Aspectos legales  de la caza de patos
2 mayo, 2018 Trofeocaza . 1754 Visualizaciones

Legal

Aspectos legales de la caza de patos

¬ęEn Espa√Īa, durante los inviernos h√ļmedos, cuando las marismas son verdaderos mares en miniatura, de nada sirven los m√©todos usuales de caza de acu√°ticas (‚Ķ) parecen ser durante tales √©pocas el campo ideal para el empleo del ca√Ī√≥n patero¬Ľ.

La Espa√Īa Agreste, 1892.

Mucho ha cambiado nuestra naturaleza desde que A. Chapman y W.J. Buck publicaran a finales del siglo XIX su libro La Espa√Īa Agreste, nombre parecido al de La Espa√Īa Salvaje que dio pie a la serie documental dirigida por Borja Cardelus en TVE y en la que particip√≥ el propio pr√≠ncipe Felipe.

Mucho han mudado los inviernos. Dicen los dos autores citados que en el mes de diciembre de 1887 no dej√≥ de llover un solo d√≠a en diciembre en la comarca de Do√Īana. Ni las √©pocas, ni las vedas, ni las especies son las mismas; la situaci√≥n de las especies tampoco.

El ca√Ī√≥n patero ser√≠a considerado hoy como un m√©todo masivo, no selectivo, prohibido completamente por la Directiva Aves. La realidad es que la caza de acu√°ticas en Espa√Īa poco a poco desaparece.

Como refiere Antonio Notario, Madrid y Murcia directamente tienen prohibida la caza de acu√°ticas. Y lo cierto es que el resto de comunidades autorizan la caza de acu√°ticas pero en unas especies y en unas condiciones cada vez m√°s limitadas, cada a√Īo m√°s encorsetadas.

No es solo que la caza de acu√°ticas est√© prohibida en muchas masas de agua, sino que, por ejemplo, comunidades como Castilla-La Mancha acaban de reducir a seis especies el n√ļmero de acu√°ticas cazables (√°nade real, focha com√ļn, pato cuchara, √°nsar com√ļn, cerceta y √°nade friso).

Adem√°s para algunas de ellas han establecido cupos muy reducidos. La orden de vedas de 2017-2018, contra la que, para variar, arremeten los ecologistas, suprime dos especies de acu√°ticas de un plumazo (el √°nade rabudo y el pato colorado).

El problema de las acu√°ticas es el mismo de las especies migratorias en general, su car√°cter transnacional, la necesidad de respuestas conjuntas, no ya en toda Europa sino en todos los escenarios (incluida √Āfrica) en que dichas especies tienen alguna parte de su ciclo vital.

La globalización no es solo una cuestión de móviles y turismo masivo, sino de enfoque de los problemas medioambientales y de las especies.

Así lo sugiere Eduardo de Aranzadi en el prólogo del libro de Antonio Notario Gansos y Patos (Madrid, 2009).

Que Madrid o Castilla-La Mancha prohíban o limiten tal o cual especie no es más que un brindis al sol en la aldea global. Poco o nada mejorará la especie del pato colorado porque en los escasos humedales de La Mancha se prohíba su caza.

Las acuáticas y en general el medio ambiente requieren menos improvisación, más estudios serios y sobre todo datos y menos folclore comunicativo. En mi opinión y en la de los expertos consultados, las nuevas restricciones en Castilla-La Mancha (por poner un ejemplo cercano) se han hecho más a golpe de intuición o corazonadas que de ciencia.

Las acu√°ticas, los humedales que las albergan, requieren un programa a medio plazo que los salve de la desaparici√≥n o de ser algo testimonial. Solo conservando adecuadamente esos h√°bitats, poniendo freno al derroche de agua en agriculturas deficitarias, la contaminaci√≥n, el control del jabal√≠, y el deterioro de las zonas h√ļmedas en general, se revertir√° la situaci√≥n de las acu√°ticas.

Prohibir poco o nada influir√° en los pr√≥ximos veinte a√Īos en el estatus poblacional de la cerceta o el √°nsar com√ļn.

Lo curioso es que esto mismo, con veinte a√Īos menos, lo dije en uno de los primeros art√≠culos que escrib√≠ para revistas del sector, ya no recuerdo si para Trofeo (que dirig√≠a Jos√© Ignacio √Ďudi) o para Caza y Pesca (con Ces√°reo Mart√≠n y Adolfo Sanz al frente).

Me temo, que pese a tantos titulares, asociaciones y ONG¬īs, presentaciones, y declaraciones grandilocuentes varias, poco hemos avanzado. Supongo que pasar√°n otros veinte y seguiremos igual o peor en un pa√≠s enciscado en discusiones absurdas varias (imaginen la que quieran) y en realidad fragmentado en dieciocho miniestados y ali√Īado (incluso desde el sector cineg√©tico) con grandes dosis de sectarismo, ombligismo, mala baba y cortedad de miras.

¬ŅApostamos algo?

Santiago Ballesteros Rodríguez
Abogado. Experto en caza y medio ambiente
santiago.ballesteros.abogado@gmail.com

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.