Receta de Venado al Cuero
5 julio, 2018 Trofeocaza . 666 Visualizaciones

Recetas caza mayor

Receta de Venado al Cuero

Esta vez vamos a asar sin m√°s, pero sin fuego, utilizando un sistema que es el primitivo antecesor de los hornos de le√Īa tradicionales de b√≥veda (y luego de gas o el√©ctricos que ahora facilitan esta forma de guisar en nuestras modernas cocinas).

En Espa√Īa se ha perdido la tradici√≥n de este tipo de asados que a√ļn se conserva en √Āfrica y en pa√≠ses de Am√©rica como Argentina, Chile (curanto) Per√ļ (pachamanca), Isla de Pascua o Venezuela.

En nuestro caso mezclaremos el asado al cuero con tradiciones de asado bajo piedras calientes que se siguen utilizando también en muchas islas del Pacífico (luau, hangi o lovo), tribus amazónicas y pueblos indígenas de Norteamérica y Asia (tandoor).

Vamos a asar una pierna de ciervo que tendremos que depilar con un cuchillo bien afilado hasta dejar sin pelo. Deberemos cortar un trozo largo de cuero de la continuación de la pata para luego poder doblarlo y cubrir con él la parte de la carne vista que está unida a la cadera.

Lavamos la pieza con agua, desangramos bien la carne y la dejamos reposar en un lugar fresco de 12 a 24 horas, dependiendo del tama√Īo del venado.

Hacemos una buena fogata con le√Īa gorda y colocamos alrededor y luego encima de las llamas unas cuantas piedras duras del tama√Īo de las dos manos juntas ahuecadas.

Los cantos rodados de las gargantas y arroyos son perfectos. M√°s o menos entre 20 o 25 piedras.

Mientras tanto hacemos en la tierra un agujero cuadrado de medio metro de profundidad, medio de ancho y casi uno de largo. Tras una hora de tener las piedras al fuego las colocamos en el fondo de nuestro agujero, ponemos encima unos cuantos manojos verdes de tomillo, romero y ramas de laurel mojadas, encima la pierna depilada (con el trozo de piel sobrante cubriendo la parte de la carne que quedaría, si no, desnuda), luego más laurel, romero y tomillo remojados, más piedras y después paletadas de tierra para enterrar el hueco y que no se escape nada de calor ni comiencen a arder las ramas que hemos puesto por encima y por debajo de la pierna.

Este proceso hay que hacerlo con mucha rapidez y compactar bien la tierra.

El tiempo de asado suele oscilar entre 90 minutos y 4 horas.

Transcurrido ese tiempo se desentierra la pieza, se quita con un cuchillo muy afilado el cuero que estar√° casi carbonizado por fuera y podremos saborear una carne tierna y jugosa.

Este será el momento de salar ligeramente cada tajo que cortemos antes de servir el venado a nuestros invitados al festín. Además podemos animar su sabor con un chimichurri al gusto.

Yo lo hago machacando bien en un mortero grande dos dientes de ajo pelados, pimienta negra y blanca, tomillo seco, media guindilla, un poco de piment√≥n dulce, un tomate asado pelado, aceite, sal, una pizca de az√ļcar y el zumo de un lim√≥n.

Los cazadores espa√Īoles debemos comer m√°s venado y no dejar que solo los centroeuropeos saboreen esta deliciosa carne salvaje.

Si cazas, come caza.

Ram√≥n J. Soria Bre√Īa

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.