Vendiendo la piel del oso
23 mayo, 2017 Trofeocaza . 2650 Visualizaciones

Opini贸n Tico Medina

Vendiendo la piel del oso

Que, como ustedes saben, y sobre todo en este oficio nuestro, de los contadores de historias, es lo que habitualmente venimos haciendo desde que Eva enga帽贸 a Ad谩n, aunque no se sabe si no ocurri贸 al contrario. Lo que s铆 se sabe en la cr贸nica negra del mundo entero es que Ca铆n mat贸 a Abel con una quijada de burro, la primera cr贸nica de caza de la historia.

Eso s铆, habr铆a que a帽adir al titular: 芦Vendiendo la piel del oso antes de matarlo禄.

A lo que vamos. Que se lleva el oso, cantidad. Por ejemplo, el oso que se extingue en los hielos 谩rticos, deambulando sin poder llevarse a la boca una foca tierna o un salm贸n que viene contra corriente. No sabemos lo que estamos haciendo. 芦La tierra se suicida禄, dec铆a el otro d铆a un titular que me puso la carne de gallina. Una pena, y un desastre. Quiz谩 por eso aparecen m谩s osos, seg煤n leo, en los juguetes de Navidad de este a帽o, o se llevan m谩s los de peluche en lo que son los amuletos de la cotidianidad.

Yo he visto el oso. S铆 se帽or, con estos ojos que no se ha de comer la tierra, porque quiero, deseo, pido, exijo que me incineren. Lo he visto, vivo, y cerca, y no en el circo, donde cada d铆a hay menos osos, sino en La Bra帽a asturiana, cuando fui a reportar sobre el 煤ltimo cazador de osos que a煤n estaba vivo. Me regal贸 un colmillo y habl茅 con 茅l largamente. No me atrev铆 a que me regalara un cr谩neo, bell铆simo, que ten铆a en un aparador junto a la chimenea.

Pero s铆 la historia para aquella serie de hace cincuenta a帽os. Y luego me abri贸 la puerta para que los amigos del oso de la sierra asturiana me mostraran los 煤ltimos osos en libertad, que ellos cuidan como si de sus hijos se tratara. Son un pu帽ado de criaturas rom谩nticas, buena gente, que dedican su vida entera a la salvaci贸n de los 煤ltimos osos de Asturias, esos que comen cerezas, les gustan los madro帽os, y si encuentran panales de miel, a por ellos.

Adem谩s del reportaje me regalaron un precioso libro sobre el oso y una estatua, que conservo. Luego vi un cr谩neo de oso en la casa de un m茅dico asturiano, que lo recibi贸 como pago urgente y en mano de un paciente de La Bra帽a, de los Oscos, esa hermosa tierra que hace poco han visitado los reyes cuando hicieron a esa geograf铆a Pueblo Ejemplar, merecido, de Asturias.

Y he visto un oso, de los grandes, de los siberianos, inmensos, en la casa, a la entrada de la villa, de aquel amigo, disecado: un gigante que 茅l caz贸 y que no me atrevo a indicar, por si acaso, que ahora hay ladrones de todo, de trofeos incluso, como le ha ocurrido a un amigo m铆o en Sierra Nevada, Granada, al que han dejado desnuda su casa de la monta帽a, lo que hago p煤blico para su conocimiento.

Tambi茅n he sabido de la piel del oso que un d铆a caz贸 Emilio Bot铆n, y que ten铆a bajo su mesa de trabajo, en Madrid. La hab铆a cobrado en Siberia, donde hay todav铆a tantos osos por encontrar, enormes osos que cuidan y que a veces cazan cazadores muy especiales, espaciales casi, porque son elegidos por el se帽or Putin, gran cazador, como se sabe.

El oso es un animal bell铆simo. Conoc铆 a una hermosa mujer de Hollywood, que ten铆a un abrigo de piel de oso, que no se pod铆a poner porque desprend铆a un olor especial: 芦No puedo llevarlo, como quisiera hacerlo, desnuda bajo la piel m谩s hermosa del mundo. Es imposible hacerlo, me han dicho que hay personas que, para demostrar su rabia, te pueden arrojar una botella de tinta o de sangre禄.

El oso. En Madrid tenemos, adem谩s de los del zoo, los peque帽os que tanto gustan a la Reina do帽a Sof铆a, quien a veces va en privado y sin avisar con su hermana Irene, a la que gustan especialmente los animales en libertad. Se trata de los panda, que son, como saben, osos especiales.

Y los he visto en China hace muchos a帽os, la China de Mao, cuidados como reyes, comiendo lo que lleva dentro el bamb煤. Me traje de China en su momento unas c谩psulas de bamb煤 mezcladas con un ginseng particular. Mao ten铆a varias, para su camas de los palacios de Invierno, donde escrib铆a, fumaba y le铆a a don Antonio Machado, como se cuenta en los libros de aquel que fue el Gran Timonel.

Me gusta, por lo dem谩s, el oso. He visto una garra en una vieja armer铆a de Oslo. Serv铆a de pisapapeles y ten铆a todas sus u帽as puestas, eso s铆, con las puntas de oro. Val铆a m谩s que un oso entero. Y conozco a un pintor que s贸lo pinta osos con un pincel hecho de pelos de oso aut茅nticos. Y es bueno que sepan ustedes que los especialistas en pieles de animales, para salir a la calle, lo que m谩s desean es vestirse con la piel del que contamos.

Por lo dem谩s, en esta p谩gina, que puede oler cuando cambia el tiempo, quiero que sepan que hay un poeta de los osos, sueco, y que, seg煤n un dicho japon茅s de cuando los 煤ltimos guerreros, dice: 芦Ninguna flor como la del almendro; ning煤n hombre como el samur谩i; y ning煤n amor como el que se hace, frente a una chimenea encendida, sobre la piel de un oso cazado por el enamorado禄.

Lo que hago tambi茅n p煤blico, para general conocimiento, es que, cuando esto escribo en la villa de Madrid, la del oso y el madro帽o, a煤n hay 鈥榬astreadores de la huella del oso en la nieve鈥, para cazarlo o para contarlo.

Yo voy a darle brillo a mi colmillo de oso asturiano, el d铆a que lo caz贸, literalmente, cont谩ndolo y vendiendo su piel, que es esta, sin haberlo alcanzado.

Eso s铆, quiero hacer constar que hoy, cuando empieza el diecisiete, mi nieto Manuel, magn铆fica promesa cineg茅tica ya, me ha dicho:

Abuelo, si quieres hacerlo, te lo agradecer铆a, le pides a los Reyes Magos de este a帽o que me traigan un arco y unas flechas. Desde ahora, solamente quiero ir a cazar de esa manera.

Tico Medina

Tambi茅n te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

RESPONSABLEEdiciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTOC/Musgo n潞 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), Espa帽a
Tel. 91 805 35 52 - Email: administracion@trofeocaza.com
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protecci贸n de Datos en el
email rgpd@auratechlegal.es
FINALIDADESGesti贸n de las solicitudes de suscripci贸n recibidas a trav茅s de nuestra p谩gina web, env铆o de
comunicaciones comerciales, promocionales y de informaci贸n de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento expl铆cito del interesado ; Existencia de una relaci贸n contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACI脫NGesti贸n clientes : Durante un plazo de 5 a帽os a partir de la 煤ltima con{rmaci贸n de inter茅s. Los datos
personales proporcionados se conservar谩n durante los plazos previstos por la legislaci贸n mercantil
respecto a la prescripci贸n de responsabilidades, mientras no se solicite su supresi贸n por el interesado
y 茅sta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripci贸n aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOSGesti贸n clientes Ecommerce (suscripciones): Administraci贸n Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gesti贸n clientes: Administraci贸n Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administraci贸n
p煤blica con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALESNo realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIASuscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La v铆a principal de
suscripci贸n son los formularios de nuestra p谩gina web.
DERECHOSUsted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Espa帽ola de Protecci贸n de Datos).
M谩s informaci贸n en nuestra https://www.trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
rgpd@auratechlegal.es

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.