Opinión

Mi filosofía cinegética, criterios ‘delibesianos’ de un cazador

Cuando explico a otros cazadores mi filosofía cinegética consideran que me acerco peligrosamente al ecologismo urbanícola; cuando la defiendo ante amigos ecologistas me consideran un tipo raro, anclado aún en costumbres rurales y viejunas. Tal vez ambos tengan razón.

Influenciar en la educación para mejorar la imagen de la caza

Ahora más que nunca, habría que exigir de los cazadores unión y la predisposición a influenciar en el terreno de la educación. Nunca será bastante la labor que se lleve a cabo en aras de difundir la realidad cierta de que la caza es el mejor instrumento para la conservación.

Datos tranquilizadores sobre la mixomatosis en la liebre ibérica

Recibimos, junto a los calores del verano, la preocupante noticia de la muerte de liebres por mixomatosis.

Los nuevos monteros

En mi pueblo hay más corzos que perdices y, en casi todos, más jabalíes que codornices. La caza mayor está en cuarto creciente y la menor está, con la excepción del conejo en ciertas zonas, en un declive que parece inexorable.

El alcohol y la caza no son buenos compañeros

Decía Juan Delibes que es partidario de los controles de alcoholemia en monterías y jornadas de caza. Con matices, pero la esencia creo que era esa.  No le falta razón y me sumo a esta opinión, que es por otro lado la mía.

Por un necesario cambio de rumbo para la caza y los cazadores

Me he permitido tomar prestado el subtítulo del último libro de mi amigo y tocayo Pablo Ortega: Más cosas de corzos para encabezar esta carta mensual. No es de extrañar

Cazar para comer, la carne de caza está de moda

De un tiempo a esta parte la caza llega a los platos más rigurosamente originales con más frecuencia; y, de hecho, y de derecho, con más eficacia.

¿Quién quiere vivir en un pueblo?

Son 4.955 los municipios españoles que tienen menos de 1.000 habitantes empadronados; 2.652 localidades de la España rural languidecen con menos de 500 habitantes

¿Somos responsables si nuestro perro desaparece y provoca un accidente?

Se nos tacha por los radicales animalistas y ecologistas de sucio pelaje –que no son todos– de, entre otras ‘lindezas’, abandonar a nuestros perros cuando no nos sirven.

Predadores predados

Publicamos este mes dos artículos que ilustran el papel de un gran predador como el lince en su entorno, como elemento de control de otros predadores más pequeños, adaptables, abundantes y por lo tanto más conflictivos.