驴Por qu茅 deben participar los cazadores en la Ley de Bienestar Animal?
9 junio, 2020 Trofeocaza .

Noticias de actualidad

驴Por qu茅 deben participar los cazadores en la Ley de Bienestar Animal?

La Real Federaci贸n Espa帽ola de Caza (RFEC) recientemente ha solicitado a la Direcci贸n General de Derechos de los Animales su participaci贸n en la elaboraci贸n y el desarrollo del proyecto normativo estatal de protecci贸n animal.

Esta cuesti贸n no es balad铆 por el propio debate 茅tico-jur铆dico sobre la excepcionalidad de la fauna cineg茅tica en la legislaci贸n de protecci贸n animal (es decir, que abatir una especie cineg茅tica en acci贸n de caza reglada fuera un delito por maltrato animal); pero, adem谩s, por una distorsi贸n irreal, humanizada e incumplible para la tenencia responsable y protecci贸n de nuestros animales compa帽eros de caza. No olvidemos que, al igual que sin rehala no hay monter铆a, sin perros no habr铆a caza, y el animalismo radical conoce este axioma y lo emplea para atacar al colectivo cineg茅tico.

ANTECEDENTES

Aunque parece que el inter茅s por el bienestar animal es reciente, el ser humano desde sus or铆genes como especie en base a la evoluci贸n, la adaptaci贸n y el mutualismo (mutuo inter茅s y confort) ha sido cazador, cuidador y adiestrador de perros, hurones, aves de cetrer铆a鈥 cuya utilidad fundamental y funcionalidad principal era la caza.

Prestigiosos investigadores afirman que fueron cazadores, hace unos 15.000 a 20.000 a帽os, los que realizaron la admirable gesta de conseguir el primer animal dom茅stico a partir del lobo (Fidalgo y col., 2018).

Fruto de la selecci贸n cineg茅tica, al menos siete de las diez categor铆as estandarizadas en la Federaci贸n Cinol贸gica Internacional (FCI) de la especie canina son perros vinculados a la actividad de la caza, como la muestra, el rastro, etc. Esta herramienta de selecci贸n supone la conservaci贸n, el mantenimiento y la mejora de un patrimonio gen茅tico 煤nico y ancestral, de razas aut贸ctonas de valor gen茅tico, morfol贸gico, funcional y cineg茅tico incalculable. Como ejemplo singular podemos destacar las diferentes variedades de podencos ib茅ricos, catalogados en la FCI como perros de caza de tipo primitivo.

Adem谩s, los animales compa帽eros de caza para el desarrollo eficaz de una actividad f铆sica tan exigente como la cineg茅tica (buscar o perseguir animales silvestres para cobrarlos o capturarlos) deben ser individuos selectos gen茅ticamente y estar en adecuadas condiciones sanitarias y de bienestar (asimilables a un atleta de 茅lite).

No debemos olvidar que una de las cinco libertades o pilares de la protecci贸n animal es la posibilidad de los animales de realizar su comportamiento natural; as铆 pues, un perro de caza alcanza su plenitud de bienestar durante la actividad cineg茅tica.

LOS CAZADORES, EL MAYOR COLECTIVO DE PROPIETARIOS DE PERROS

Tampoco hay que olvidar (y los poderes ejecutivo y legislativo tampoco) que los cazadores espa帽oles son el mayor colectivo de propietarios de perros, hurones y aves de cetrer铆a; pero, adem谩s, de instalaciones ordenadas zoot茅cnica y sanitariamente para su tenencia como los n煤cleos zool贸gicos.

De igual forma, en gran parte de las autonom铆as, los rehaleros, cetreros鈥 deben disponer de formaci贸n oficial para el cuidado, manipulaci贸n o transporte de sus animales (que los propietarios domiciliarios de mascotas no realizan). Referente a esto, destaca la experiencia de la Federaci贸n Aragonesa de Caza como entidad formadora en bienestar animal homologada por el Gobierno de Arag贸n, con m谩s de 40 cursos realizados y 1.200 cazadores habilitados oficialmente como cuidadores y manipuladores de animales en n煤cleos zool贸gicos.

Desde la Real Federaci贸n Espa帽ola de Caza, las Federaciones Auton贸micas de Caza y las asociaciones cineg茅ticas especializadas como ARRECAL se cuenta con un聽equipo multidisciplinar especializado en bienestar y sanidad animal聽que trabaja y coopera de forma constructiva a nivel nacional con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentaci贸n, y tambi茅n a nivel auton贸mico con las Consejer铆as competentes en la materia.

NORMATIVAS SOBRE BIENESTAR ANIMAL

La primera oleada de normativas auton贸micas sobre protecci贸n animal en Espa帽a se promulg贸 en torno al a帽o 2000 (y en la cual hab铆a elementos novedosos e importantes que actualmente a煤n est谩n en boga para nuestro sector, como que las intervenciones de cortes de orejas y rabos en perros s贸lo pueden ser realizadas por un veterinario).

Posteriormente, en torno a 2015, haciendo propia la creciente preocupaci贸n de la sociedad por formular unos principios y derechos en defensa de los animales y establecer, en consecuencia, unos mecanismos de protecci贸n en favor de los mismos, se han desarrollado m煤ltiples proyectos normativos auton贸micos donde las Federaciones de Caza y ARRECAL han participado activamente en mesas de trabajo, consejos asesores o alegaciones, etc., para aportar sentido com煤n y tratar de聽evitar un error fundamental: la humanizaci贸n de los animales por imperativo legal,聽y por supuesto, el聽establecer l铆mites a la deriva animalista en el ordenamiento jur铆dico.

En esta l铆nea de trabajo, destaca el 鈥業 Foro Caza y Sociedad, la sociedad ante el animalismo鈥 de ARRECAL y Federaci贸n Andaluza de Caza, o la mesa de trabajo sobre el perro de caza de la RFEC donde se hizo part铆cipe a cient铆ficos expertos en bienestar y sanidad animal, juristas, clubes caninos y al Consejo General de Veterinarios de Espa帽a, etc茅tera.

ERRORES REINCIDENTES

Como pauta general聽se promulgan errores reincidentes y muy graves聽en muchos de proyectos normativos sobre protecci贸n animal, como pueden ser:

  • La聽caza reglada nunca puede prohibirseo recibir injerencias v铆a normativas de protecci贸n animal. La actividad cineg茅tica es esencial e imprescindible para el mundo rural, los ecosistemas, la salud p煤blica, la seguridad ciudadana, la sanidad animal鈥 como constata la ciencia, los profesionales vinculados y las organizaciones m谩s representativas del mundo rural.
  • La聽definici贸n de maltrato animal: una situaci贸n accidental y sin intencionalidad nunca puede considerarse infracci贸n o delito. Por ejemplo, no se debe abordar como infracci贸n o sanci贸n si un perro es herido en un percance de caza por el ataque de un jabal铆 (al igual que si se parte la pata en un paseo en el parque鈥).
  • Como medida 鈥渁ntiabandono鈥 la prohibici贸n de reproducci贸n de animales fuera de centros de cr铆a y la聽esterilizaci贸n obligatoria,聽afectando severamente a la reposici贸n particular del cazador o de las rehalas, con las consecuencias directas sobre la p茅rdida de biodiversidad gen茅tica de razas de perros de caza, posibles consecuencias sanitarias de las intervenciones, afecciones futuras de consanguinidad, etc茅tera.
  • Requisitos de instalaciones聽de las perreras no armonizados ni conformes a criterios cient铆fico-t茅cnicos: actualmente las dimensiones m铆nimas pueden variar por comunidades aut贸nomas para un mismo perro de 2 a 12 metros cuadrados por animal, y en comunidades como Madrid se trat贸 de imponer la climatizaci贸n de las perreras, habitualmente ubicadas en el monte, por imperativo sanitario y con los problemas pertinentes en abastecimiento el茅ctrico o coste econ贸mico, pese a que muchas escuelas o domicilios carecen de dicho elemento de confort.
  • La protecci贸n animal no puede anteponerse聽a la salud p煤blica,聽la sanidad animal o el equilibrio de los ecosistemas: el ejemplo de la falta de ordenaci贸n de聽las colonias felinas. M谩s, si cabe, con la grav铆sima crisis sanitaria por COVID-19, se debe reestructurar la escala de valores sociales.
  • Los miembros de las asociaciones protectoras de animales,聽en ning煤n caso deben sustituir a los veterinarios聽de administraci贸n sanitaria, ni adquirir derechos como la presunci贸n de veracidad, pese a carecer de cualificaci贸n o imparcialidad.

En conclusi贸n, es necesario que se atienda la petici贸n de los cazadores de participaci贸n y colaboraci贸n constructiva a la reciente Direcci贸n General de los Derechos de los Animales.

Labor muy importante de y para el colectivo de cazadores, en beneficio del mundo rural y la sociedad, en general, para聽instaurar un ordenamiento jur铆dico sobre protecci贸n animal reflexivo y realista, que favorezca el bienestar animal dejando a un lado criterios morales divergentes.

Autor: Nicol谩s Urbani Barrios, veterinario especialista en Producci贸n Animal y Cineg茅tica. Asesor veterinario de la RFEC y ARRECAL

 

Tambi茅n te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

RESPONSABLEEdiciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTOC/Musgo n潞 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), Espa帽a
Tel. 91 805 35 52 - Email: administracion@trofeocaza.com
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protecci贸n de Datos en el
email rgpd@auratechlegal.es
FINALIDADESGesti贸n de las solicitudes de suscripci贸n recibidas a trav茅s de nuestra p谩gina web, env铆o de
comunicaciones comerciales, promocionales y de informaci贸n de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento expl铆cito del interesado ; Existencia de una relaci贸n contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACI脫NGesti贸n clientes : Durante un plazo de 5 a帽os a partir de la 煤ltima con{rmaci贸n de inter茅s. Los datos
personales proporcionados se conservar谩n durante los plazos previstos por la legislaci贸n mercantil
respecto a la prescripci贸n de responsabilidades, mientras no se solicite su supresi贸n por el interesado
y 茅sta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripci贸n aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOSGesti贸n clientes Ecommerce (suscripciones): Administraci贸n Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gesti贸n clientes: Administraci贸n Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administraci贸n
p煤blica con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALESNo realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIASuscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La v铆a principal de
suscripci贸n son los formularios de nuestra p谩gina web.
DERECHOSUsted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Espa帽ola de Protecci贸n de Datos).
M谩s informaci贸n en nuestra https://www.trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
rgpd@auratechlegal.es

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.