Consejos para un buen pelecho de nuestros reclamos y c贸mo recortar sus plumas
11 septiembre, 2019 Trofeocaza . 3785 Visualizaciones

Caza menor nacional Perdiz con Reclamo

Consejos para un buen pelecho de nuestros reclamos y c贸mo recortar sus plumas

Terminada la temporada de caza, es el momento de pasar a nuestros p谩jaros de reclamo a los terreros, donde mudar谩n y tomar谩n tierra durante la 茅poca estival y principios de oto帽o. Una vez concluido el pelecho, y antes de meterlos nuevamente en sus jaulas, ser谩 la hora de recortarles las plumas鈥

Se trata de un important铆simo 鈥ritual鈥 que evitar谩 que el plumaje de nuestras perdices se da帽e en sus nuevas estancias. A continuaci贸n le explicamos c贸mo realizarlo correctamente y sin da帽ar sus plumas funcionales.

Mirando a sus perdices, Vicente, un aficionado con solera, hizo un peque帽o recordatorio sobre en qu茅 consist铆a la muda. Es para los reclamos, como para todas las aves, un proceso delicado en el que se produce la renovaci贸n anual de la pluma.

A la perdiz le sirven las plumas como defensa en los cambios de temperatura, por lo que un buen pelecho es important铆simo para ellas. Un reclamo bien pelechado adquirir谩 un celo superior a otro que no haya hecho una muda correctamente.

La perdiz tiene diferentes clases de plumas:

  1. Las remeras, que se encuentran en las alas, necesarias para volar.
  2. Las coberteras, que les cubren casi todo el cuerpo, sobre todo la cabeza, cuello y pechuga
  3. Las timoneras, que son las que tiene en la cola y que les sirven de tim贸n o gu铆a cuando se desplazan volando.

Hemos de procurar que la muda de nuestros reclamos coincida con la de las camperas, que la hacen en cuanto las calores del verano empiezan a 鈥渟entirse鈥. Si nuestros reclamos no pelechan en estas fechas, les traer谩 consigo un desequilibrio org谩nico que a nada bueno conducir谩.

Durante este proceso es conveniente administrarles alg煤n complejo vitam铆nico que favorezca esta delicada etapa en la que se producen las bajas de muchos reclamos, en la mayor铆a de ocasiones por no encontrarse lo suficientemente fuertes y bien cuidados.

Es oportuno que la tierra que cojamos del campo tenga cierta arenilla, que es muy necesaria para los p谩jaros. Esta tierra debe mezclarse con ceniza, pues favorece la brillantez de la pluma a la par que posibilita la desparasitaci贸n de piojillos.

La tierra mezclada con ceniza no debe permanecer todo el pelecho en el terrero, sino que es conveniente cambiarla cada dos semanas, renov谩ndola de las impurezas que haya podido coger al ba帽arse en ella los reclamos.

Aunque la tierra que aportemos a los terreros debe estar algo h煤meda, no debemos abusar excesivamente de ella, pues podr铆a provocar dolencias musculares en nuestras perdices o alg煤n otro trastorno no aconsejable.

驴D脫NDE SITUAMOS LOS TERRENOS?聽

Los terreros deber谩n, a ser posible, estar situados a la intemperie, entre sol y sombra, para que puedan iniciar su pelecho al subir la temperatura ambiente.

Antiguamente se sol铆an pelechar los reclamos en la jaula, d谩ndole tierra con frecuencia en unos terreros preparados al efecto, pero hoy son pocos los aficionados que emplean este sistema y s铆 el anteriormente descrito.

Aunque deseamos vivamente meter nuestros reclamos en la jaula, es necesario que estos se liberen de esa caspilla que suele aparecerles en su plumaje, debido a que a煤n no ha finalizado el pelecho, por lo que necesitaremos que permanezcan algunos d铆as m谩s en los terreros hasta que queden totalmente limpios de estos restos, procedentes de los ca帽ones que tiene cada pluma antes de brotar, siendo esta caspilla originada por la perdices al picarse.

Tenemos que asegurarnos de que el reclamo est茅 totalmente pelechado al sacarlo del terrero, pues de no estarlo, no responder谩 adecuadamente en el momento de encelarse.

No son buenos los pelechos anticipados, ya que pueden producir, cuando menos lo deseemos, un segundo pelecho, por lo que hemos de procurar que ello no suceda.

Tampoco es conveniente que la muda se produzca en fechas tard铆as, ya que los reclamos que la sufren no cambian la pluma adecuadamente, ni por supuesto adquirir谩n el necesario celo para estar a punto en el momento de cazarlos.

En estos pensamientos se hallaba embargado Vicente cuando el sonido del tel茅fono lo sac贸 de su ensimismamiento y, apartando la mirada de sus reclamos, corri贸 a coger la llamada que se hac铆a sentir en la habitaci贸n de al lado.

PAUTAS PARA EL RECORTE DEL PLUMAJE DE LOS RECLAMOS

El-Recorte-de-las-plumas-despUna vez terminado el pelecho, recortaremos el plumaje de nuestros p谩jaros para evitar que se deteriore dentro de su nuevo habit谩culo.

Comenzaremos el recorte por las alas, recortando las tres primeras plumillas cortas que se encuentran en la primera falange de cada ala, que son las que suelen engancharse cuando el reclamo aletea en la jaula.

Continuaremos con las primeras plumas remeras de cada ala, de modo que al cerrar el ala parezcan que est谩n con ellas.

Cortaremos luego las piojeras, donde suelen anidar los piojos y que est谩n debajo del ala, cerca de su nacimiento.

Terminaremos recortando la cola, de forma que las coberteras de la penca tapen el corte, para que est茅ticamente quede la perdiz m谩s vistosa.

No es aconsejable recortar otro tipo de pluma, ya que todas ellas tienen una particular misi贸n que alterar铆amos si no procedi茅ramos adecuadamente.

No olvidemos cortar el pico (si es largo) antes de introducirlos en sus jaulas.

Manuel Jer贸nimo Lluch Lluch

Tambi茅n te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.