Antiparasitos externos para perros de caza
21 marzo, 2017 Trofeocaza . 3129 Visualizaciones

Veterinaria

Antiparasitos externos para perros de caza

Todos los años por estas fechas, el autor realiza un repaso de los antiparasitarios externos para perros existentes en el mercado. Y es que llega el verano, el calor… ¡y también los temibles parásitos!, por lo que no está de más ponerse al día sobre los nuevos productos que van lanzándose y que nos serán de gran utilidad en los próximos meses. 

 

antiparasitarios externos para perros de caza-5

Garrapatas, pulgas y mosquitos son los principales parásitos externos que puede hospedar nuestro compañero. ¡Mucho cuidado con ellos!, pues pueden ocasinarle graves problemas de salud a nuestro perro.

Tradicionalmente, pulgas y garrapatas están asociadas a los perros. Y aunque las cosas están cambiando mucho, que un perro tenga alguna pulga o garrapata se considera algo casi normal, al menos en las áreas rurales.

La verdad es que los perros soportan bastante bien estos parásitos. He sido testigo de casos de perros con cientos de garrapatas que, a pesar de que cada uno de estos pequeños parásitos chupan una cierta cantidad de sangre, se encontraban en buen estado.

Algo similar ocurre con las pulgas, aunque el problema de éstas es que, a diferencia de la de las garrapatas, su picadura irrita mucho la piel del animal. Incluso algunos perros son alérgicos, o muy alérgicos, a estos pequeños parásitos, que les hacen la vida imposible.

La pulga puede transmitir un parásito intestinal llamado Dipylidium caninum, mientras que la garrapata transmite enfermedades como la piroplasmosis, borreliosis o las riquetsiales, entre otras. Estas enfermedades pueden ser muy graves, potencialmente mortales, y más comunes de lo que podemos imaginar.

 

 

LOS NUEVOS ANTIPARASITARIOS 

La aplicación de antiparasitarios es imprescindible, pasando a generalizarse cada vez más su utilización. La gran demanda de estos productos ha creado una importante competencia entre los laboratorios, que invierten grandes cantidades en investigación para estar a la cabeza en innovación.

Los primeros antiparasitarios externos que recuerdo se comercializaban en forma de polvo, con los que se “empolvaban” a los perros. Y tengo que reconocer que, pese a que su olor era muy fuerte y se hablaba de que eran tóxicos, eran muy eficientes.

El problema es que su efecto no duraba más que unas horas después de su aplicación. El siguiente paso innovador fue la aparición de las pipetas, pues con una pequeña ampolla aplicada en la piel del animal se prevenían los parásitos durante semanas o incluso meses. De nuevo estamos en un hito en la lucha de los antiparasitarios externos.

Recientemente, dos laboratorios acaban de lanzar sendos productos para luchar contra los parásitos externos por vía oral. Además de ser productos palatables (que tienen un sabor atractivo para los perros, comiéndolos sin problemas), su efecto se prolonga de uno a tres meses, dependiendo de los productos.

La facilidad de aplicación (vía oral), el largo periodo de actuación (hasta tres meses), y su efecto inodoro convierten a estos productos en un hito importantísimo en la mejora del tratamiento de los parásitos externos y en la prevención de importantes enfermedades.

Aunque este formato no es nuevo, ya que desde hace un par de años utilizamos un antiparasitario oral para pulgas llamado Comfortis, lo novedoso, además de su vía de aplicación, es que valen tanto para pulgas como para garrapatas.

El primero de los productos lo ha lanzado el laboratorio Merial y se denomina NexGard (Afoxolaner). Se comercializa en cuatro formatos con cuatro concentraciones diferentes en función del peso de los perros (desde dos hasta 50 kilos) y está registrado para el tratamiento de pulgas y garrapatas por vía oral, actuando durante cinco semanas.

Eso sí, no se puede utilizar en cachorros de menos de ocho semanas ni en perros de menos de dos kilogramos y su seguridad durante la gestación y lactancia no está demostrada. El precio de referencia de laboratorio va de 26,82 euros para perros pequeños (de dos a cuatro kilos) a 36,54 para grandes (de 25 a 50 kilos), en ambos casos para un tratamiento de tres meses (tres pastillas).

El segundo producto lo comercializa el laboratorio MSD y se denomina Bravecto (Fluralaner). También se comercializa en cinco formatos para perros entre dos y 56 kilos y el registro es para el tratamiento de pulgas y garrapatas por vía oral.

Este producto es efectivo durante 12 semanas. No se puede suministrar en cachorros de menos de ocho semanas ni en perros de menos de dos kilos, aunque en este caso el laboratorio indica que es un producto seguro para hembras gestantes, lactantes y perros reproductores.

El precio oscila entre 28,55 euros para perros pequeños (de dos a cuatro kilos y medio) a 40,70 para perros grandes (de 40 a 56 kilos). Estos precios son por una pastilla, que equivale a tratamiento para tres meses.

¡MUCHO CUIDADO CON LOS MOSQUITOS! 

antiparasitarios externos para perros de caza-6

La principal enfermedad que transmite el mosquito es la temible leishmaniasis.

Puesto que no se ven (cuando pican al perro, por la noche y a oscuras, el dueño no los detecta), no dejan rastro y no irritan la piel del animal. Es difícil percibir que están atacando y cuando nos damos cuenta ya es tarde.

El principal problema de los mosquitos son las enfermedades que transmiten: la leishmaniasis, popularmente conocida como la “enfermedad del mosquito”, y la filariasis, también popularmente conocida como la “enfermedad del gusano del corazón”.

Ambas son, desgraciadamente, muy familiares para muchos cazadores españoles, pues son endémicas en muchas zonas y atacan con especial insidia a los perros de campo que viven al aire libre, como la mayoría de los canes de caza.

EL CONSEJO DEL EXPERTO  

Indudablemente, nos encontramos ante un salto importante en el control de los parásitos externos y ante una nueva forma de enfocar la aplicación de medicamentos contra estos insidiosos y peligrosos agentes transmisores. Hemos comenzado a utilizar estos productos y, por ahora, con buenos resultados.

No obstante, hay que recordar un par de aspectos que deberemos tener siempre presentes. El primero es que, a pesar de ser productos innovadores, hay que seguir utilizando un collar antiparasitario o una pipeta como complementos para proteger correctamente a nuestro compañero.

Y es que ninguno de estos productos lo protege frente a los mosquitos transmisores de la leishmaniasis o filariasis. En segundo lugar, los precios son muy altos y asequibles para los que se encuentren ante una situación económica desahogada, aunque es un precio demasiado alto para aquellos que poseen varios perros o incluso una rehala.

Veterinario

Juan J. García Estévez

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.