Zorzales en mano, desde puesto o combinando ambas modalidades
22 octubre, 2014 Trofeocaza . 6500 Visualizaciones

Caza menor nacional

Zorzales en mano, desde puesto o combinando ambas modalidades

Escopetas, calibres, choques y cargas adecuados para el zorzal

Aunque con algo de retraso con respecto a otros años, pues a finales de octubre aún escaseaban en amplias zonas de España,  los zorzales llegaron por fin a nuestros campos y están siendo los protagonistas de inolvidables jornadas de caza. Estas líneas tratan los aspectos a tener en cuenta y las mejores “herramientas” para afrontar con éxito su caza en mano, desde puesto fijo o combinando ambas modalidades.

El zorzal se ha cazado siempre en puesto fijo, aprovechando el desplazamiento que describen los pájaros para a alimentarse, desde el monte donde duermen a sus lugares de comida y a la vuelta, cuando viajan de nuevo hacia al monte para descansar. Sin embargo, últimamente, ante la escasez de los pasos, cada vez se caza más al salto, generalmente recorriendo el cazador o, mejor aún, varios cazadores extensos olivares o arroyos más o menos densos, en los que suele haber zarzales más o menos impenetrables.

Además, existe una tercera forma de cazar el zorzal que podríamos llamar “combinada de puesto fijo y en mano” y que consiste en que varios cazadores andan y cazan al salto mientras que otros, apostados por delante de la línea de escopetas que avanza, esperan la llegada de los pájaros que levantan y tirotean los primeros. Esta tercera modalidad de caza, además de muy provechosa, es muy interesante cuando en la cuadrilla hay personas que tienen dificultad para andar o bien la zona no tiene suficiente vegetación para que la cacen muchas escopetas. Las fotos de este reportaje se tomaron durante una cacería de este tipo a la que asistimos parte del equipo de TROFEO.

zorzales-en-mano-detalle-1

UNA CAZA BENEFICIOSA PARA EL COTO

La caza del zorzal, además de en cotos ajenos pagando los puestos o la jornada de caza en mano, también se puede realizar en nuestro coto si observamos que hay suficientes zorzales en un momento dado o durante la temporada.

Es un “maná” que no sólo se debe aprovechar rápidamente, porque generalmente son zorzales de paso y pronto seguirán su viaje y desaparecerán, sino que presenta la ventaja añadida de que nos permite dejar descansar a las especies autóctonas de nuestro acotado, lo que será especialmente beneficioso en temporadas como ésta, en la que no abundan los conejos ni las perdices o bien son estas últimas las que más “pagan el pato”.

UNA CAZA DIFÍCIL Y DIVERTIDA

Las tres formas descritas de cazar el zorzal son, además de divertidas, muy difíciles, hasta tal punto que muchos cazadores experimentados se “estrellan” cuando debutan por primera vez en la caza del zorzal.

zorzales-en-mano-detalle-4Para tener éxito en la caza desde puesto fijo no solo hay que estar diestro en el disparo, sino también saber hacer y elegir la situación de puesto (si no es adjudicado en una tirada comercial) y situarse y moverse dentro de él correctamente, pues los zorzales nos pueden detectar a mucha distancia y no nos entrarán a tiro.

Más difícil aún es la caza en mano, aunque para muchos cazadores también es más divertida. No solo hay que conseguir aproximarse a ellos de modo que se levanten a tiro, sino que además vuelan desde todo tipo de ángulos y los disparos se tienen que realizar a muy diferentes distancias: cercanas, medias y largas, cuando no larguísimas, por lo que hay que saber muy bien adelantar los tiros y se deben emplear chokes y cargas diferentes a las utilizadas desde puesto fijo.

EL PERRO, “HERRAMIENTA” FUNDAMENTAL

Tanto desde puesto fijo como cazando en mano, es indispensable utilizar un perro que cobre bien, pues en esta modalidad se pierden muchos zorzales y también caen muchos heridos que rápidamente se esconden y cuando vas a buscarlos no los encuentras. Un perro que se esté quieto en el puesto y que salga a cobrarlos nos facilitará mucho la recuperación de las piezas y, además, nos permitirá tirar más, ya que no perderemos tiempo en ir a cobrarlo, y en el caso del zorzal es indispensable ir cobrando según se van abatiendo los pájaros para no perder un porcentaje muy alto de los que vayamos derribando.

También puede ser muy útil el uso de un reclamo manual (los electrónicos están prohibidos y también en alguna comunidad los manuales; ver (¿Están permitidos los reclamos tipo fuelle o pito? ), sobre todo cuando estamos cazando cerca de una zona donde los zorzales van a echarse.

ESCOPETAS Y CALIBRES ADECUADOS

zorzales-en-mano-detalle-3Básicamente, las escopetas que mejores resultados proporcionan en esta modalidad son las semiautomáticas, especialmente en puesto fijo, y las de dos cañones, tanto superpuestas como paralelas, que tengan selector de disparo o bien dos disparadores. Las paralelas clásicas poseen dos disparadores, pero no se le pueden acoplar chokes intercambiables, lo que supone una desventaja con respecto a las modernas superpuestas.Cazando en mano, el mayor inconveniente de las semiautomáticas es el tiempo que se pierde en recoger las vainas, operación que además resulta difícil.

Desde puesto fijo, sin embargo, esto no es un inconveniente, pues se recogen después de la tirada. Pero dentro del puesto se cargan más cómoda y rápidamente que las de dos cañones y su tercer tiro nos permitirá que cobremos más pájaros.

El calibre 12-70, además de extendido y usado, es para el que más variedad de cartuchos adecuados para cazar zorzales podemos encontrar. Pero esta especie también se puede cazar con el calibre 20-70, para el que también se comercializan numerosos modelos de cartuchos, e incluso se puede utilizar el calibre 28-70, porque hoy día se fabrican cartuchos y escopetas de gran calidad.

Como ocurrió hace años con el 20, que comenzó a ponerse de moda, aunque a mucha menor escala, ante la irrupción en nuestro mercado de magníficas armas semiautomáticas y superpuestas del calibre 28, bastantes cazadores, que además son muy buenos tiradores, lo están adoptando con excelentes resultados.

CHOKES Y CARGAS

Para el tiro al zorzal no hace falta utilizar cargas pesadas de perdigones porque, como se trata de un pájaro pequeño, normalmente los estamos tirando mucho más de cerca de lo que nos parece, de modo que creemos que los tiramos muy largo o altos cuando no es cierto.

Este detalle suele confundir al cazador y utiliza choques más cerrados de lo que conviene, lo que no le beneficia porque normalmente lo único que logra es fallar más. Es muy difícil fallar un tiro por delante, si le parece que el zorzal va muy lejos adelántele mucho el tiro y verá, cuando caiga al suelo, que no volaba tan lejos como parecía.

Un cartucho de calibre 12-70 de 30-32 gramos de plomo del número 9 ó 32 del número 8 y con un choque de tres estrellas puede ser ideal para abatir los zorzales en cualquier modalidad. Incluso con cartuchos de perdigones del número 10 se logran excelentes resultados si vuelan bajos, por ejemplo a primera hora de la mañana.

Con el calibre 20-70, la cartuchería de 25 a 28 gramos de plomo del 9 con un choque de dos estrellas proporciona magníficos resultados. Y si nos decidimos por el calibre 28-70 las cargas más recomendables son las de 21 gramos o más gramos y plomo del 8 ó 9.

El uso de este calibre, que siempre se debe usar en el zorzal (en general con cualquier pieza) con chokes cerrados que los anteriores (dos y una estrellas), lleva aparejada la ventaja del poco peso del arma y de la munición, lo que hace que la jornada de caza sea mucho más llevadera.

Nótese que cuando se caza en puesto fijo el cazador tiene más fácil adaptarse a la distancia y vuelo del zorzal, ya sea cambiando la munición o, lo habitual, cambiando de choke. Puesto que el pájaro viene hacia nosotros, si tenemos dos cañones con distinto choke dispararemos primero el más cerrado.

Cazando al salto se puede usar toda la munición descrita, pero conviene tener en cuenta dos cosas: dispararemos a una especie que se aleja y, por lo tanto, a diferencia del tiro en puesto fijo, conviene tirar primero el cañón con el choke más abierto.

Además, como nunca sabremos a qué distancia se arrancará el zorzal, conviene utilizar chokes más cerrados de los habituales, por ejemplo dos y una estrellas, en vez de tres y una, y seleccionar las cargas de perdigones más pesadas y gruesas de las que hemos descrito (32 gramos del 8 en caso del calibre 12-70, etc.). Además, con esta munición y choke, si se nos arranca otra pieza que estemos autorizados a cazar, como por ejemplo una paloma, tendremos más posibilidades de abatirla.

Texto: Redacción

 Fotos: Javier Martínez Urbano

¿Quieres saber más sobre el zorzal? En Trofeo Caza podrás descubrir toda la información relacionada con una de nuestras especies cinegéticas más representativas, los mejores artículos y reportajes sobre la caza de los zorzales, dónde viven, qué comen, su crianza y migración.

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.