Opini贸n Mariano L贸pez

Lluvias generosas para la caza

Ahora que la temperatura nocturna es m谩s apacible y los jabal铆es acuden m谩s a sembrados y comederos, un mont贸n de cazadores se apuntan a las esperas, que no es otra cosa que esperar que alg煤n jabal铆 acuda al lugar donde lo esperamos y abatirlo, siempre por la noche, simplemente porque el jabal铆 tiene la man铆a de moverse a esta hora.