11 octubre, 2018 Trofeocaza . 143 Visualizaciones

Monterías

Previsiones para la nueva temporada montera 2018/2019

Parecía que el tiempo se había detenido y nunca llegaría el día de comenzar a montear de nuevo, pero al final todo llega; y esta vez, la ilusión por lo que parece que va a ser una buena temporada es posible que se convierta en realidad.

Ya se escucharon los primeros disparos y ladras en la península, y una temporada más nos disponemos a practicar y disfrutar de lo que para muchos es una pasión, la montería.

Las ganas de volver a pisar nuestras sierras y dehesas, el volver a oler el perfume de las jaras y ver el verde oscuro de las encinas es lo que nos hace aguantar estos meses de obligado descanso por la veda de la mayor, aunque la mayoría los hemos aprovechado en otros quehaceres, como los aguardos, recechos o, algún día, la media veda.

La magnífica primavera de la que hemos disfrutado en casi todas las zonas no se recordaba hacía años; las parideras de las reses parece que han dado un resultado muy bueno y la comida no ha faltado; eso sí, el verano no ha traído tanta lluvia como muchos desearíamos, pero el calor ha sido mucho menor que el verano pasado y eso repercute positivamente en la calidad de los trofeos, sobre todo en los venados, que llevaban ya cinco temporadas con una calidad media.

A ver si esta temporada se pueden ver de nuevo buenos trofeos en las juntas de carne.

Con este buen tiempo es posible que aumenten las parideras de las cochinas, lo que hará que sus poblaciones se vuelvan mucho mayores; aunque para frenar este aumento estaremos los monteros y cazadores haciendo una labor de control de poblaciones que no se nos reconoce en esta sociedad urbanita y animalista, que, por desgracia, desconoce en su gran mayoría lo que es de verdad el mundo rural y la caza.

temporada-montera-18-2Como ya va siendo habitual al comienzo de la temporada, los problemas se suceden, pero como parte positiva, hay que destacar la unión que se está produciendo al fin entre las distintas asociaciones de rehaleros; las dos con mayor número de socios, la Asociación Española de Rehalas (AER) ha secundado y apoyado las acciones propuestas por la Asociación de Rehalas Regionales Española Caza y Libertad (ARRECAL), siendo este un primer paso muy importante para la unión de este gran colectivo, como son los rehaleros.

Por otro lado, se siguen multiplicando las leyes, decretos y normativas de regulación sobre bienestar animal, que no hacen más que aumentar las trabas burocráticas y la indefensión, ante el desconocimiento generalizado de la abundante legislación sobre el tema y, por otro lado, la diferencia de criterios aplicados según sea la autonomía que legisle.

Tampoco podemos olvidar el nuevo proyecto de Real Decreto que regula las medidas contra las tuberculosis, en el que la Federación Extremeña de Caza (FEDEXCAZA) ha mostrado su rechazo a través de una batería de alegaciones en las que denuncia su inaudito intervencionismo, la enorme burocracia que pretende generar y su carácter absolutamente lesivo para los titulares de los cotos de caza.

Estas alegaciones apuntan a que «en muchos de sus términos es absolutamente lesivo para los intereses de los titulares de los cotos de caza, generando unas obligaciones y una incertidumbre que solo pueden conducir al abandono de la actividad, lo que sería contraproducente».

Es el caso, por ejemplo, de la obligación de efectuar un control poblacional, de obligado cumplimiento para los gestores del terreno cinegético, medida que debe afectar a municipios completos donde estén situados estos terrenos.

Otra cuestión a tener en cuenta es «la enorme burocracia que genera y traslada a las autoridades competentes en caza y sanidad animal de las comunidades autónomas y obviamente a los titulares y gestores de cotos», lo que colapsaría la Administración y por tanto provocaría el rechazo frontal de los titulares de cotos.

La solución, a mi parecer, de estos problemas pasa por la unión de nuestro colectivo cazador, dando a conocer de manera instructiva y didáctica una realidad como es la actividad cinegética y en la cual se presente a la caza como un generador de riqueza, mostrando a la sociedad los logros en materia de conservación y protección de la naturaleza que muchas sociedades de cazadores han logrado.

Se deberían promover acciones encaminadas a cambiar el aspecto negativo que presentamos a la sociedad, tal como acaban de hacer los franceses y que, por cierto, tan buenos resultados les están dando.

Por último, no me cansaré nunca de repetir que no olvidemos la precaución al montear; ya se sabe que prevenir es curar, y si ponemos todos de nuestra parte lograremos disminuir los accidentes esta temporada.

¡Mucha suerte y buena caza!

¡Nos vemos en el campo!

Félix Sánchez Montes

seccionmonterias@edicionestrofeo.es

Calendario montero temporada 2018/2019

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.