La caza genera un impacto 56,5 millones de ‚ā¨ en la provincia de Alicante
27 julio, 2016 Trofeocaza . 1094 Visualizaciones

Noticias de actualidad

La caza genera un impacto 56,5 millones de ‚ā¨ en la provincia de Alicante

Un estudio elaborado por la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, a través de su delegación en Alicante, cifra en 56,5 millones de euros el impacto económico de la actividad cinegética en esta provincia.

El informe ‚ÄúImpacto socio econ√≥mico de la caza en la provincia de Alicante‚ÄĚ es el primero que se elabora y analiza datos de diecis√©is subsectores econ√≥micos que se benefician de esta actividad, entre los que destacan el c√°rnico, seguros, automoci√≥n, restauraci√≥n o armero, con datos relativos al a√Īo 2013.

‚ÄúPor primera vez podemos valorar y cuantificar la riqueza que genera la actividad cineg√©tica en distintos √°mbitos de la provincia de Alicante, desde los seguros a la restauraci√≥n, pasando por la administraci√≥n encargada de expedir las licencias de caza o de armas o todos aquellos relacionados con el cuidado de nuestros perros‚ÄĚ. Al mismo tiempo, a√Īade Segu√≠, ‚Äúda a conocer el papel real del cazador en otros √°mbitos como la gesti√≥n de acotados o cuantifica las inversiones que nuestro colectivo realiza para la conservaci√≥n del medio ambiente y el entorno rural‚ÄĚ.

En el estudio destaca el perro de caza, considerado un compa√Īero imprescindible por la mayor√≠a de los cazadores, que genera un impacto econ√≥mico en proveedores de servicios o alimentos de 13,6 millones de euros y es una de las inversiones m√°s importantes para sus due√Īos. El informe estima que en la provincia de Alicante hay 48.000 perros de caza, y cuantifica tanto el precio de compra -que oscila entre los 50 y 3.000 ‚ā¨-, como el desembolso anual en vacunas, identificaciones o alimentaci√≥n. Tambi√©n se enumeran 66 rehalas de perros utilizadas en la caza mayor. Estas rehalas suponen una inversi√≥n de 1,6 millones de euros, incluyendo los gastos de su puesta en marcha y mantenimiento anual, que ronda los 20.000 euros para cada una de ellas.

En cuanto a las capturas -386.000 de caza menor y 6.300 de caza mayor– alcanzaron un valor global de casi 7,1 millones de ‚ā¨. Un poco m√°s de 6 millones de ‚ā¨ los gener√≥ la carne de caza menor, que incluye especies cineg√©ticas como el zorzal com√ļn o el conejo, que en conjunto representan el 70% de los animales capturados.

Otras especies de esta modalidad, la m√°s practicada en general, son la perdiz o paloma torcaz. El mill√≥n de ‚ā¨ restante lo genera la caza mayor, con el jabal√≠ como principal especie cineg√©tica, con 3.500 capturas, casi el 55% del total, y por l√≥gica el que mayor valor aporta con su carne, 724.000 ‚ā¨, que suponen el 69% de la caza mayor. Esta modalidad de caza engloba adem√°s al zorro, arru√≠, mufl√≥n o ciervo.

‚ÄúEl estudio pone en evidencia el alto valor de la carne de caza por su sabor y propiedades, que lejos de tirarse como a veces escuchamos asombrados, es muy apreciada‚ÄĚ, afirma Segu√≠.

Las licencias por tenencia de armas y licencias federativas, √©stas √ļltimas expedidas por la Federaci√≥n de Caza de la Comunidad Valenciana, suman casi 900.000 ‚ā¨, correspondiendo a las primeras el grueso del montante con casi 700.000 ‚ā¨. Por su parte las 16.000 licencias de caza, con armas, sin armas y para rehalas, supusieron a la administraci√≥n otros 224.000 ‚ā¨ de recaudaci√≥n. Los seguros de Responsabilidad Civil asociados a cada licencia supusieron para este subsector otros 642.000 ‚ā¨.

Este tipo de seguros tambi√©n es obligatorio en los cotos, superficies de terreno en los que est√° autorizada la pr√°ctica cineg√©tica. Se estima que en 2013 hab√≠a en la provincia de Alicante 376 cotos gestionando unas 400.000 hect√°reas de terreno. Anualmente estos acotados desembolsan en conjunto unos 96.000 ‚ā¨ en seguros, 1,3 millones de euros en los salarios de casi el centenar de guardas jurados encargados de labores de vigilancia en el acotado, y cada cinco a√Īos otros 56.000 en la elaboraci√≥n de los Planes de Ordenaci√≥n Cineg√©tica, documento imprescindible para obtener la autorizaci√≥n administrativa.

Sin embargo su mayor inversión son los 2,7 millones que destinan en beneficio de las poblaciones silvestres para cumplir con la reinversión del 35% de la renta cinegética, y que se traduce en adecuación de infraestructuras, de comederos, bebederos, alimentos o recuperación de cultivos, entre otras muchas actividades.

En armas y cartucher√≠as los cazadores alicantinos se gastan 2,9 millones de ‚ā¨ que se suman a los 645.000 ‚ā¨ de los complementos textiles y otros accesorios necesarios para la pr√°ctica de la caza. Y finalmente el sector de la automoci√≥n y de la energ√≠a obtienen unos 10,9 y 3,6 millones de ‚ā¨, respectivamente.

Los datos obtenidos en este caso proceden de otros estudios nacionales que estiman que el 5% de las ventas de todoterrenos est√°n relacionados con la pr√°ctica de la caza, y esta pr√°ctica suele implicar desplazamientos importantes en muchos casos.

 

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.