30 octubre, 2016 Trofeocaza . 1391 Visualizaciones

Antonio P茅rez Opini贸n

Suspenso en comunicaci贸n

He esperado un tiempo prudencial para compartir con vosotros unas reflexiones que llevo haci茅ndome desde siempre pero que se reavivaron de manera muy intensa tras la manifestaci贸n junto a los pescadores en Madrid. Bien sabemos que fue masiva y que result贸 un esc谩ndalo la absoluta indiferencia con que la trataron los medios de comunicaci贸n. Como si no hubiera existido y como si los m谩s de 150.000 que abarrotaron Castellana y Gran V铆a hubieran sido 15. Bueno, si hubieran sido 15 presuntos ecologistas, disfrazados por ejemplo de ranas, habr铆an salido en todas las cadenas de televisi贸n, habr铆an protagonizado informativos y tertulias, los habr铆an entrevistado en todas la radios y les habr铆an dado fotazo en p谩gina impar en los peri贸dicos de difusi贸n nacional. Pero al ser todos esos miles pescadores, cazadores y gentes del campo, total, 驴a qui茅n le va a importar?

El enfado de los colectivos despreciados se hizo notar, y en esta ocasi贸n la protesta lleg贸 a los medios y algunos se apresuraron a intentar rectificar lo que en el mejor de los casos fue una lamentable metedura de pata y una evidente falta de profesionalidad. Aducir ignorancia de un hecho as铆 pone en mal lugar de inicio al periodista que tiene la obligaci贸n de enterarse. Y hubo hasta director que se top贸 con la manifestaci贸n y en su diario ni se la ment贸.

Pongo eso por delante. Pero inmediatamente detr谩s hemos de poner lo nuestro, lo que viene siendo nuestra llaga, nuestro suspenso y la causa de no pocos de nuestros males. La incapacidad comunicativa, la falta absoluta y total en este sentido de capacidad de hacer llegar nuestra voz, mensaje y razones a los medios y a trav茅s de ellos al conjunto de la sociedad. Y mientras que no comprendamos que antes que ninguna esa es la asignatura que tenemos que estudiar y aprobar de una maldita vez, seguiremos en la postraci贸n, en la queja, en el gueto y en la creciente marginaci贸n.

Fui a帽os portavoz de la RFEC, lo dej茅 ante la penosa situaci贸n de la c煤pula de la organizaci贸n que prosigue tumorando al colectivo, y all铆 al menos cre铆 llegar a comprender la hondura del problema e intent茅 en lo que pude, que fue poco, paliar la situaci贸n. Pero es preciso abordarla en serio y ello ha de ser una tarea prioritaria, y no me atrevo a decir que conjunta porque eso ya es meterme donde no me llaman.

En realidad es cuesti贸n de decisi贸n, voluntad y medios. Hay que dejar el voluntarismo atr谩s, hay que crear la herramienta, dotarla de unos medios personales y t茅cnicos m铆nimos, trazar el plan de trabajo y ponerse a funcionar. Hoy a nadie, excepto a nuestro muy quejumbroso sector se le ocurre poner a 鈥榲ender鈥 algo 鈥榚scondido en el arca鈥 y sin saber a qu茅 tienda ofrecerlo ni de qu茅 manera hacer que las gentes conozcan la mercanc铆a. En un mundo donde la comunicaci贸n marca muchas de las hegemon铆as, nosotros no solo parecemos renunciar a ella sino que, en ocasiones, hasta abjuramos y proponemos silencio, chit贸n y oscuridad.

He teorizado sobre el asunto demasiadas veces como para insistir en ello. Ahora se trata de ir a cosa pr谩ctica y de ponerse de una vez a la tarea. Desde donde sea y con la f贸rmula que sea, pero 鈥榚so鈥 hay que empezar a resolverlo de inmediato. De lo contrario ma帽ana haremos una manifestaci贸n de un mill贸n y, en vez de abrir un telediario, como mucho nos pondr谩n una esquela.

Antonio P茅rez Henares
antonioperezhenares@yahoo.es

Tambi茅n te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.