Ssangyong Korando, alto nivel de potencia a buen precio
6 julio, 2018 Trofeocaza . 948 Visualizaciones

motor

Ssangyong Korando, alto nivel de potencia a buen precio

La quinta generación de Ssangyong Korando envuelve con un diseño atractivo un vehículo muy capaz en campo, más de lo esperado.

El mayor atractivo de este coche está además en su singularidad, nadie en el mercado ofrece un nivel de potencia tan alto a un precio tan ajustado como este modelo coreano.

Hablar de Korando es hablar de todo terreno. La marca coreana Ssangyong, bajo la mano del fabricante indio Mahindra, ha reconducido su gama de Korando hacia un perfil más SUV, que es lo que ahora pita en todos los mercados europeos.

Esta quinta generación sufrió a lo largo de 2017 un acertado retoque estético que le ha servido para mantenerse vivo en esta segunda etapa de su vida.

Es su diseño, entre otros argumentos, lo que le ha servido para mantenerse en la palestra de ventas y lo que sitúa a esta generación como la más exitosa comercialmente hablando. No en vano el diseño de esta generación corrió a cargo del famoso diseñador italiano Giugiaro de Italdesign.

Pero en 2017 no solo se aportaron mejoras estéticas, también hubo una renovación importante del interior, que mejora su presencia y prestancia en ciertos materiales y, sobre todo, se modernizan en cuestiones tecnológicas relativas a conectividad

Ssangyong-Korando-interiorTotal, que al abrir las puertas del Korando se percibe una mejora en cuanto a calidad. La consola central acoge un nuevo sistema multimedia con pantalla táctil, quizá algo pequeña para lo que se estila ahora en automoción, pero con buena calidad de imagen.

Su coste es de 998 €  y en ella se proyectan las imágenes del sistema de ayuda al aparcamiento trasero, un opcional de 191 €. Si queremos también alerta de parking delantero hay que abonar otros 191 euros.

Destacar, además, que en la instrumentación se muestra la dirección en que apuntan las ruedas para las maniobras de aparcamiento, y que es además muy útil para cuando en campo nos enfrentamos a alguna situación algo más complicada.

Otra de sus buenas características interiores es su amplitud.

El Ssangyong Korando es un coche muy habitable y confortable. Las plazas delanteras son cómodas en tanto que los de las plazas traseras disfrutan de un espacio para las piernas enorme.

Personas de más de 1,78 m de altura viajan con confort y disponen de respaldo reclinable en 17,5 grados; jugar con esta posibilidad resta espacio al maletero, cuya capacidad en condiciones normales es de 486 litros, una cifra de respeto.

El último aspecto que hay que destacar del interior, y no menos importante, es la ausencia de túnel de transmisión, lo que mejora en la comodidad del pasajero central.

Ah! Y en la versión probada los de los lados disponían de asiento calefactable también.

EL MÁS POTENTE

¿Qué es lo que le distingue dentro de un mercado plagado de modelos?

Que no hay ninguno que se aproxime en potencia al precio de partida que tiene.

La gama Korando inicia su oferta en 25.750 euros; por ese precio con tracción a las cuatro ruedas los rivales se quedan en potencias del entorno de los 120 caballos, como Suzuki Vitara, o los 110 caballos de Seat Ateca, pero sin la tracción integral.

El Ssangyong Korando ofrece una potencia de 170 caballos, es decir, 50 caballos más que sus rivales, y ¿cómo es esto?

Pues el Korando ofrece una tecnología no tan avanzada como sus rivales y en su interior nos encontramos con algunos detalles donde vemos donde está el precio más ajustado, tales como mayor sonoridad y vibraciones, o materiales más justos de calidad en las partes no visibles, ajustes no tan finos de algunas zonas.

Ssangyong-Korando-maleteroUn detalle bueno es, por ejemplo, la bandeja bajo la base del maletero y sobre la rueda de repuesto (de tamaño normal) que además de filtrar ruidos nos sirve de organizador.

Otro de los aspectos a destacar del Korando es su dirección, más lenta y con un tacto que informa poco de lo que está sucediendo en las ruedas directrices.

Además, tiene mucha desmultiplicación, es decir, muchas vueltas de volante, casi cuatro cuando lo normal son tres. Esto hace que en las maniobras de aparcamiento haya que volantear mucho; en campo, en cambio, hace que las irregularidades del terreno se perciban menos.

Otro detalle que evidencia su menor precio es todo lo relativo a conectividad, menos moderno en cuanto a apps para móvil y asistentes electrónicos.

Para equipararse algo hay que recurrir a los casi mil euros del sistema multimedia, el resto de la gama queda simplemente un paso por detrás.

Lo que está claro es que no hay quien le gane en la relación precio/potencia/equipo.

Dinámicamente, el Ssangyong Korando no oculta sus 178 caballos, que además se agradecen: es pisar un poco y que salga como un disparo para maniobras de adelantamiento o incorporación a la carretera.

Resulta muy cómodo en el uso cotidiano gracias al cambio automático, algo lento frente a otros pero de buen funcionamiento, y sus suspensiones favorecen el rodar tranquilo pues su carrocería balancea algo más de lo habitual.

Su amortiguación es firme, lo que hace que rebote sensiblemente en los guardias tumbados; en cambio, no se descompone al pasar por juntas de dilatación en curva circulando deprisa.

Los consumos son los que pagan el peaje de su potencia, y más con el cambio automático. Su gasto en carretera se va a los 7,8 litros a los 100 km, mientras que en urbano los 9,5 litros es cosa normal.

Actualmente, este consumo resulta elevado y, comparado con rivales semejantes en potencia, queda en desventaja.

Si lo comparamos con la versión de cambio manual, el aumento de los consumos puede cifrarse casi en dos litros, lo que puede retraer a muchos de la compra de este cambio automático.

En campo, nos ha sorprendido por motricidad y capacidad de moverse gracias a la tracción 4×4. Sus cotas todo terreno no son mejores que las de la competencia, 18,5 cm de altura libre y un ángulo de ataque de 22,6º.

Pero nos ha sorprendido que rampas muy pronunciadas las sube con total facilidad y las cárcavas profundas las supera sin dificultad, haciendo muestra de una tracción a las cuatro ruedas muy eficiente y eficaz.

Su tracción total puede bloquear el reparto de fuerza que le llega a ambos ejes, de modo que ante situaciones difíciles pasa con mayor ligereza.

Para las grandes pendientes se echa de menos un control de descenso, pues con el cambio automático tiende a embalarse algo al no tener una primera muy corta.

En definitiva, el Ssangyong Korando es un coche atractivo de diseño que sorprende por precio, dotación de equipamiento y potencia, teniendo una actitud para el campo que excede de las clásicas pistas deterioradas.

Puede que actualmente sea la compra maestra del segmento.

Tito Fernández

Ssangyong-Korando-2

Destacable

  • Respuesta del motor
  • Precio/ equipamiento
  • Habitabilidad

Mejorable

  • Consumo elevado
  • Tacto de  la dirección
  • Sistema multimedia mejorable

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.