Planes contra los da√Īos de los conejos a la agricultura
18 diciembre, 2016 Trofeocaza . 5611 Visualizaciones

Caza menor nacional

Planes contra los da√Īos de los conejos a la agricultura

Los da√Īos a la agricultura por la existencia de conejos generan una ingente cantidad de informaci√≥n. En internet, los registros son infinitos, y todos apuntan a m√©todos de control, cantidades dinerarias invertidas y p√©rdidas por la presencia del oryctolagus en muy diversos puntos de nuestra geograf√≠a. Una gesti√≥n sostenible ha de pasar por experiencias de campo que sirvan como herramienta de manejo. Hacemos aqu√≠ un an√°lisis y aportamos algunas conclusiones para que cada vez sepamos hacer mejor las cosas.

Como bien sabemos, el conejo tiene una incidencia directa en los cultivos. Esto genera una retah√≠la de p√©rdidas econ√≥micas en la actividad agraria: da√Īos en la vi√Īa, en el cereal y en los cultivos hort√≠colas, principalmente. La repercusi√≥n de estos da√Īos es importante de cara a las econom√≠as locales de aquellos t√©rminos donde el conejo tiene presencia.

caza-menor-reportajes-nacional-planes-contra-los-danos-de-los-conejos-a-la--agricultura-majano01

Cercado temporal de un majano para evitar da√Īos a la agricultura.

Parece evidente que en determinados lugares la presi√≥n cineg√©tica es insuficiente para paliar la actividad conejera all√≠ donde este peque√Īo mam√≠fero se hace muy resistente y resabiado a las escopetas.

Está comprobado igualmente que los grandes vivares de más de 100 bocas son de muy difícil acceso incluso hasta para los hurones.

La caza en estas circunstancias es muy poco efectiva para el control y manejo de los conejos.

Otros hábitats donde resulta ineficaz la caza es en zonas de cobertura de bajo porte, como los espartales, sitios con palmito o con coscoja, donde es difícil ponerles a tiro.

Allí el conejo se mueve bien y encuentra fácilmente vías de escape.

POR QU√Č SE GENERAN LOS DA√ĎOS

Los da√Īos vienen por la escasez de alimento (herb√°ceas silvestres), por la falta de depredadores terrestres y a√©reos, por el refugio que ofrece el h√°bitat y por la sensibilidad de los cultivos, es decir, por los periodos cr√≠ticos estacionales. Y es aqu√≠ donde una peque√Īa cantidad de conejos puede provocar serios da√Īos a la agricultura, y no necesariamente tenemos que hablar de superpoblaciones para encontrar esos destrozos en los cultivos.

Los grandes da√Īos suelen producirse cuando se siembra el cereal y empieza a crecer o cuando los conejos se nutren de la corteza de determinadas plantaciones, como el olivo, porque roen el floema y las plantas mueren en poco tiempo. En el caso de las hort√≠colas, el est√≠o es la estaci√≥n m√°s sensible. En esta √©poca los conejos necesitan alimentarse de prote√≠na y tener agua. Las hort√≠colas son el objetivo m√°s apetecible en ese momento.

caza-menor-reportajes-nacional-planes-contra-los-danos-de-los-conejos-a-la-agricultura-mallado

Protección de cultivos con un mallado conejero.

En el caso del cereal, la superficie de terreno afectada por metro cuadrado es mayor en los meses de noviembre, diciembre y enero. En condiciones normales, esos meses son los de tirar el cereal. De 150 kilos por hect√°rea en zonas productivas terminar√°n en verano con 4.500 kilos por hect√°rea (esto es variable seg√ļn zonas y climas).

La conclusi√≥n es que esos primeros meses la siembra crece despacio, a√ļn le queda mucho. Si los conejos en estos meses se alimentan de cereal, el consumo de uno solo puede afectar a unos 67 metros cuadrados de siembra, con la repercusi√≥n que ello conlleva.

En verano, este mismo conejo, comiendo lo mismo, al haber crecido ya el cereal, los da√Īos que provoca s√≥lo llegar√°n a cubrir dos metros cuadrados.

Como vemos, en el caso del cereal, todo depende del momento del a√Īo. Y cuando est√° en ciernes, los da√Īos pueden ser muchos, aunque haya poco conejo en la zona.

Con ello damos cuenta de que la clave no est√° en aportar comida durante todo el a√Īo, sino que en determinados meses esos aportes s√≠ pueden ser beneficiosos. Adem√°s, si hay poco conejo, no habr√° que hacer un gran desembolso de dinero.

QU√Č SE SUELE HACER

caza-menor-reportajes-nacional-planes-contra-los-da√Īos-de-los-conejos-a-la- agricultura-conejo0250Normalmente, cuando esto ocurre siempre se recurre a lo mismo: a la presi√≥n cineg√©tica mediante permisos.

Pero claro, esto tiene sus inconvenientes porque la caza está al arbitrio de las sociedades y además tiene también repercusión en los predadores, que desaparecen o se los caza hasta el agotamiento, con la inmediata incidencia en la pirámide lógica natural, tan importante es la presa como su predador en proporciones lógicas.

Tambi√©n afecta a la destrucci√≥n de los h√°bitats o alteraciones del mismo, con el empleo incluso de m√©todos masivos y quiz√° lesivos como el trampeo por cuenta ajena o incluso el uso de venenos (recordemos la plaga de topillos de hace tres a√Īos en Castilla y Le√≥n).

LAS ALTERNATIVAS

Parece evidente que una de las posibles causas de los da√Īos a la agricultura sea la falta de alimento en determinadas √©pocas del a√Īo, porque el cultivo est√© aun creciendo o porque los conejos no encuentren cerca otra fuente de nutrientes. Por eso, una de las alternativas a los cultivos es ofrecer otro alimento a los animales. Un ejemplo claro de esto es sembrar micropraderas forrajeras permanentes. √Čstas est√°n adaptadas a la presi√≥n de herb√≠vora, de manera que si se las comen y disponen de una fuente de agua, crecen con m√°s fuerza y su producci√≥n es elevada como para alimentar a los conejos, que no se ir√°n a otros cultivos m√°s sensibles.

Otra alternativa pasa por la siembra ecol√≥gica para la caza, sembrar los bordes de los cultivos o poner comederos artificiales. Las siembras ecol√≥gicas para la caza comprenden avena y breza y son muy √ļtiles, ya que en verano, adem√°s, sirven de cobijo a las especies de menor y no son demasiado costosas.

LA PRESI√ďN CINEG√ČTICA

caza-menor-reportajes-nacional-planes-contra-los-danos-de-los-conejos-a-la--agricultura-huron

La caza con hur√≥n es la m√°s recurrente para paliar da√Īos ocasionados por el conejo, pero no la m√°s eficaz seg√ļn zonas.

En cualquier caso, todas estas pr√°cticas requieren cierto aprendizaje y experiencia. No siempre se sabe colocar las mallas o simplemente mantenerlas. Y, como todo, tiene sus inconvenientes. Uno de ellos es el desembolso que suponen (siempre hay que poner dinero) y otro es el impacto que provocan, ya que esto disminuye la movilidad de la fauna.

Y es que en realidad la gesti√≥n debe llevarse a cabo por profesionales que saben d√≥nde hacer la presi√≥n por caza y cu√°ndo (definir n√ļmero de cazadores, d√≠as de caza, cupos‚Ķ).

De este estudio se concluye, adem√°s, que es m√°s beneficioso no realizar una presi√≥n cineg√©tica todo el a√Īo, sino hacer cargas instant√°neas. Con una presi√≥n constante los conejos aprenden r√°pido y empezar√≠an a salir por la noche.

Esos conejos resabiados no salen de las madrigueras de día ni aunque utilicemos hurones para sacarlos. Y en sitios donde hay mucha abundancia la caza al salto con perro no es demasiado eficaz, hay que emplear otros métodos paralelos.

D√ďNDE Y C√ďMO ACTUAR

Las alternativas alimenticias que detallamos en la siguiente p√°gina y que se postulan para evitar da√Īos en la agricultura se basan en experiencias de campo y estudios pr√°cticos apoyados en la observaci√≥n y la investigaci√≥n. Estas medidas deben ser las siguientes:

  • Se hace necesaria la protecci√≥n de ciertos cultivos con mallas conejeras, protectores de troncos y plantas le√Īosas, sobre todo cuando son j√≥venes, o bien el empleo de cercados de madrigueras para confinar temporalmente a los conejos suministr√°ndoles alimento ah√≠ mismo. Cada opci√≥n depender√° de lo que para cada propietario resulte m√°s econ√≥mico o pr√°ctico.
  • Otro de los m√©todos es la reintroducci√≥n controlada de depredadores de madriguera o la mejora de los h√°bitats para todo tipo de predador, como la colocaci√≥n de posaderos para rapaces.
  • Debemos tener en cuenta que estos recurso deben estar en un lugar muy accesible a las madrigueras, si los conejos pueden comer a diez metros de su casa, no se van a ir a 30.
  • Un error frecuente es poner esta alimentaci√≥n alternativa en los mismos cultivos donde existen da√Īos. Hay que tener en cuenta que cuando colocamos alimentos en √©poca de hambruna atraeremos a muchos animales, por eso lo acertado es ponerlo separado del cultivo sensible de p√©rdidas y da√Īos.
  • La clave esencial: que lo que siembres sea nutritivo y lo m√°s atractivo posible para el conejo (ver alimentos m√°s atractivos para el conejo, a la izquierda).
  • Hay que hacer estos aportes s√≥lo durante los periodos cr√≠ticos, en los momentos clave.

ALIMENTOS M√ĀS ATRACTIVOS PARA EL CONEJO

Cultivos muy atractivos:

  • Cebada en crecimiento
  • Brotes de alfalfa fresca
  • Pienso para conejo
  • (Hort√≠colas, brotes, mel√≥n, etc)

Cultivos atractivos 

  • Trigo y avena¬† en crecimiento
  • Semillas cereales, beza
  • Praderas (trifolium, medicago), poa

Cultivos poco atractivos 

  • Centeno
  • Triticale
  • Cortezas de √°rboles
  • Brotes le√Īosos

CONCLUSIONES

Con todo ello, y a tenor de lo visto y estudiado, se concluye que hay que poner en pr√°ctica modelos de gesti√≥n sostenible, apostar por los agrosistemas donde haya especies silvestres y los conejos tienen que tener su sitio, es decir, apostar por la biodiversidad, no s√≥lo por los cultivos o los animales. Parece claro que los da√Īos derivan de un problema de gesti√≥n, por lo que siempre hay que encontrar alternativas que no sean agresivas, pero s√≠ resolutivas.

Texto y fotos: J. J. MU√ĎOZ y R. MART√ćNEZ

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.