Cómo preparar una buena montería cochinera
5 diciembre, 2022 Trofeocaza .

Noticias de actualidad

Cómo preparar una buena montería cochinera

El mes de diciembre es un mes en plena ebullición de las monterías, atrás han quedado las buenas temperaturas del otoño y las jornadas empiezan a ser más frías tanto para los cazadores como para los animales.

Diciembre es también la mejor época para hacer monterías de cochinos. Así lo saben los organizadores de monterías que llevarán poniendo toda la carne en el asador desde hace unos meses para que todo esté listo.

¿Cómo podemos prepararlas bien? Preparando la mancha con antelación. Aquí te contamos como.

1. Acciones previas a la montería.

Para preparar la mancha hace falta limpiar el monte de los tiraderos, porque el jabalí entrará rápido y buscando lo “sucio”, por lo que cuanto más limpio esté el cortadero, mejor. Hay que colocar los puestos con seguridad, lo suficientemente cerca para que los tiros no sean largos, pero intentando que los mismos se vean entre si y no estén formando ángulos o visos que puedan lugar a accidentes. Por último, es de lógica, procurar que haya caza en el monte antes de dar la mancha. Para ello es importante aquerenciar la caza con antelación.

Cebar bien un monte es algo que requiere mucho trabajo y una dedicación constante, mucha atención a lo que se hace y una ilusión grande por lo que se está preparando.

Cuando decimos que cebar una mancha es un trabajo, quiere decir que tiene que estar planificado. No vale con echar comida sin más unas semanas antes de la montería. Hay que conocer dónde y cuándo es mejor cebar para tener un resultado más favorable.

Cada finca es un mundo, por lo que ciertas pinceladas de dónde colocar los comederos nos pueden valer para hacernos una idea de su mejor ubicación. En las manchas con sus cuerdas y sopiés, el mejor sitio para cebar es en los sopiés. Cuanto menos se moleste a los guarros por el monte, mejor. En fincas sin esta estructura, no tendremos más remedio que ponerlos entre el monte.

Lo suyo es disponer de un cebadero por cada 300 ha aproximadamente, y que exista una distancia de unos 800–1.000 m entre uno y otro. Esto permitirá que la población de guarros se pueda dividir el acceso a cada uno de ellos, sin permitir que una sola piara o grupo de esta población se aproveche de todo sin dejar nada a los demás. Cada piara tendrá su comedero habitual sin mezclarse con los demás.

Es importante que se hallen en las inmediaciones de los encames naturales, pero no más cerca de 400 o 500 m. Esta distancia habrá de ser recorrida a diario por los cochinos, y ha de ser suficiente para que les lleve un buen rato llegar hasta ellos y recogerse de vuelta, porque así tendrán menos tiempo durante la noche para divagar por otros lugares que les puedan inducir la tentación de cambiar de plaza.

Una vez que hemos elegido la mejor ubicación, hay que saber cuándo es el mejor momento. Un cebadero ha de comenzarse a alimentar unos dos meses antes de la montería, ya que hacerlo con menos antelación es casi una pérdida de tiempo y dinero. Los animales han de asociar que su ración diaria la tienen disponible con toda seguridad en ese sitio, y eso lleva tiempo conseguirlo. A medida que el invierno va llegando, una ración suplementaria de alimento es muy deseada por estos animales, que necesitan hacer acopio de energía para hacer frente a los fríos que se avecinan.

El primer mes habrá que atender el cebadero cada dos días. Una vez cumplido el primer mes habrá que atender el cebadero a diario sin excusa alguna. La regularidad es imprescindible, y aunque alguna vez el suministro de grano o lo que echemos en él nos falte, hay que procurar por todos los medios que los animales encuentren siempre algo, aunque la ración sea menor. Ellos han de saber que de forma invariable van a encontrar su punto de alimentación diaria, y el fallar en la provisión les plantea una inseguridad que se traduce en abandonos de la zona.

Los jabalíes son animales de costumbres, lo que permite enseñarlos a que en un determinado momento del día y con un vehículo determinado se les está dando de comer. Es por eso que no se asustan ante la llegada del coche del guarda y en cambio corran despavoridos ante otro coche.

He comentado que se debe empezar a preparar el cebadero dos meses antes de la montería y a partir de ahí sería bueno mantenerlo operativo hasta el final de temporada.

Al comienzo hay que ir cebando poco a poco, mirando con qué frecuencia toman el cebadero, por lo que con dos o tres días por semana bastará para hacernos una idea de si está teniendo éxito la ubicación o la comida.

Si conseguimos que el cebadero vaya siendo tomado por los jabalíes, éstos irán volviendo cada noche a buscar su sustento y por lo tanto habrá que atender el cebadero a diario sin excusa alguna.

La regularidad para que no falte comida es importantísima, ya que de forma invariable los cochinos van a ir en busca del alimento. Más si cabe en las semanas previas a la cacería, pues si les falla el aporte diario lo irán a buscar a otro lado y nos podemos llevar una ingrata sorpresa en vísperas del gran día.

2. Cuál es el mejor alimento/cebo.

La forma habitual de echar comida a los jabalíes ha sido en el suelo, pero dado que compiten además con otras reses, se ha ido evolucionando a la instalación de comederos artificiales. Esto implica que se puedan utilizar distintos alimentos además de los habituales. El alimento, debe ser algo que sea fácil de ingerir, que sea fácil de conseguir y transportar por nosotros, que no se deteriore al pasar el tiempo y, muy importante, que no se vea afectado por las inclemencias del tiempo. Los alimentos que podemos poner en el cebadero son:

a. Cereales de invierno: El trigo se puede emplear, pero es un grano muy pequeño para nuestro entender. La cebada es muy rasposa, aunque si se dispensa la que queda partida después de la selección del grano, se la comen bien porque pierde parte de su textura áspera. A la avena le pasa lo mismo, aunque estos granos ganan mucho si los introducimos en un bidón lleno de agua y lo mantenemos así unos días. El grano se ablanda, incluso si la temperatura no es muy baja puede llegar a comenzar su germinación, que los hace más nutritivos y más apetecibles.

b. Maíz: El maíz es un cereal rico en calorías, pero muy pobre en fibra y minerales. Resulta muy apetecible para los jabalíes, pero su nivel de proteínas es bajo y el valor biológico de éstas demasiado escaso para atender las necesidades fundamentales de estos animales. Con ello no pretendemos decir que sea perjudicial, sino que, como dieta básica, y en poblaciones estables, presenta unas importantes carencias que no se suelen tener en cuenta.

c. Piensos compuestos: El pienso es un alimento equilibrado, fundamentalmente porque se formula en base a las necesidades de la especie a la que se alimenta. Al comienzo se ha dicho que como consecuencia de la utilización de comederos artificiales se ha podido añadir pienso, pues anteriormente al aire no se podía utilizar pues se perdía con el agua. Suelen ser productos más caros, pero que producen beneficios con el tiempo, tanto a las hembras como a los rayones.

Estas son, por tanto, a mi entender, las claves para preparar una buena montería cochinera, y así conseguir los frutos que tanto hemos trabajado para que al final del día haya sido un éxito.

Juan Arce Aliseda – Ingeniero Técnico Agrícola.

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

RESPONSABLEEdiciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTOC/Musgo nº 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), España
Tel. 91 805 35 52 - Email: administracion@trofeocaza.com
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email rgpd@auratechlegal.es
FINALIDADESGestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACIÓNGestión clientes : Durante un plazo de 5 años a partir de la última con{rmación de interés. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOSGestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
pública con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALESNo realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIASuscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOSUsted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Española de Protección de Datos).
Más información en nuestra https://www.trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
rgpd@auratechlegal.es

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.