Corzos en los altos de los montes de León
22 enero, 2017 Trofeocaza .

Caza mayor nacional

Corzos en los altos de los montes de León

Hace no muchos a√Īos se habr√≠a tomado por loco al cazador que intentase cazar corzos a 2.000 metros de altura. Su espectacular expansi√≥n ha llevado a este peque√Īo ungulado, como si de un rebeco se tratase, a colonizar tambi√©n estos h√°bitats de alta monta√Īa. Este reportaje, b√°sicamente fotogr√°fico, trata sobre la influencia del cambio del entorno a distintas altitudes de la media y alta monta√Īa leonesa en la vida del corzo y de c√≥mo afecta a la forma de cazarlo.

EL ENTORNO

Nos encontramos en el macizo monta√Īoso de relieve glacial m√°s extenso de la Pen√≠nsula Ib√©rica, los Montes de Le√≥n, al suroeste de la provincia, compuesto por distintas sierras, como los Montes Aquilanos, la Sierra del Teleno, la de Trevinca o la Sierra de la Cabrera. Su intrincada orograf√≠a comprende profundos valles, como el del r√≠o Cabrera, que desciende a la cota de los 375 metros sobre el nivel del mar en su punto m√°s bajo, y cumbres como el Teleno, con 2.188 metros, o el pico Fonteir√≠n, de 2.123 metros (en la foto, a la derecha). Estas grandes diferencias de altitud favorecen una gran variedad de ecosistemas, estando las zonas bajas pobladas de densos bosques mediterr√°neos, de encina principalmente, que son relevados por los de roble, con√≠feras y matorral de altura; piornos y brezos a medida que se asciende. Terrenos amplios y despejados de suaves ondulaciones se alternan con las cumbres y componen arriba el escenario m√°s com√ļn. Tambi√©n la temperatura y la humedad var√≠an mucho de la baja y media ladera a los altos. Descendiendo unos metros de las cuerdas, el panorama cambia radicalmente y las empinadas laderas de monte m√°s espeso se alternan con praderas de monta√Īa y peque√Īos bosquetes caducifolios que parecen dise√Īados para que el corzo campee en primavera o se refugie en invierno.

En los enclaves algo resguardados de las zonas medias y altas, las escobas y brezos crecen y se aprietan, haciendo el matorral más espeso y dando al corzo la cobertura necesaria para defenderse de  lobos y humanos, sobre todo en invierno.

Debajo, una vara es de gran ayuda en los pelados  brezales de las cuerdas. Una hebra de lana ayuda a ver de dónde viene el viento.

Para acceder a ciertas zonas alejadas, una buena opci√≥n es hacer noche y acampar, mejor dicho vivaquear all√≠ para estar en el cazadero a primera hora. El asunto es controvertido y, al parecer, la ley establece diferencias entre ambos conceptos, considerando ‚Äėvivaquear‚Äô pasar la noche con pocos medios y ‚Äėacampar‚Äô, lo que no est√° permitido, instalarse de una forma m√°s prolongada.

A medida que se desciende, el matorral se hace más variado y las opciones alimenticias del corzo aumentan con la abundancia de pastos, zarzas y rosales silvestres, aunque con los calores de la canícula la sequedad aquí hace que los altos le sean más atractivos.

corzos-en-leon-11En las cuerdas abiertas de las cumbres, cualquier pe√Īa puede ser un buen sitio para esperar un rato. El gastar¬† tiempo mirando con los prism√°ticos siempre es una buena inversi√≥n, aunque aqu√≠ el corzo no solo se caza con el ‚Äúculo‚ÄĚ. En la foto que sirve de base, las duras condiciones climatol√≥gicas hacen que a 2.000 metros predomine la vegetaci√≥n rastrera de alta monta√Īa.¬†

Incluso en julio y agosto los cambios del tiempo son impredecibles y, si bien lo normal es el buen tiempo, a 2.000 metros el cazador puede encontrarse cazando entre neveros con un viento huracanado y con temperaturas rondando los cero grados. Conviene tener esto siempre en cuenta.

El ciervo es cada día más abundante, lo que no es algo que favorezca a las poblaciones de corzo. Además, la abundancia de cervuno atrae a unos malos vecinos, los lobos.

Hay que recordar que, seg√ļn establece la ley, el corzo debe ser precintado nada m√°s ser cobrado. Por razones est√©ticas, los corzos mostrados aqu√≠ han sido fotografiados antes de ser precintados o sus¬† precintos han sido borrados inform√°ticamente.

Amplias cuencas¬† y circos glaciales salpicadas de escobas invitan al cazador a registrar con los prism√°ticos para localizar al corzo y plantear la forma de acercarse a √©l. Los brezales de brotes nuevos son especialmente querenciosos.Tras cobrar el corzo, llega el momento de inmortalizarlo en la medida de lo posible, pero la cacer√≠a no acaba aqu√≠ y todav√≠a queda seguramente lo m√°s duro: regresar a la civilizaci√≥n, con el cansancio y el corzo a cuestas. Disfrutar de una naturaleza salvaje y cobrar¬† un animal silvestre en su h√°bitat natural, cocinar y degustar su delicada carne, son algunos de los alicientes de la caza en la alta monta√Īa. Todo un lujo para el cazador naturalista.

LA CAZA

corzos-en-leon-21En primavera y verano, el corzo, igual que el ganado, se ve atra√≠do por los altos: una temperatura m√°s fresca, la ausencia de moscas o las vainas de las escobas los incita a subir. La rala vegetaci√≥n y las extensas laderas hacen que sea dif√≠cil sorprender a un animal en terreno tan abierto y condiciona el modo de rececharlo en estas zonas. Uno de los requisitos que impone este duro medio es gozar de una m√≠nima forma f√≠sica que, seg√ļn sea, permitir√° al cazador m√°s o menos alardes y adentrarse m√°s o menos en las laderas. Pero ni el atleta m√°s en forma queda exento de dosificar su esfuerzo para no pagar caro un exceso.

Precauciones como cazar de cara al aire y dem√°s rigen tambi√©n aqu√≠, aunque debemos considerar algunas particularidades. En monta√Īa conviene extremar todas las precauciones, ya que sobre todo el aislamiento puede convertir cualquier incidencia en un problema serio. Llevar agua y un m√≥vil es muy recomendable. Las grandes extensiones permiten descubrir corzos a grandes distancias y plantear su entrada, que muchas veces puede ser ardua y llevarnos bastante tiempo, prolong√°ndose as√≠ tambi√©n su emoci√≥n.

A pesar de la aparente desnudez del terreno, los corzos no son fáciles de ver aquí, tampoco de cobrar, sobre todo cazando en los homogéneos y redondeados brezales, ya que puede trasponer rápido el viso tras el tiro y variar su trayectoria. Tomar referencias, tener paciencia, intuición o, mejor todavía, un perro, será de gran ayuda para cobrar un animal que, sin duda, en este entorno siempre tendrá un plus de mérito el hacerlo.

 

Pablo Capote Urosa

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

RESPONSABLEEdiciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTOC/Musgo n¬ļ 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), Espa√Īa
Tel. 91 805 35 52 - Email: administracion@trofeocaza.com
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email rgpd@auratechlegal.es
FINALIDADESGestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACI√ďNGesti√≥n clientes : Durante un plazo de 5 a√Īos a partir de la √ļltima con{rmaci√≥n de inter√©s. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOSGestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
p√ļblica con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALESNo realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIASuscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOSUsted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Espa√Īola de Protecci√≥n de Datos).
Más información en nuestra https://www.trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
rgpd@auratechlegal.es

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.