El Teckel, enfermedades y soluciones veterinarias
19 diciembre, 2017 Trofeocaza . 12755 Visualizaciones

Veterinaria

El Teckel, enfermedades y soluciones veterinarias

Las cortas patas y la larga columna de los teckel suelen ocasionarle importantes problemas en su espalda: simples molestias al caminar, dolores más intensos o incluso hernias discales. ¿La solución? En los casos más leves, un tratamiento a base de corticoides suele ofrecer muy buenos resultados; sin embargo, en lesiones más graves, el único recurso es el quirúrgico.

Llevo criando estos pequeños y valientes perros más de 30 años y tengo ejemplares de ocho generaciones en mis perreras. He de decir que, como otras razas de perros de caza, son sanos y, en general, muy longevos. Eso sí, tienen un punto débil: su espalda. Tanto veterinarios como criadores siempre hemos dicho que el hecho de que los teckels sean “paticortos” y tengan una columna larga en proporción a su altura suponía que su espalda sufría mucho.

Sea o no verdad, esta raza con cierta frecuencia padece problemas, a veces muy graves, en la espalda… y en ocasiones también en el cuello. Estas complicaciones se manifiestan de diferentes formas, o mejor dicho, en diferentes grados. En el grado más leve, el perro tiene poca actividad, se resiste a moverse o camina “envarado” y rígido. En otras ocasiones, simplemente tiembla. Y lo que muchos no saben es que este temblor es un síntoma de dolor.

Algunas veces, se mueven con normalidad, pero de vez en cuando dan un chillido cuando sienten un dolor agudo y punzante al realizar un movimiento concreto. Nos encontramos ante el grado más leve del problema, y a veces los veterinarios nos tenemos que esforzar palpando y moviendo la espalda o el cuello hasta encontrar el lugar donde se localiza el dolor. En un estadio más avanzado, comienza a apreciarse un déficit neurológico y el animal presenta dificultad en la movilidad, incoordinación, debilidad en las extremidades y propiocepción (no percibe la postura del miembro).

Y en los estadios más avanzados nos encontramos con una parálisis de las extremidades con pérdida total de la sensibilidad.

LA HERNIA DISCAL, LA LESIÓN MÁS FRECUENTE

El-teckel-y-enfer-columna

En la radiografía puede apreciarse claramente una hernia discal: un disco intervertebral se ha alterado.

Esta patología está producida, en muchas ocasiones, por lo que denominamos “enfermedad discal intervertebral” o más popularmente conocida por hernia de disco.

Pero para realmente entender el problema hay que contar con unos conocimientos mínimos de anatomía de la columna.

La columna vertebral en el perro está formada por 30 vértebras (sin contar la cola) que conforman un eje central donde se sujetan las costillas (que protegen pulmón y corazón) y se insertan músculos y extremidades.

Para permitir que la columna sea flexible, las vértebras deben estar separadas una de otra por una especie de “cojinetes” o discos flexibles. Estos discos son los llamados discos intervertebrales, que están formados por una especie de cápsula rellena de un gel viscoso. En definitiva, son como “almohadones” que permiten la movilidad de una vértebra con respecto a otra. Además, la columna vertebral tiene otra función muy importante: dentro de ella se aloja la médula espinal, eje central del sistema nervioso y principal conexión con el encéfalo.

El sistema nervioso es extremadamente delicado, por lo que el organismo se ha preocupado de protegerle muy bien haciéndole discurrir por el eje central de las vértebras, pero permitiendo a la vez movilidad y flexibilidad. Todo este complejo y eficiente sistema, perfectamente concebido por la evolución, también sufre fallos cuando los discos intervertebrales se alteran.

¿El más frecuente? Cuando el “gel” interior del disco se sale porque la cápsula que lo envuelve se altera y se rompe. Este “gel” entra en el conducto medular y comprime la médula espinal. Si la cantidad que se protrusiona es pequeña, el principal síntoma es el dolor. Si es mayor, comienzan los síntomas neurológicos, mientras que si es más que considerable, se produce un gran daño en la médula, teniendo como consecuencia una parálisis total.

¿QUÉ HAGO SI SUFRE MOLESTIAS EN LA ESPALDA?

Los casos más frecuentes no suelen pasar de un mero dolor de espalda que remite en la mayoría de los pacientes en más o menos tiempo con el tratamiento adecuado. Incluso ejemplares con alteraciones nerviosas pueden revertir y mejorar sin presentar síntomas nunca más.

Los perros operados también pueden tener un buen pronóstico si se les opera a tiempo. Particularmente, he tratado a un gran número de ellos que se han recuperado perfectamente y que cazan sin ningún problema. Siempre se ha dicho que es conveniente evitar que estos perros suban escaleras y salten grandes escalones.

Personalmente, no lo tengo muy claro, pues he visto muchos teckels de campo (los míos, por ejemplo) que no han parado de hacer ejercicio, saltar, subir escaleras… a lo largo de toda su vida y jamás han sufrido problemas de espalda. En cambio, perros que habitualmente viven en casa y no hacen mucho ejercicio sí han padecido esta patología.

Por todo ello, procuro que mis perros estén sanos, reciban una buena alimentación y realicen bastante ejercicio. Y la verdad es que me ha dado muy buen resultado, ya que apenas he tenido incidencias al respecto. No obstante, es muy probable que en esta enfermedad existan factores ligados a la genética, por lo que es muy recomendable evitar la cría con ejemplares que hayan padecido la enfermedad o incluso que simplemente hayan presentado síntomas de dolor lumbar o cervical.

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

El primer paso para un tratamiento correcto es un buen diagnóstico a base de una correcta exploración y análisis de los síntomas.

Como indicaba al principio, a veces no es fácil para el veterinario determinar a qué nivel de la columna se está produciendo el problema. Por ello es conveniente ayudarse con radiografías, aunque, en las “normales”, las hernias de disco no siempre son fáciles de determinar.

Los casos más leves suelen responder bien a los corticoides. Además, es muy importante el reposo, y ayuda bastante la aplicación de calor en la zona.

En caso de aparecer síntomas de déficit neurológico, y siempre que sean leves, también se pueden tratar con corticoides, pero hay que vigilar estrechamente la evolución del paciente para que, en el caso de no ser la esperada, poder actuar lo más rápidamente posible.

Hay pacientes que, cuando se tratan, evolucionan favorablemente y nunca más vuelven a tener problemas. En cambio, hay otros que vuelven a presentar síntomas cada cierto tiempo. En estos supuestos, o en los pacientes con déficit neurológico que no evolucione favorablemente, y sobre todo en caso de que haya parálisis, la única solución está en la cirugía.

Además, en los pacientes con parálisis es extremadamente importante llevar a cabo la cirugía lo más rápidamente posible. Si se espera demasiado, la lesión puede volverse irreversible. En todos estos casos hay que realizar radiología de contraste.

Como indicaba antes, en una radiografía “normal” no siempre es fácil localizar una hernia de disco, por ello debemos recurrir a inyectar un líquido de contraste en el canal medular que ayuda a descubrir cualquier deformidad de la médula espinal por compresión.

En la actualidad, se han empezado a utilizar TACs y resonancias magnéticas, usando asimismo líquidos de contraste, que ayudan mucho a conseguir un mejor diagnóstico.

En cualquier caso, una vez localizado con exactitud a qué nivel vertebral se encuentra la lesión, hay que intervenir para liberar la médula espinal de la presión.

Ello se lleva a cabo habitualmente con una operación que se denomina laminectomía y que consiste en quitar una parte de la vértebra para dejar espacio a la médula y que pueda descomprimirse.

Juan J. García Estévez

Veterinario

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Trofeocaza .
    abril 11, 13:46
    Hola Miriam, Gracias por tu consulta, responderemos a tus dudas lo antes posible.
  2. Miriam
    abril 11, 13:22
    Existe algún otro tipo de tratamiento para teckel con lesión en espalda que no sea la cirugía?, mi teckel presenta parálisis en los cuatro miembros.
  3. Maria
    diciembre 30, 21:10
    ¿Cuánto vale operar una hernia discal ?

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.