Invasión de Jabalíes en Madrid
27 octubre, 2015 Trofeocaza . 1469 Visualizaciones

Noticias caza mayor

Invasión de Jabalíes en Madrid

Los cochinos campan a sus anchas por los términos municipales aledaños al Monte de El Pardo llegando incluso hasta sus cascos urbanos, donde son alimentados por los vecinos. Sin duda, un ejemplo más de la nefasta gestión de la especie por parte del MAGRAMA que ha derivado en un serio problema que continúa agravándose con el paso del tiempo.

Los municipios madrileños que limitan con el Monte de El Pardo están siendo “invadidos” por los jabalíes, que han visto multiplicada su población en los últimos años. Al no contar con el alimento suficiente en el coto de caza n° 1 de toda España, salen de su cercón atravesando alambradas para buscar sustento en los aledaños del Monte de El Pardo.

Así, padres con sus niños dan de comer por debajo de la alambrada a los jabalíes y a sus rayones. Pero… ¿es una satisfacción o un problema verlos tan cerca?

La presencia de jabalíes en zonas habitadas de la Comunidad de Madrid es cada día más frecuente. Un ejemplo de ello muy difundido en la prensa local fue que la Policía Municipal de Madrid tuvo que abatir a tiros a un jabalí que paseaba por la calle de Santa Pola, en la colonia del Manzanares, ante el estupor de los vecinos allí presentes. Precisamente, aquel animal procedía del Monte de El Pardo.

¿Qué opinan los lugareños?

Para conocer las opiniones de sus gentes hemos realizado un recorrido por algunos de los pueblos afectados por la problemática. “Antes no pasaba. No nos dejan cortar leña y el campo está penoso. Tampoco podemos cazar y hay menos conejos. ¿Cuándo se darán cuenta de ello los ecologistas? Que dejen a los abuelos, que saben realizar las labores que han hecho toda su vida. Nadie cuida el campomás que ellos, que los cazadores, que la gente que tiene ganado… Se han pasado toda su vida en el campo”, comenta uno de los lugareños.

Pero no todos opinan lo mismo: “El jabalí no molesta en absoluto. Solo es el ansia asesina de cuatro escopeteros a los que se les hace la boca agua imaginando el momento de apretar el gatillo y pegar un escopetazo a un pobre animal. En lugar de recluirlos en un centro especializado, les dan una escopeta y un carné para desfogarse. Luego escriben en un blog y se retratan con ello”, afirma otro.

Al otro lado del monte, un vecino señala que la estampa de jabalíes paseando por el casco urbano se ha convertido en algo habitual para los vecinos de Las Rozas. Pero no es el único municipio afectado por este problema. Al menos otros dos, Galapagar y Torrelodones, también lo sufren… y cada vez con más asiduidad. Y es que ¡hay diez jabalíes por kilómetro cuadrado cuando lo normal es que hubiese cinco!

La situación es tal que en Las Rozas han llegado a instaurar un sistema de control “pionero en España”, según afirman desde el Consistorio. Con él han llegado a capturar seis ejemplares en una semana. El método está basado en jaulas en cuyo interior colocan estratégicamente alimentos para atrapar al animal. Con posterioridad, los ejemplares capturados son trasladados a un centro adonde se les efectúan varias pruebas antes de ser transportados hasta cotos de Toledo y Ciudad Real, donde son soltados.

Sin embargo, inexorablemente, algunos de ellos deben ser sacrificados, pues la fácil alimentación proporcionada por los vecinos prácticamente los ha incapacitado para su supervivencia en el campo.

Más información y detalles sobre la invasión de jabalíes en Madrid en tu Trofeo Caza de noviembre 546, en tu quiosco habitual y en los principales quioscos digitales Kiosko y Más y Orbyt

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.