El Sabueso espa√Īol, sus enfermedades y soluciones veterinarias
23 junio, 2017 Trofeocaza . 5015 Visualizaciones

Veterinaria

El Sabueso espa√Īol, sus enfermedades y soluciones veterinarias

Los problemas en sus largas y caídas orejas, que arrastra por el suelo cuando sigue concienzudamente el rastro de una pieza, suelen ser habituales en estos perros. Así, es posible que sufran infecciones en sus oídos que pueden curarse fácilmente si se diagnostican y tratan a tiempo.

He criado y cazado con sabuesos espa√Īoles durante muchos a√Īos, y tengo que decir, como otras tantas veces con otras razas de caza, que lo habitual es que sean perros sanos, especialmente en lo relacionado con enfermedades hereditarias.

Aun as√≠, hay algunos peque√Īos problemas que he detectado ocasionalmente en ellos y que paso a detallar. No es muy frecuente, pero hay cierta tendencia a que padezcan un problema relacionado con los p√°rpados que, a la larga, afecta a los ojos, pudiendo conducir a la p√©rdida de la vista.

Este problema, que es bastante frecuente en veterinaria, est√° relacionado con la estructura del cr√°neo del perro y tambi√©n con la laxitud de la piel del animal. En un ejemplar sano, el borde del p√°rpado debe ‚Äúajustar‚ÄĚ perfectamente a la superficie del ojo y hacer un recorrido limpio y suave cuando el p√°rpado se cierre y se abra.

Sabueso-esp-enf-2

En esta raza es habitual que algunos ejemplares padezcan dolencias en sus oídos, pues cuando siguen los rastros de las piezas de caza mantienen sus largas orejas en contacto permanente con el suelo.

 

En algunos perros, la apertura del p√°rpado puede ser demasiado estrecha: √©ste se gira y roza la piel con la c√≥rnea y se produce lo que denominamos entropi√≥n. En otros, ocurre lo contrario: el p√°rpado y la piel son laxos y se separan mucho del ojo, dejando una especie de ‚Äúbolsillo‚ÄĚ por donde se expone la mucosa conjuntival y que llamamos ectropi√≥n.

En el primer caso, el roce de la piel y los pelos termina da√Īando la c√≥rnea y produciendo √ļlceras corneales; en el segundo caso (y especialmente en los perros de caza), la mucosa se irrita, se seca y el ‚Äúbolsillo‚ÄĚ se llena de suciedad cuando los animales salen al campo. Ambos problemas son f√≠sicos de los p√°rpados, las estructuras que protegen el ojo.

Por ello, la solución también es física y requiere la reconstrucción de dichos párpados para que queden bien ajustados a los ojos. En el caso del entropión, haciendo un ojal que tire del párpado hacia fuera, mientras que en el ectropión, recortando el exceso de piel.

En ambos supuestos, es una de las cirugías más básicas en oftalmología veterinaria y una de las que con más frecuencia realizamos los veterinarios clínicos.

LAS TEMIDAS OTITIS

Y si hablamos de sabuesos, tenemos que hablar inexorablemente de sus largas orejas y de los problemas que ello conlleva en sus oídos.

Empecemos diciendo que muchos sabuesos espa√Īoles literalmente arrastran las orejas por el suelo cuando van rastreando concienzudamente. Esto tiene un motivo: levantan los efluvios de la pieza a la que siguen, lo que facilita su trabajo.

Pero también tiene un inconveniente: las orejas largas no permiten la aireación del oído y, por tanto, este tipo de perros tienden a padecer problemas de otitis. Con el nombre de otitis englobamos una serie de patologías que normalmente afectan a la parte más interna del pabellón auditivo y al oído externo y cursan con un proceso inflamatorio agudo o crónico.

Pero bajo el nombre genérico de otitis realmente incluimos numerosas enfermedades que afectan al oído, por lo que siempre digo que otitis es el nombre, pero lo que tiene importancia es el apellido de la enfermedad.

Sabueso-esp-enf-otitisPor ello, no es lo mismo si es una otitis infecciosa que si es una otitis alérgica o una otitis parasitaria, ya que el tratamiento y su respuesta varía en gran medida de una a otra. Por ejemplo, el tratamiento de las otitis parasitarias es muy sencillo con los modernos medicamentos, mientras que las otitis infecciosas se pueden volver resistentes y muy difíciles de corregir.

El cuadro clínico varía sensiblemente de una a otra, pero generalmente existe picor y/o dolor en el oído y el perro tiende a sacudir la cabeza y a rascarse constantemente. El oído está caliente y enrojecido y es frecuente que desprenda un fuerte olor y que esté manchado por dentro con una cera oscura o pus de diferente coloración.

Como indicaba, los perros de orejas largas y caídas son más propensos a padecer otitis, ya que el pabellón auditivo tapa el conducto y no permite una correcta aireación de este, haciendo que exista un mayor grado de humedad y un ambiente idóneo para el crecimiento de microorganismos.

Por ello, cualquier alteraci√≥n de la piel de la oreja u o√≠do puede desencadenar un proceso infeccioso. ‚ÄĘ

¬ŅQU√Č LE PASA EN LOS OJOS?

Tambi√©n muy frecuente en muchos perros y en algunos sabuesos es la aparici√≥n de una especie de bulto carnoso en el ojo. Es muy llamativo, lo que provoca que muchos due√Īos se preocupen cuando lo ven y acudan al veterinario con urgencia, aunque esta patolog√≠a tenga poca importancia cl√≠nica desde el punto de vista de la salud del animal.

Sabueso-esp-enf--ojos

La aparici√≥n de este tipo de bultos carnosos en sus ojos es frecuente en los sabuesos. La soluci√≥n m√°s habitual ante estas dolencias es la intervenci√≥n quir√ļrgica

Técnicamente, lo conocemos como hiperplasia de la glándula del tercer párpado y para saber lo que es hay que tener unas nociones básicas de la anatomía del ojo. El perro dispone de dos párpados y de la llamada membrana nictitante, una especie de tercer párpado que tiene la función de proteger y limpiar la suciedad y que se encuentra escondida en la parte inferior del ángulo interno del ojo.

En la cara interna de dicha membrana y en una zona que no es visible cuenta con una peque√Īa gl√°ndula involucrada en la producci√≥n de l√°grima. En algunas ocasiones, esta gl√°ndula se hipertrofia, aumentando tanto de tama√Īo que asoma visiblemente por detr√°s de esta membrana, que tambi√©n destaca arrastrada por la hinchada gl√°ndula.

Esto supone que una ma√Īana el perro amanezca con una masa carnosa de tejido en el ojo sin causa aparente. La soluci√≥n tambi√©n es quir√ļrgica, ya que rara vez el problema responde a las medicaciones. De nuevo, es una de las cirug√≠as b√°sicas del ojo y consiste en realizar con el bistur√≠ un peque√Īo ojal en la cara interna de la membrana para introducir la gl√°ndula y que vuelva a su sitio.

Antiguamente, la t√©cnica era m√°s radical y se resum√≠a en extirpar la gl√°ndula. Pero en la actualidad, se sigue una t√©cnica quir√ļrgica conservadora, ya que se sospecha que en perros propensos a padecer el s√≠ndrome de ojo seco quitar esta gl√°ndula puede perjudicarlos.

Juan J. García Estévez

Nuevo Consultorio Veterinario Trofeo Caza.

El veterinario de Trofeo Caza, Juan J. Garc√≠a Est√©vez responder√° a todas las preguntas, relacionadas con vuestro fiel compa√Īero de caza, que nos envi√©is a veterinario@trofeocaza.com

Las respuestas se publicarán en la revista Trofeo Caza como en la sección Perros de Caza de www.trofeocaza.com así ayudaremos a otras personas que tengan las mismas dudas.

¬°No te quedes con la duda nuestro veterinario responde!

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.