de revisión e instalación de trampas para alcanzar un alto porcentaje de trampas/noche en el pequeño test que se estaba realizando. Durante la segunda revisión de las trampas, obtuvimos de nuevo la captura de un zorro. La perspectiva empezaba a mejorar a los ojos de nuestros colegas.

Caza-menor-reportajes-internacional-tramperos-en-Hungria-1

Aunque logramos capturar varios ejemplares con éxito, algunas trampas fueron descubiertas por los raposos y chacales por no estar perfectamente desodorizadas.

Otra noche de charla nos adentró más profundamente a las bases de su trampeo. En Hungría, es el parlamento quien decide si una trampa es legal y puede ser utilizada o no, y por este motivo empezaban ahora los test de las nuevas trampas que les mostramos en estas jornadas para poder presentarlas con resultados optimistas. Quizás uno de los puntos que más nos sorprendió fue que para las trampas de captura en vivo, el nivel de selectividad no se contempla como exigible, pues su opinión es que si el animal capturado se encuentra vivo, se puede liberar sin ningún problema. Ante esta sorpresa, empezamos a debatir sobre este hecho, mostrándoles nuestro punto de vista al respecto, pues si una trampa no tiene una tasa de selectividad elevada, al final no sirve de nada capturar muchas especies “no objetivo”, que te inutilizan las trampas durante toda la noche, dejando escapar la posibilidad de poder capturar la especie “objetivo”. Entre estos debates, llegamos a la última jornada, revisando las trampas todos juntos antes de regresar a España. Y hubo suerte, pues capturamos otro zorro.

Durante la despedida, corta por cuestiones de tiempo (el avión no espera ni entiende de trampeo…) nos relataron la intención de crear en los tres países sus respectivas asociaciones de tramperos. Hecho que nos sirve de acicate, por el paso dado en nuestro país con la constitución de la ATE. Nos satisface enormemente mostrar nuevos métodos de captura en vivo a colegas europeos que desconocen por completo su funcionamiento y técnica de colocación, y debemos agradecer a todos los sectores involucrados las buenas bases sentadas sobre esta actividad en España.

UN HECHO CONTRADICTORIO 

Nos llamó la atención algo que resulta bastante contradictorio. Después de conocer lo que rodea a las especies y al hábitat en aquel entorno, les aconsejamos practicar la instalación de alares, pero nos confesaron que no se lo pueden ni plantear, ya que desde hace unos 70 años su legislación prohíbe la utilización de lazos. En cambio, la Conibear 330 (trampa de muerte) sí puede ser utilizada.

INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS 

Los anocheceres daban mucho de sí para nosotros, pues conversábamos intensamente con el personal con el que compartíamos esta nueva experiencia; sobre todo con Peter, pues al ser el único que hablaba inglés, resultaba mucho más sencillo comunicarse con él, aunque con buena voluntad nos hacíamos entender entre todos. Nos comentaba diferentes aspectos en cuanto a la legislación de trampeo en Hungría, aspectos básicos como la necesidad de poseer la licencia de caza para poder trampear, aunque en un futuro cercano la administración validará un permiso para el uso exclusivo de trampas, de carácter nominal; también nos llamó la atención la cantidad de especies objetivo: zorro, tejón, chacal, garduña, mapache, perros y gatos asilvestrados, así como urracas, que pueden capturarse durante el periodo hábil de caza. Aunque, por el momento, no experimentan ninguna clase de formación en cuanto al trampeo se refiere.


GRANDES RESULTADOS

Las últimas noticias que tenemos al terminar estas líneas son que las capturas de zorros siguen ofreciendo cifras muy relevantes, y nos comentan que hasta el momento son tres los chacales que han caído en las trampas. Sin duda, nuestros amigos húngaros están realizando un gran trabajo, a pesar de que ha pasado apenas una semana desde que nos despedimos de ellos.

 

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*