Con un encare correcto y un gran campo de visión… Jabalíes al «zurrón»
5 septiembre, 2021 Trofeocaza .

Reportajes armas y municiones

Con un encare correcto y un gran campo de visión… Jabalíes al «zurrón»

 

En cualquier modalidad, pero especialmente para cazar jabalíes en monterías y batidas, un rifle al que se le ha montado un visor se tiene que poder encarar rápido y bien.

Por rápido y bien quiero decir que al hacerlo la cara tiene que quedar apoyada en la culata y el ojo con el que apuntamos perfectamente alineado con la retícula, porque si no es así tardaremos más en localizar el blanco y cuando lo divisemos a través del visor no resultará fácil seguirlo sin que se ‘salga’ del campo de visión.

Eso sin contar que si disparamos sin que la cara esté apoyada en la culata probablemente cometeremos un error de puntería, denominado ‘paralaje’, que se produce siempre que nuestro ojo y la retícula no están bien alineados o no vemos todo el campo visual.

 

La culata es la que mata.

Por esta razón, para cazar en batida y montería es imprescindible utilizar un rifle cuya culata tenga un diseño adecuado para usarlo con visor, requisito que por fortuna lo cumplen actualmente casi todos los rifles modernos que se fabrican o distribuyen en España.

Sin embargo, hay excepciones porque se siguen comercializando algunos modelos nuevos y muchos de segunda mano, hechos hace años, con los que no se puede encarar correctamente cuando se les monta una mira telescópica.

Esto se debe a que sus culatas se han diseñado para poder apuntar bien con el alza y con el punto de mira, que están instalados en el rifle en una posición baja, de modo que cuando se usan con visor no queda más remedio que levantar la cara para poder ver la retícula.

¿Esto significa que todos los rifles que tienen alza y punto de mira no se pueden encarar correctamente con visor? En absoluto. Hace años que la mayoría de los rifles se diseñan con culatas para usar con visor que originalmente se venden en otros países con cañones que carecen de alza y punto.

 

Browning ajustable

Browning con culata ajustable en altura.

 

Sin embargo, los mismos modelos se venden en España, a petición de los distribuidores o por iniciativa de las propias marcas, con elementos de puntería porque a los cazadores españoles y especialmente a los monteros no les gusta –o no se sienten seguros– si el rifle no tiene miras abiertas, razón por la que casi todos los modelos de rifles modernos que se pueden adquirir en nuestras armerías, aunque tengan alza y punto, se encaran bien con visor.

Además, cada vez más marcas fabrican modelos con cajas –la mayoría sintéticas, pero también las hay de madera– que poseen culatas con lomo regulable en altura y cañones con o sin miras, que resuelven completamente el problema.

Es el caso, por ejemplo de Browning, que ya fabrica armas con este tipo de culatas en casi todas sus líneas de rifles: de cerrojo Maral SF y X-Bolt y el semiautomático BAR MK3.

Otra solución más clásica, disponible en versiones de rifles con acabados sintéticos y de madera, y que normalmente ‘funciona’ es adquirir un modelo de rifle cuya culata tenga carrillera y montecarlo porque este diseño está pensado expresamente para disparar con visor.

Por ejemplo, por citar dos ejemplos de fabricación española, Bergara modelo B14 Sporter (con caja sintética) y B14 Timber (terminado en madera) poseen montecarlo y no solo se encaran perfectamente con visor sino que poseen un cerrojo clásico muy rápido de accionar.

 

Y los mecanismos también.

Y es que la geometría de la culata, aunque crucial, no es lo único que determina que un rifle sea adecuado para cazar en montería. También es preciso tener en cuenta la eficacia de su sistema de repetición y de sus mecanismos de alimentación y seguridad.

Así, si posee un mecanismo de repetición manual, es imprescindible que lo podamos accionar tan rápidamente como seamos capaces de recargar y, por supuesto, sin que se encasquille. Debe funcionar como un ‘reloj’.

También es importante que la recámara se pueda cargar depositando un cartucho sobre el elevador del cargador y cerrando el cerrojo por si tenemos que realizar un tiro extra después de agotar el cargador –cuya capacidad, salvo que se trate de un semiautomático, debería de ser de, al menos, 3 cartuchos de calibre magnum o 4 estándar–.

El seguro debe de ser poco ruidoso y seguro, valga la redundancia, porque nos permitirá permanecer en el puesto con el rifle asegurado. Sin, duda, los mejores y más seguros sistemas inventados hasta la fecha son los modernos mandos tensores del mecanismo de disparo porque hasta que no se accionan no se monta la aguja percutora y no es posible que se dispare el arma.

 

Acción Merkel

Tensor manual del mecanismo de disparo de un Merkel Helix. Es el mejor sistema de seguridad, por lo que cada año lo adoptan más rifles.

 

Es, casi, como portar un rifle descargado.  Digo casi porque no hay que olvidar nunca que, aunque el mecanismo de disparo esté desarmado, el cartucho está en la recámara.

Cada vez se fabrican más tipos de rifles con este sistema de armado manual del percutor, que puso de moda Blaser hace ya décadas, pero lamentablemente no lo han adoptado aún todas las marcas.

 

Rifles semiautomáticos.

En teoría, en monterías y batidas de jabalí los mejores resultados se deberían conseguir con un rifle semiautomático, pero en la práctica muchos cazadores, entre los que me incluyo, se sienten más cómodos utilizando modelos de cerrojo. Y sentirse cómodo con un rifle en las manos también cuenta porque mejora nuestro promedio de aciertos.

De hecho, ambos tipos, semiautomáticos y de cerrojo, son los que más utilizan y también los que más han evolucionado y se han modernizado y los que ofrecen hoy día al montero más prestaciones, razón por lo que son los dos únicos tipos de armas de repetición que vamos a considerar en estas notas, siempre que se encaren bien y sus mecanismos sean fiables.

En concreto, los semiautomáticos se terminan actualmente con prácticamente los mismos acabados que los de cerrojo: culatas sintéticas, piezas metálicas tratadas contra la corrosión e incluso algunos modelos también incorporan cañones acanalados.

Pero sobre todo, cada día se ofrecen con mecanismos de repetición más fiables y con un diseño más estilizado que, en determinados casos, les proporciona una mayor apariencia de rifle de cerrojo.

Ejemplos descollantes y totalmente recomendables son todos los Browning BAR MK3 y BAR Zenith, pues como todos los BAR siempre se han caracterizado por su alta fiabilidad y calidad pero hoy día son mucho más elegantes y resistentes al uso, sobre todo los MK3 sintéticos. Además, casi todos los BAR se ofrecen ya con sistemas de armado manual.

browning

Browning BAR MK3 de lujo 50 aniversario.

 

Muy fiables también son los Benelli Argo modernos, versiones Argo E, diseñados con un nuevo mecanismo de eficacia totalmente probada y disponibles en al menos 11 variantes que se diferencian por su acabado, siendo la más reciente la Argo E Fluted que se sirve con caja sintética y cañón acanalado con banda de batida.

Igual podemos decir de los nuevos Sauer S303 Gen II, recién llegados a nuestro mercado con un mecanismo optimizado, entre otras mejoras.

Y de los Winchester SXR Vulcan, que se caracterizan por su alta relación precio calidad. Poseen acabados más modestos, aunque en consonancia con su menor precio, pero su funcionamiento es muy fiable.

También es muy fiable y posee una relación precio calidad muy alta el Bergara B15, terminado impecablemente en madera.

 

De cerrojo straight pull.

Dentro de los de cerrojo podemos optar básicamente por dos tipos: de acción lineal (straight pull) o sistema Mauser. Los primeros permiten recargar, en teoría, más rápidamente el rifle porque para hacerlo solo hay que realizar con el cerrojo dos movimientos: desplazarlo primero hacia atrás y luego hacia delante, mientras que para accionar un cerrojo convencional hay que realizar cuatro: levantar la palanca, tirar de esta hacia atrás, desplazarla hacia delante y luego bajarla.

En concreto, los que poseen cerrojos de acción lineal los popularizó Blaser, primero con su R93 y después con su R8, que son además rifles de diseñó modular y cañones intercambiables.

Ambos modelos, y sobre todo el R93, tuvieron tanto éxito que poco a poco otras firmas han ido lanzado al mercado rifles con cerrojos similares, siendo el más reciente que ha llegado a España el Chapuis Rols, que además, y dicho sea de paso, posee una culata perfectamente dimensionada para disparar con visor.

 

Acción Blaser

Esquema del acerrojamiento radial del straight pull en un Blaser R8.

 

Los cerrojos de los Blaser y Chapuis carecen de tetones de cierre, mientras que los demás modelos que se comercializan sí los tienen: por ejemplo, los rifles alemanes Merkel Helix y Steel Action, así como el Heym SR30, aunque en este caso la cabeza del cerrojo se bloquea con 6 bolas de rodamiento que, al llevar el cerrojo hacia delante, sobresalen del cuerpo de éste y encajan en un anillo del armazón.

Otro ejemplo relevante de rifle de cerrojo lineal es el Browning Maral, aunque su funcionamiento es diferente: cuando se tira de la palanca hacia atrás solo hay que soltarla porque ésta se desplaza hacia delante impulsada por un resorte y, cuando llega al final de su recorrido, la cabeza, que tiene siete tetones, gira y se bloquea en el cañón. Con un Maral se puede recargar no rápido, sino rapidísimo.

 

Sistema Mauser.

Casi todas las demás fábricas de rifles de caza y algunas que también producen modelos straight pull, como Browning, siguen fabricando armas con acciones de cuatro tiempos, basadas en el sistema Mauser.

La mayoría utilizan cerrojos que tienen tres tetones –o incluso más– en la cabeza, en vez de dos, que es el número de tetones que originalmente llevaban los cerrojos sistema Mauser. Con este tercer tetón se logra reducir de 90 a 60 grados el desplazamiento que hay que hacer al levantar la palanca y cerrarla al final, por lo que en teoría el cerrojo se puede recargar más rápidamente.

Y así es si el cerrojo está bien hecho, que es lo que sucede con la mayoría de las acciones de las marcas de armas más conocidas y acreditadas.

 

Remington 700

Remington 700 con dos tetones, sistema Mauser.

 

Por ejemplo, el del Browning X-Bolt. Sin embargo, más que el número de tetones, que es importante, lo que realmente cuenta para poder recargar rápidamente un rifle de cerrojo sistema Mauser es que su palanca esté bien acodada, que ésta quede lo suficientemente separada de rifle y que, además, el cuerpo del cerrojo, por su diseño y sistema de guiado por la acción, se pueda desplazar rápidamente y sin que cabecee.

Y si esto se cumple con un rifle de cerrojo con dos tetones se puede recargar muy rápidamente, por lo que no hay en principio que descartarlo por el hecho de que su cerrojo tenga dos tetones en vez de tres ni tampoco decantarse por un rifle que tenga tres sin comprobar antes que, realmente, se puede recargar rápido.

Ejemplos de rifles con cerrojos muy rápidos de recargar con 2 tetones son todos los italianos Tikka T3x (que más que rápidos habría que calificarlos de rapidísimos), el español Bergara B14 y los norteamericanos Remington 700, Remington Seven y Wincheser 70, entre muchos otros.

 

Con un gran campo de visión.

Pero por muy óptimo que sea el diseño de la culata y de los mecanismos, tampoco conseguiremos buenos resultados si no utilizamos un visor que tenga un gran campo de visión y, además, como veremos en el siguiente apartado, esté montado en el arma perfectamente.

Se denomina campo de visión, referido a un visor, a la porción de terreno que se divisa a 100 metros al mirar por su ocular. Depende del aumento que seleccionemos, porque a medida que se incrementa disminuye el campo, y también depende de la calidad del visor, de modo que para un mismo aumento (1x, 2x, etc.) los visores de alta gama proporcionan un campo de visión mayor que el de las miras de menor precio.

Pues bien, sucede que todos los visores, incluso los de mayor gama, proporcionan con más de 1x de un campo de visión demasiado reducido para poder encarar rápido y disparar sobre un jabalí que se mueve a gran velocidad cerca o muy cerca de nosotros.

Por ejemplo, un Swarovski Z8i 2-16×50 P, en 2x aumentos tiene un campo de 21 metros a 100 metros y, por tanto, de tan solo 2,1 m a 10 metros o de 4,2 a 20 metros, etc., que dependiendo de cómo se presente el lance puede ser insuficiente y la causa de que no tengamos tiempo de apuntar bien y nos ‘traguemos’ el jabalí. Y les recuerdo que he usado como ejemplo un visor de alta gama; los de aumentos similares de menor precio tienen un campo inferior en 2x.

Pues bien para evitar esto, las fábricas de óptica inventaron un tipo de mira telescópica específico que permite resolver eficazmente todos los lances se pueden dar en una batida y montería: el visor de batida cuyos aumentos comienzan en 1x y, dependiendo de los modelos, llegan normalmente a 4x, 5x, 6x y 8x.

Su aspecto es inconfundible porque por lo general sus objetivos carecen de campana, ya que ésta termina en un tubo de 30 mm. que alberga una lente de 24 mm. Digo normalmente, porque hay excepciones, caso del Blaser Infinity 1-7×28, por citar un ejemplo que no tiene ni los aumentos ni el diámetro de objetivo característico de lo visores de batida.

Con la mayoría de este tipo de visores, incluso con los de menor precio, el campo es superior en 1x a los 30 metros y similar o superior a los 40 con los de gama media y gama alta. Además, en 1x se pueden utilizar para apuntar con los dos ojos abiertos, por lo que con ellos se consiguen los mejores resultados a grandes distancias.

 

Guarros a la carrera

Foto publicitaria del enrome campo de visión del Swarovski Z8i 0,75-6×24.

 

Por otro lado, cazar con este tipo de visores es más seguro y cómodo. Seguro porque su mayor campo de visión permite ver mejor si cerca del jabalí hay personas o perros y cómodo, en el sentido de ergonómico, porque son muy ligeros y al carecer de ‘campana’ se pueden montar en posición muy baja en los rifles.

Son tantos los visores para batida disponibles en nuestro mercado que no resulta fácil mencionar los mejores porque la lista sería interminable. No obstante me voy a atrever a citar a algunos que, independientemente de su precio, considero que tienen un diseño y prestaciones adecuadas.

Así, ejemplos de excelentes visores modernos de batida muy económicos serían el Konus M30 1-4×24 y el nuevo Bushnell Prime 1-4×24, ambos con una alta relación precio-calidad-prestaciones.

También con los mismos aumentos podríamos citar al Kite Optics K4 HD 1-4×24 y al Nikon Monarch 7 Il 1-4×24, que ya son miras de gama media y por tanto más cara que los dos anteriores.

Con aumentos 1-6x la oferta es mucho más amplia pues casi todas las marcas los comercializan y las más conocidas normalmente con una relación precio-calidad muy alta. Por ejemplo el nuevo

Delta Optical Titanium 1-6×24 HD IR 4A S, el Kite Optics KSP HD2 1-6×24, el Leupold VX 6HD o el nuevo Bushnell Forge 1-8×24 son inmejorables opciones de gama media. Y el Kahles K16i 1-6×24 es un brillante ejemplo de visor de gama alta de estos aumentos.

Pero es sobre todo en el grupo de los visores con 1-8x donde, salvo excepciones, encontramos los mejores ejemplos de miras de alta gama con campos de visión que se aproximan o superan los 40 metros.

Es el caso del Zeiss V8 1,1-8×30 o el Swarovski Z8i 1-8×24, así como el del Swarovski Z8i 0,75-6×20 ViewPlus, que es el visor con el campo de visión más grande creado hasta la fecha: ¡56 metros en 0,75x!, por lo que se puede usar a distancias no cortas, sino cortísimas.

¿Y si en vez de cerca tengo que tirar lejos? No hay problema, porque sobre todo con los visores del tipo 1-6x y 1-8x se puede disparar muy lejos. Hay incluso quienes los usan para recechar, aunque de día porque sus objetivos de 24-30 mm no son adecuados para hacerlo con poca luz. Téngase en cuenta que con 8x un jabalí a 100 metros se ve como si estuviera a unos 12 del montero.

 

Y muy bien montados.

El montaje en el rifle del visor es tan importante como el diseño de la culata porque si no es correcto su ocular no queda a la altura o a la distancia del ojo correcta y al encarar tampoco permanece alineado con la retícula, sino en una posición más alta o baja o más lejos o cerca de lo necesario, y por tanto tendremos que corregir el encare y tardaremos más en apuntar si no queremos cometer un error de paralaje.

La distancia al ojo es una medida de seguridad que tienen los visores para evitar que el ocular nos golpee durante el retroceso: es la distancia a la que hay que situar el ojo para que podamos ver completamente el campo circular de visión y no es igual para todos los visores, sino que normalmente oscila entre 80-100 mm. Además, puede ser constante en toda la gama de aumentos o no y en este último caso disminuye con los aumentos.

 

Merkel

Al carecer de «campana», los visores de batida se pueden montar muy bajos.

 

Pues bien, para cazar en montería, sobre todo si se trata de rápidos y escurridizos jabalíes, es importante que la distancia al ojo sea fija y, cómo mínimo, de 90 mm para evitar que durante un encare precipitado el ocular nos golpee en el ojo o en la frente.

 

Miras sin aumentos.

Por último, comentar que existe un tipo de visor tan ligero que su peso es despreciable y con el que no se pueden cometer errores de puntería por paralaje ni nos podemos dañar el ojo por mal que encaremos porque, por diseño, carece de este error y porque se montan en una posición muy alejada de la cara.

Se trata de los denominados popularmente visores de punto rojo –así como de las miras réflex y las holográficas– que cada día utilizan más en España las personas que saben que en los sitios donde montean no van a tirar lejos. Son también muy populares en el extranjero, por lo que casi todas las marcas de óptica las comercializan.

Delta Optical, Bushnell, Avistar, Kite Optics, etcétera. Esta última, por cierto, fabrica un diminuto visor réflex, el Kite K1, que se monta de en el cañón de modo que en el cañón de rifles Browning Maral y MK3, de modo que el usuario puede montar, mediante monturas desmontables, otro visor en el armazón del rifle y de este modo utilizar el arma con el visor con aumentos si tiene que tirar lejos o bien, desmontando previamente el visor con aumentos, usar el réflex para tirar cerca. Sin duda, otra idea genial de Browning.

Browning Reflex

Maral Reflex: la brillante idea de Browning para cazar a cualquier distancia.

 

 

Juan Francisco Paris

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

RESPONSABLEEdiciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTOC/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: administracion@trofeocaza.com
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email rgpd@auratechlegal.es
FINALIDADESGestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓNGestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOSGestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALESNo realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIASuscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOSUsted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://www.trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
rgpd@auratechlegal.es

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.