Reportajes de caza menor nacional


Reportajes caza menor nacional

Ciclo de vida de la liebre ibérica. Una gran desconocida

Esperamos que este resumido esquema sobre la vida de la liebre sirva a los cazadores interesados para conocer mejor esta especie √ļnica y as√≠ poder cazarla con criterio y gestionar sus poblaciones m√°s eficientemente.

Avutardas: ¬ŅSe deber√≠a autorizar su caza?

Han pasado casi 37 a√Īos desde que se public√≥ el bolet√≠n oficial del Estado, la orden que prohib√≠a la caza de la avutarda, veda que se han mantenido en el tiempo sin que lo justifiquen estudios fiables. Este art√≠culo proporciona datos sobre el estado de las poblaciones.

El fin de la caza de la perdiz pardilla en Espa√Īa

Ofrecemos a continuaci√≥n unos apuntes sobre la perdiz pardilla, incluyendo algunos sobre su caza, seguramente m√°s nost√°lgicos que pr√°cticos, aunque en general aplicables a la caza de perdices rojas en monta√Īa.

Historia y caza de las agachadizas o agachonas

La caza de la agachona, una de las m√°s apasionantes y dif√≠ciles entre las de acu√°ticas, es la base de este relato, en el que Javier Hidalgo, a trav√©s de datos t√©cnicos, la historia natural de las distintas especies y nost√°lgicos recuerdos de la ni√Īez, nos acerca a estas aves.

Infografía del ciclo anual de la perdiz y otros datos

Calendario biol√≥gico sobre las pocas perdices que cr√≠an a√ļn en el campo, marcando sus tiempos vitales naturales y otros datos de inter√©s para esos cazadores ‚Äúbravos‚ÄĚ que quedan.

10 tipos de perdiz de reclamo, seg√ļn su comportamiento

¬†A continuaci√≥n, un afortunado cuquillero que ha tenido la suerte de disfrutar del trabajo de centenares de p√°jaros se atreve a ‚Äúcatalogar‚ÄĚ los diferentes tipos de reclamos que le han acompa√Īado a lo largo de su trayectoria venatoria atendiendo a sus conductas.

Liebres, galgos y galgueros

Aun cuando la liebre escasea y la demografía de la zona disminuye, todavía hay un halo de esperanza entre una joven generación que recoge gustosa y con renovadas ilusiones el testigo de mil generaciones viejas.

Consejos para un buen pelecho de nuestros reclamos y cómo recortar sus plumas

Terminada la temporada de caza, es el momento de pasar a nuestros p√°jaros de reclamo a los terreros, donde mudar√°n. Una vez concluido el pelecho, ser√° la hora de recortarles las plumas. A continuaci√≥n os explicamos c√≥mo realizarlo correctamente y sin da√Īar sus plumas funcionales.

Experiencia de caza de perdiz en estado natural

La clave para que haya caza en cualquier coto de Espa√Īa es una buena gesti√≥n cineg√©tica. Si no es as√≠ estamos perdidos. La nueva junta directiva de la sociedad de cazadores L‚ÄôAlfori, que lleva poco m√°s de un a√Īo en el cargo, parece tener las ideas claras en este sentido.

Caza de perdiz con reclamo, una afición que se hereda

El car√°cter tradicional de la caza de la perdiz con reclamo significa precisamente eso: la transmisi√≥n de los progenitores a sus descendientes de una costumbre, de una parte de nuestra cultura, que contin√ļa viva con el paso del tiempo, aunque no ajena a √©l y obligada a renovarse.

¬ŅC√≥mo es una jornada de caza en un coto intensivo?

Estamos terminando la temporada cineg√©tica ‚Äďfinaliza el pr√≥ximo 8 de febrero‚Äď, as√≠ que hay que aprovechar los √ļltimos d√≠as que quedan. Patricio Sim√≥ nos cuenta c√≥mo ha sido una de sus √ļltimas jornadas de caza en el coto intensivo El Bonillo.

Villa Violeta, pasión por la naturaleza y la ornitología

Villa Violeta fue la primera casa de recreo veraniego de la playa de La Barrosa. Siendo esto ya singular, su mayor importancia radica en formar parte de la escasa decena de hogares gaditanos donde la pasión por la naturaleza y la ornitología, nació de la mano de célebres cazadores-naturalistas.