Prueba Audi Q5 3.0 TDi Clean Diesel Quattro S Tronic Attraction
22 diciembre, 2016 3594 Visualizaciones

motor

Prueba Audi Q5 3.0 TDi Clean Diesel Quattro S Tronic Attraction

Es sin duda la mejor alternativa todocamino del fabricante alemán de los cuatro aros. No obstante, es más grande que el Q3, al que supera en maletero y habitabilidad, pero también más manejable y atractivo que el “mastodóntico” Q7. Una alternativa muy práctica que no está exenta de refinamiento. Una exclusividad que se paga con gusto.

REFINAMIENTO PÁCTICO

El Audi Q5 recibió en 2012 ligeros retoques estéticos que lo convirtieron en más atractivo y moderno. Ligeros detalles que le permitieron pulirse en lo estético hasta lograr ese encanto que le permite ser uno de los todocamino más seductores de su segmento. Y es que, como decía Aristóteles, en el punto medio está la virtud. Y el Q5 se sitúa en ese perfecto término medio frente al Q3, al que gana en maletero y espacio interior, pero sin tener que llegar a lidiar con los casi 5,1 metros de longitud del Q7, que suponen un handicap en el día a día. Por tanto, el Q5 es la estrella del fabricante de Ingolstadt. No en vano, la gama Q5 no para de modernizarse. Podríamos decir que su gama está en permanente evolución. Así sucede con una de sus incorporaciones más recientes: el motor 3 litros diesel de 258 caballos objeto de esta prueba.

UN TODOCAMINO QUE LEVANTA PASIONES

Aún llevando en el mercado casi siete años (su lanzamiento tuvo lugar en 2008), el Q5 sigue atrayendo miradas. Quizá, en parte sea culpa de las nuevas luces diurnas con esa forma peculiar que enmarca el faro, o tal vez por esos llamativos pilotos traseros también de led. Hay más cambios, como los paragolpes de nueva factura o la parrilla delantera, pero éstos últimos quizá no sean tan vistosos. Su equipamiento opcional también cuenta con importantes “fichajes”, como los faros full led, que iluminan la carretera de noche a la perfección, aunque para mi gusto crean demasiada ruptura entre la zona iluminada y la que no, provocando una sensación extraña al conducir.

Pero lo más importante está en lo que no se ve, en nuestro caso, en el nuevo motor de seis cilindros en V con 3 litros de capacidad y nada menos que 258 caballos. Lo último en tecnología diesel del grupo Volkswagen. El Audi Q5 no se merecía menos.

Muchos de los que nos estén leyendo estarán pensando que un todoterreno de 1.955 kilos de peso con 258 caballos tiene que gastar lo que no está en los escritos… ¡Error! Este vehículo marca consumos sorprendentemente bajos, como los 8,2 litros a los 100 obtenidos durante la prueba. En ciudad es probable que el ordenador de abordo incremente su lectura, pero en cuanto salgamos a carretera irá bajando. Las cifras serán realmente sorprendentes, como son esos 8 litros. Pero Audi no solo ha querido dotar de más potencia al Q5, lo ha convertido en más eficiente… y esta versión lleva aparejada la denominación Clean Diesel, es decir, aquellas que mejoran consumo, rendimiento y emisiones, que en el 3.0 TDi de 258 CV son de 162 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, respetando así las normas anticontaminación Euro 6. El ahorro en consumo es de un 13% aproximadamente y de 15 gramos de CO2 respecto de si no contásemos con el paquete de medidas Clean Diesel.

motor-prueba-de-coches-audi-q5-05

Destacable Equipamiento Confort de marcha Consumos y prestaciones.

SUAVIDAD Y RAPIDEZ EN EL CAMBIO

Este motor va ineludiblemente asociado a una nueva caja de cambios de siete velocidades S Tronic de doble embrague, responsable de la suavidad y rapidez con la que se realizan los pasos de marchas. El cambio, puede usarse de forma completamente automática y manejarse de modo secuencial desde la palanca de cambio o desde las levas situadas tras el volante. Sea como fuere, la precisión domina cada cambio de marcha.

Tanto el motor como el cambio tienen varios programas de funcionamiento que interactúan con otros elementos, como la suspensión que se endurece, el acelerador que modifica su respuesta y la distinta gestión del cambio estirando más las marchas. Con el mágico botón “Drive Select” elegiremos uno de los cinco modos disponibles (Efficiency, Comfort, Dynamic, Individual y Auto) si queremos que sea más deportivo o más ecológico, o si deseamos que sea la propia centralita la que tome decisiones. ¡Incluso podemos crear un modo personalizado a nuestro gusto! Es divertido notar los cambios que se producen en el coche al cambiar de programa, pero también es interesante saber que entre el programa Efficiency y los demás hay un ahorro de 0,4 litros de combustible por cada 100 kilómetros recorridos.

motor-prueba-de-coches-audi-q5

A bordo del Q5 se disfruta de un ambiente de refinamiento y lujo. Además, el habitáculo de su maletero es muy amplio.

A bordo del Q5 se disfruta de una ambiente de refinamiento y lujo que pocos ofrecen. Los materiales y la calidad de ajuste son de primer nivel, justificando plenamente el desembolso realizado por una unidad como ésta, que supera los 60.000 euros con el equipamiento opcional montado. La consola central está presidida por una pantalla de 6,5 pulgadas a color que se maneja desde la rueda situada tras la palanca de cambio y que dispone de cuatro teclas de acceso rápido para el control del MMI Navigation Plus, un sistema intuitivo y de rápido aprendizaje.

motor-prueba-de-coches-audi-q5-03

La consola central está presidida por una pantalla de 6,5 pulgadas a color que se maneja desde la rueda situada tras la palanca de cambio y que dispone de cuatro teclas de acceso rápido para el control del MMI Navigation Plus.

SEGURO Y CONFORTABLE

En asfalto, el Q5 no tiene ninguna laguna, es más, se podría decir todo lo contrario, no se le notan los kilos de peso y su comportamiento es como el de un turismo, ya que su amortiguación se encarga de mitigar las inclinaciones de carrocería otorgando al conductor una sensación de estabilidad magnífica y, sobre todo, una sensación de control que aumenta la confianza y seguridad en la conducción desde los primeros compases de la marcha. Es increíble lo bien y rápido que se puede ir con un coche de su peso sin tener que recurrir a las versiones deportivas de la gama. Otro aspecto destacable es el silencio y aislamiento del habitáculo. Los pasajeros disfrutan del viaje independientemente del tipo de vía por el que se circule y siempre con el grado máximo de confort.

motor-prueba-de-coches-audi-q5

Mejorable Precio Plaza central trasera Peso elevado

Fuera del asfalto no puede evitar mostrar sus limitaciones, muchas de ellas debidas a unos neumáticos muy asfálticos, pues por motricidad y agarre el Q5 es bastante eficaz, no se aprecian grandes pérdidas de tracción o que el control de tracción y estabilidad estén trabajando continuamente. Las cotas que ofrece, además de una altura de carrocería de 20 centímetros, son buenas: por ejemplo, unos ángulos de entrada y salida de 45º que le permitirán adentrarse en determinados sitios sin poner en peligro ninguno de los plásticos que lo adornan. El sistema de tracción Quattro de Audi se compone de un diferencial central autoblocante que reparte en condiciones normales un 60/40 entre los ejes delantero y trasero pero que varían si el terreno lo exige.

FICHA TÉCNICA

 Motor: 6 cilindros en V


Cilindrada: 2.967 cc 


Combustible: Gasůleo

Potencia mŠx: 258 CV a 4.000 – 4.500 rpm 


Par mŠx: 580 Nm a 1.750 – 2.500 rpm

Velocidad mÅ x: 230 km/h

Tracciůn: 4×4 


Consumos (ciudad/carretera/mixto): 7,1/5,8/6,3 litros 


Capacidad maletero: 540 – 1.560 litros

Dimensiones: 4.629 x 1.898 x 1.655 mm.

Peso en vacŪo: 1.955 kg.

Precio unidad probada: 60.150 euros

Precio gama desde: 38.090 euros

Tito Fernández

También te puede interesar...

1 comentario

  1. juan fernando arango
    diciembre 29, 21:20
    Creo que es competidor del Q5 el VW Touareg. Y ambos motores TDI de 3000 c.c. producen prestaciones parecidas. Alguien me comentaba que el Touareg es muy sensible a la calidad del diesel, porque un diesel como el que se refina en Colombia produce daño en sensores del VW.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.