Ante las acusaciones de ecologistas y la alarma social El SEPRONA responde
6 octubre, 2017 Trofeocaza . 4248 Visualizaciones

Reportajes coto de caza

Ante las acusaciones de ecologistas y la alarma social El SEPRONA responde

Ante la alarma social y el desánimo que causa entre nuestro colectivo las continuas acusaciones por parte de los grupos ecologistas y detractores de la caza, hemos pedido a la Jefatura del SEPRONA de la Guardia Civil que conteste a estas preguntas.

Todos sabemos que la actividad cinegética y los cazadores pasamos por un mal momento. Que no estamos bien vistos por una sociedad, cada vez más alejada de la realidad del mundo rural, que en demasiadas ocasiones nos critica por considerar que la caza es peligrosa o que no respetamos a las especies protegidas.

Sin embargo, en comparación con otras actividades y deportes, lo cierto es que los accidentes provocados por cazadores, aunque crean mucha alarma social, son mínimos. Tampoco es cierto que, en general, los cazadores seamos irrespetuosos con las especies protegidas, por mucho que se empeñen en decir lo contrario las protectoras de animales.

Al menos eso es lo que se deduce del siguiente cuestionario de preguntas que le hemos pedido que conteste a la Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Se trata básicamente de cuestiones relacionadas con la seguridad, las infracciones a las leyes de caza y la agricultura, pues también hemos querido aprovechar la ocasión para conocer qué labor general desempeña el SEPRONA en este último campo, tan especialmente crítico para las especies de caza y para nuestro futuro como cazadores.

El cuestionario incluye además otras relativas a la documentación de caza que no son preguntas formuladas por la redacción de TROFEO, sino consultas que nos suelen formular los lectores todos los años en repetidas ocasiones.

Un tema que preocupa a todos los cazadores es el de la seguridad durante las cacerías, en especial durante el transcurso de las monterías y batidas.

P. A criterio del SEPRONA, ¿cuáles son las principales causas que los originan los accidentes de caza? ¿Cómo se podrían evitar o por lo menos disminuir?

Los accidentes con armas de caza se producen por negligencias de lo más variado. Desde utilizar la escopeta como bastón, dejarla apoyada en una rama o saltar un obstáculo sin el seguro puesto… La causa de mayor incidencia es la de disparar por el simple hecho de ver que se mueve algo entre la maleza sin cerciorarse de lo que es.

En relación a las medidas para disminuir los accidentes con armas de caza, se remite a la orden de 18 de marzo de regulación de las pruebas de capacitación, en la que se informa sobre el conocimiento de las armas, su cuidado, conservación, habilidad para su manejo y utilizació

P. Las infracciones y delitos que más se comenten en materia de caza, ¿cuáles son?

La gran mayoría de las infracciones y delitos  en la caza son  por “furtivismo”, siguiendo de lejos abatir especies sin protección especial.

P. Con respecto a otros países, ¿el furtivismo en España está más o menos organizado?

Serpona-trampaSe puede decir que la “cantidad” y “especialización” del furtivismo está en relación directa con calidad de los trofeos que se obtienen y el beneficio económico que reporta.

En España el SEPRONA ha realizado operaciones contra el furtivismo donde efectivamente se pudo comprobar la existencia de grupos más o menos organizados, dirigidos básicamente a la consecución de trofeos de macho montés y en algún caso de lobo. Pero no es la tónica general.

No podemos comparar, por ejemplo, la organización furtiva que puede existir en nuestro país con la que acaece en territorios donde el objetivo del furtivismo es la caza de elefantes, rinocerontes, tigres, etc.

 

P. Tenemos entendido que para poder cazar como invitado en un coto se precisa autorización del titular del coto por escrito aunque dicho titular esté presente en la cacería. ¿Cómo es posible esto? ¿Por qué no basta su palabra?

Para cazar en un coto es necesario tener AUTORIZACIÓN del titular del aprovechamiento cinegético. La forma de demostrar dicha autorización se entiende que debe ser de manera tal que no deje duda de su existencia y veracidad para el agente que la requiere

P. Los centros de recuperación de animales también denuncian casos de rapaces y otras especies heridas por municiones de cazadores. ¿Son tantos los casos? ¿Cuál es la media de denuncias cada temporada?

De acuerdo con los procedimientos de actuación del SEPRONA, cada vez que es localizado el cuerpo de un animal perteneciente a una especie incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (especialmente rapaces y lince ibérico), es recogida de acuerdo a un protocolo de actuación existente al respecto y remitida a un centro o laboratorio para que le sea practicada la correspondiente necropsia.

En esta línea, los datos estadísticos con los que cuenta esta Jefatura del SEPRONA, ponen de relieve que el número de casos analizados en los que se concluye la existencia de munición de caza, es mínimo.

Otro problema que le preocupa y mucho al cazador es la disminución de la caza menor debido a las malas prácticas agrícolas. No solo no se dejan zonas en las que se puedan refugiar las especies, sino que la tierra se trata con herbicidas y las cosechas con productos químicos cuyo uso envenena a los insectos y a las especies de caza y protegidas, para las que también los pesticidas pueden ser letales o al menos debilitarlas, por lo que son capturadas más fácilmente por sus predadores.

Y más tarde llega la cosecha que se siega y recoge normalmente con descomunales cosechadoras y empacadoras que acaban también con muchas especies protegidas y cinegéticas, precisamente cuando son más débiles al estar en su etapa de reproducción. Nidos de todo tipo de especies protegidas o no, conejos, perdices, liebres, corzos y hasta jabalíes son engullidos por estas grandes máquinas que además suelen trabajar por la noche.

P. ¿Es competencia del SEPRONA velar porque la agricultura no dañe el medio ambiente ni mate las especies, en particular para que estos productos los utilicen y apliquen bien los agricultores?

El SEPRONA es competente para velar por el medio ambiente en general. Hoy en día las prácticas agrícolas son muy distintas a las de hace unos años. Es una realidad que, el empleo de maquinaria más sofisticada así como el creciente uso de productos fitosanitarios, influye en el medioambiente en general y en su fauna en particular.

P. ¿Se comprueba mediante inspecciones y análisis que se usen exclusivamente sustancias autorizadas?

Desde el Servicio de Protección de la Naturaleza se trabaja para minimizar el empleo de plaguicidas no autorizados. Se realizan operaciones que van dirigidas a la lucha del empleo de fitosanitarios no registrados, así como para comprobar que quienes lo aplican tengan la habilitación que la normativa exige.

También son frecuentes por parte de agentes del SEPRONA, inspecciones a los puntos de distribución de productos para el campo, control de los libros registros obligatorios tanto para distribuidores como para aplicadores de plaguicidas, comprobar que los productos se empleen para los cultivos autorizados…

P. En caso contrario, ¿se sanciona a los responsables?

Cuando se detecta el uso ilegal de productos fitosanitarios, se levanta el correspondiente acta y se traslada denuncia al órgano competente. Así mismo informarle que la Guardia Civil no es competente para instruir expedientes sancionadores y consecuentemente de imponer sanciones.

La Guardia Civil, tras tener conocimiento de un determinado hecho que pueda constituir infracción administrativa y realizar las averiguaciones que estime oportunas, traslada lo actuado al Órgano de la Administración (estatal, autonómica o local) que tiene asumidas las competencias en la materia que se trate, siendo dicha administración la que decide si inicia o no el pertinente expediente sancionador y, si procede, impone una sanción o dicta las medidas que estime oportunas.

 P. ¿Es cierto que, por existir un vacío legal, no está regulado el horario para recoger la cosecha y por eso se trabaja por la noche?

Únicamente existen recomendaciones, contenidas en las denominadas “buenas prácticas agrícolas”.

Por último queremos hacerle algunas preguntas sobre la documentación necesaria para poder cazar. Los cazadores tenemos que llevar muchos documentos: licencia de caza, de armas, guía de pertenencia, seguro, tarjeta del coto, papeles del perro… durante una actividad en la que es fácil perder o deteriorar la documentación y más fácil aún olvidarnos de un documento o portar por error un licencia de una Comunidad que no corresponde.

P. ¿No dispone aún el SEPRONA de medios informáticos que eviten, mostrando el DNI del titular por ejemplo, que los cazadores tengamos que portar tantos documentos?

El SEPRONA, lo que sí puede comprobar, es la correspondiente Licencia de Armas y Guía de Pertenencia de la misma.

P. ¿Se pueden llevar copias compulsadas o tienen que ser los originales?

El Real Decreto 772/1999 de 7 de mayo señala que la copia compulsada tendrá la misma validez que el original sólo en el procedimiento concreto de que se trate, sin que en ningún caso acredite la autenticidad del documento original.

Las copias auténticas de los documentos públicos administrativos tienen la misma validez y eficacia que éstos, produciendo idénticos efectos frente a las Administraciones Públicas y los interesados.

El órgano competente para emitir la copia auténtica es el órgano que emitió el original: “la expedición se solicitará al órgano administrativo o al organismo público que emitió el documento original. Dicho órgano expedirá la copia previa comprobación en sus archivos de la existencia del original o de los datos en el contenido.”

P. ¿Qué sucede si nos falta uno o varios documentos pero los tenemos? ¿Somos denunciados o podemos presentarlos más tarde?

Hay que hacer una clara distinción entre las consecuencias de no poseer y no llevar, No poseer un documento exigible es siempre una infracción (administrativa o penal), y como tal, puede ser denunciada. No llevar, pero poseer el documento exigido, constituirá infracción si así lo recoge la norma a aplicar en el caso concreto.

Juan Francisco París

También te puede interesar...

1 comentario

  1. Luis Alberto Hernández
    noviembre 02, 20:55
    En mi país, Guatemala, también existen normativos para la caza... quizás no tan complicados como en Europa, pero ya de eso se estarán ocupando los administrativos. A lo que voy es que la llamada ZAFRA de la caña de azúcar (en toda nuestra costa sur hay muchísimas plantaciones de ella), incluye la QUEMA DE LOS CAÑAVERALES... cosa que se hace DE DIA Y DE NOCHE, provocando la muerte POR CIENTOS de animales tanto de caza como otra fauna, que no pueden escapar de las llamas, muriendo tostados, o asfixiados dentro de sus cuevas y nidos por el humo. Aquí mueren por cientos en cada quema, animales como venados o ciervos autóctonos, adultos y crías, armadillos que viven en cuevas, agutiés o cotuzas, conejos, mapaches, pizotes, serpientes, ratas, ratones, y muchas aves que revolotean por los nidos y sus polluelos, sin poder escapar del humo y de las llamas. Y debo decir que de eso NUESTRAS AUTORIDADES NO SABEN NADA... Y SI SABEN ALGO, NUNCA HACEN ABSOLUTAMENTE NADA POR EVITARLO, PORQUE LOS AZUCAREROS SON MUY PODEROSOS ECONOMICAMENTE Y LO MISMO LES DA EL MEDIO AMBIENTE EN ESTE SENTIDO. Desde Guatemala, luiscazaypesca@yahoo.es

Deja una respuesta

*