La Selecci贸n del perro de caza I
20 marzo, 2017 Trofeocaza . 2567 Visualizaciones

Reportajes perros de caza

La Selecci贸n del perro de caza I

驴Todav铆a no sabe con que perro de caza quedarse? Pues nuestro veterinario le ofrece algunos consejos para que tome la decisi贸n adecuada, aunque recuerde que despu茅s llega lo m谩s duro: la sociabilizaci贸n, la educaci贸n y el adiestramiento de nuestro compa帽ero. Y es que un buen perro de caza nace, pero de nada vale si no se hace.

El hecho de contar con un magn铆fico compa帽ero de caza se basa en tres pilares fundamentales:

-La selecci贸n gen茅tica,

-La sociabilizaci贸n del cachorro

Su educaci贸n

Su adiestramiento.聽

驴QU脡 PERRO QUEREMOS?

En primer lugar, hay que tener claro, muy claro, para lo que queremos al perro, m谩s all谩 de si le dedicaremos a la caza menor y/o mayor. Por ello tenemos que saber si dentro de una de estas dos disciplinas vamos a llevar a cabo una caza especializada, como es la becada en la menor o el rastro de sangre en la mayor, o simplemente queremos un perro 鈥済eneralista鈥 que nos ayude un poco en todo.

Estas reflexiones nos llevan a una o varias razas concretas. Por poner alg煤n ejemplo, un especialista en becadas posiblemente piense en un setter, o un cazador de mayor al que le preocupe mucho la recuperaci贸n de las reses heridas sin duda tendr谩 en mente a un sabueso de Baviera.

Con los perros polivalentes ocurrir铆a lo mismo: un cazador que parte del a帽o lo dedique a la menor y parte a la mayor seguro que tiene a un drahthaar o a un peque帽o teckel, si no dispone de mucho sitio, en la cabeza.

Por supuesto, esto es lo correcto, y es lo que se debe hacer, pero con ello no tenemos garantizado que vayamos a tener 茅xito en nuestro objetivo. As铆 que d茅jenme reflexionar un momento sobre lo que es una raza.

la-seleccion-perro-I-3El concepto de raza, tal y como lo entendemos en la actualidad, viene de finales del siglo XIX, cuando en Inglaterra se comenzaron a seleccionar perros con cierta聽uniformidad y se empezaron a realizar la primeras exhibiciones morfol贸gicas caninas. Ello nos lleva a que, dentro de nuestro concepto de raza canina, tiene que haber cierta uniformidad f铆sica, es decir, que cuando se vea un ejemplar se sepa con claridad que, por su aspecto, tipo de pelo y capa, pertenece a un grupo racial.

Pero el perro de trabajo, las razas que se utilizaron con alg煤n tipo de utilidad, vienen de mucho m谩s antiguo. Nuestros sabuesos, podencos, mastines e incluso los pachones, suman cientos de a帽os, incluso miles, antes de que los anglosajones desarrollasen este concepto. Estos perros se seleccionaban exclusivamente por su trabajo.

El perro de mejor nariz y perseverancia era el que se reproduc铆a para obtener la siguiente generaci贸n de sabuesos, o el perro que mejor defend铆a el reba帽o del lobo se convert铆a en reproductor. Ello supone que, generaci贸n tras generaci贸n, se unificasen sus cualidades para un trabajo. Y esto tambi茅n fue unificando su morfolog铆a, aunque estos perros no eran exactamente iguales unos que otros.

Esto nos lleva a la conclusi贸n que la selecci贸n gen茅tica que nos interesa es la funcional, o sea, la que ha ido seleccionando perros por su afici贸n por la caza, dotes f铆sicas, capacidad de aprendizaje, docilidad, olfato, etc., y no tanto por su est茅tica. Y les puedo asegurar que si alg煤n criador les dice que se puede seleccionar a la vez la belleza y la funcionalidad, no sabe mucho del tema.

La gen茅tica es tan complicada que seleccionar dos par谩metros tan dispares, en los que entran tant铆simos millones de genes en juego, es una quimera. Lo que realmente buscamos es un perro que en apariencia sea de la raza que buscamos y, sobre todo, que trabaje y funcione como se espera de 茅l.

LA IMPORTANCIA DE LA SELECCI脫N EN LA RAZA

Por ello, una raza canina es tan solo el lugar donde buscar un ejemplar, con unas caracter铆sticas id贸neas para el trabajo y la educaci贸n que le vamos a dar. 驴Ello supone que todos los perros de una raza valen para un trabajo concreto? No, en absoluto.

No todo los perros de una raza cumplen lo que se espera de ellos. Depende mucho de la selecci贸n que se haya hecho de la raza en los 煤ltimos a帽os. Cuanto m谩s se haya seleccionado funcionalmente una raza, m谩s probabilidades hay de encontrar un ejemplar con buenas caracter铆sticas.

En este sentido, los diferentes clubes de razas caninas tienen mucho que decir. En nuestro pa铆s hay algunos clubes que se han perdido en batallas internas e intereses personales y econ贸micos mientras que la raza se deterioraba. Otros, los menos, han hecho un encomiable y discreto trabajo y han aupado a niveles nunca antes vistos en la raza con la que trabajaban.

la-seleccion-perro-I--2

No todo lo determina la raza. Y como ejemplo, este alano espa帽ol de Abd贸n al que se le ha otorgado el t铆tulo de equipo de rastreo de la AEPES.

Otro punto importante son los criadores. Dejando a un lado la picaresca de nuestro pa铆s (que como bien conocen, abunda), hay criadores serios que hacen un buen trabajo con sus perros. Llevo muchos a帽os criando perros de caza y s茅 por experiencia que ser un buen criador es muy dif铆cil, ya que una peque帽a alegr铆a viene precedida por muchos fracasos y sin sabores. Los buenos, en general, s贸lo trabajan con una raza, la conocen a fondo y son personas absolutamente vocacionales que dedican gran parte de su tiempo libre, por no decir todo, a sus perros.

Ellos suelen establecer 鈥渓铆neas鈥 de perro o estirpes dentro de una raza que siempre son muy interesante de conocer y tener en cuenta.

Es interesante recordar la filosof铆a de AEPES (Asociaci贸n Espa帽ola del Perro de Sangre) que repiten constantemente sus miembros: un buen perro de rastro de sangre (uno de los perros m谩s especializados que hay dentro de la caza) puede estar en cualquier sitio.

Sus caracter铆sticas deben ser que sienta pasi贸n por el rastreo, tenga facilidad para el aprendizaje, sea equilibrado y posea dotes para trabajar en equipo. Estas cualidades se suelen encontrar en los sabuesos de Baviera o en los teckel, que mayoritariamente se utilizan como perros de rastro de sangre, pero tambi茅n la pueden tener otras ejemplares de otras razas o mestizos. De hecho, recientemente le han otorgado el t铆tulo de equipo de rastreo autorizado por esta asociaci贸n a una perra de raza alano espa帽ol, de nombre Troncha y cuyo propietario es Abd贸n. 鈥

驴EN QU脡 RAZA BUSCO EL PERRO DE CAZA QUE NECESITO?

En resumen, el primer asunto es saber con exactitud qu茅 objetivos tenemos, o en otras palabras, qu茅 es lo que queremos de nuestro perro de caza. Ello nos va a orientar en cuanto a las razas m谩s id贸neas que pueden cumplir esta funci贸n.

Una raza es un lugar donde es m谩s probable buscar un ejemplar con unas caracter铆sticas determinadas y acertar. En este sentido, los criadores son esenciales, y conocer el tipo de ejemplares que cr铆an, sus criterios de selecci贸n y las calificaciones en las pruebas de trabajo (lo que conocemos como pedigree de trabajo) tambi茅n lo es.

En este sentido, el trabajo de la Secci贸n Canina de la Guardia Civil me parece muy interesante y digno de ejemplo. Aunque la utilizaci贸n que ellos hacen de los perros nada tiene que ver con la caza, la metodolog铆a para seleccionar un ejemplar concreto es muy buena. Ellos buscan unas determinadas cualidades muy concretas, como disposici贸n al trabajo, capacidad de aprendizaje, equilibrio mental, etc., que los convertir谩n, con el entrenamiento apropiado, en buenos perros especializados en la detecci贸n de explosivos, droga o dinero escondido en cualquier lugar. Pero ante todo tienen muy claro las caracter铆sticas del individuo. Estos ejemplares se encuentran con m谩s facilidad en determinadas razas, como son pastores alemanes, pastores belgas, pero tambi茅n labradores, beagles o springer spaniels. Y es ah铆 donde los buscan.

Juan J. Garc铆a Est茅vez

Veterinario

Tambi茅n te puede interesar...

1 comentario

  1. Bernardo Bonilla
    septiembre 15, 18:39
    Juan Jos茅 Garc铆a Est茅vez, muy buen art铆culo, aprovecho la ocasi贸n para consultarle si usted sigue criando sabuesos espa帽oles? Un cordial Saludos desde Uruguay.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.