Collar GPS SportDOG Tek 2.0. La más avanzada tecnología para nuestro perro
25 mayo, 2016 Trofeocaza .

Ópticas y accesorios

Collar GPS SportDOG Tek 2.0. La más avanzada tecnología para nuestro perro

Cuando parecía que los sistemas de seguimiento GPS eran insuperables, SportDOG volvió a revolucionar el mercado con la introducción del Tek 2.0. Preciso, fiable y con un alcance de hasta 16 kilómetros, ha roto todos los esquemas para convertirse en el gran referente del sector. 

Siempre me he sentido atraído por las nuevas tecnologías, aunque he de reconocer que soy muy perezoso a la hora de trasladarlas a mis aficiones. Quizás por eso llevo años, temporada tras temporada, con la intención de adquirir un collar eléctrico para mi perra, aunque me cuesta dar ese último paso para decantarme por uno u otro.

Algunos de mis habituales compañeros de cuadrilla los usan… y con magníficos resultados. Y es que uno de los “vicios” de mi podenca es distanciarse de la escopeta cuando siente (o en ocasiones incluso ve) a las patirrojas por delante.

 Y eso, cuando cazas con otros cazadores, se convierte en un dilema: no puedes adelantarte porque rompes la mano, y si no lo haces, las perdices no aguantarán y será imposible tenerlas a tiro. He probado con todo tipo de entrenamientos y diferentes órdenes… y no he podido corregirlo.

Y por fin se me ofrecía la oportunidad

Tras la última Feria Cinegética 2015, Juan Francisco París me comentó que íbamos a recibir en la redacción un collar electrónico. Ante tan grata noticia, entusiasmado, me ofrecí voluntario para probar el “aparatito”, del que todavía no tenía más datos.

Desembalando el paquete que lo contenía, me lleve la primera de las sorpresas… ¡Un GPS! Sí, no es un collar eléctrico al uso… ¡es un GPS! Además de reforzar las órdenes a mi perra, también podré saber dónde se encuentra en cada momento. Lo de su función como collar eléctrico casi quedó en un segundo plano.

Collar GPS SportDOG Tek 2.0

El collar GPS es gestionado por el cazador o adiestrador mediante un dispositivo portátil muy intuitivo y fácil de manejar.

Estaba deseando pasar a la acción. Tras una ligera lectura del libro de instrucciones que le acompaña, puse a cargar tanto el dispositivo portátil como el collar GPS. Muy sencillo: basta con conectar ambos dispositivos a un único cargador a través de dos cables que se incluyen en el equipo.

El fabricante aconseja que se cargue el dispositivo portátil durante ocho horas, mientras que para el collar GPS basta con cuatro. La duración aproximada de la batería del dispositivo portátil es de 12 horas, dependiendo de la frecuencia de uso, mientras que para el collar GPS es de 24 horas (a una velocidad de actualización de tres segundos). Una vez cargados, y antes de partir hacia el cazadero, encendí los dispositivos con el propósito de configurarlos.

Tras una leve vibración, se iluminó la pantalla de arranque. Seleccioné el español como idioma predeterminado y… ¡sorpresa! Un asistente me guió en la configuración del dispositivo. Paso a paso, fui introduciendo los datos que el asistente me iba solicitando. Cuando me quise dar cuenta, ya habíamos terminado.

Encendí también el collar GPS pulsando el botón de “encendido/apagado” hasta que una luz indicadora permaneció fija en rojo y el dispositivo pitó durante dos segundos. En este punto he de señalar que el dispositivo portátil puede conectarse y gestionar a 21 collares (21 perros).

Pero en mi caso únicamente iba a utilizarlo con mi perra, Estrella. Tocaba entonces sincronizar el dispositivo portátil con el collar GPS y, posteriormente, calibrar la brújula. En la pantalla de inicio seleccioné la función “brújula”, pulsé el botón “menú” y elegí la opción “calibrar”.

Según me iba marcando, fui girando el dispositivo portátil en las tres dimensiones hasta que despareció el mensaje de la pantalla. ¡Ya estaba preparado para marchar hacia el cazadero! Otro de los puntos importantes que debemos tener en cuenta para que su funcionamiento sea el correcto es la colocación y el ajuste del collar GPS en el cuello de nuestro perro.

Lo recomendable es que la antena GPS esté en la parte posterior del cuello del perro, abrochándose para que el ajuste quede ceñido pero lo suficientemente suelto como para permitir que pase un dedo entre la tira y el cuello del animal.

Collar GPS SportDOG Tek 2.0

Mando del collar GPS SportDOG Tek 2.0

Ya colocado y ajustado el collar y configurados ambos dispositivos, comencé con la prueba. En la pantalla del dispositivo portátil puedes consultar a través de un pequeño mapa (ampliable con solo girar una pequeña ruleta) dónde se encuentra tu perro en cada momento.

Además, también puedes seleccionar la opción de avisos por voz, de tal manera que, a través de mensajes, la amable voz de una señorita te indica la posición exacta del animal: “Estrella está a 30 metros a tu derecha”.

¡Qué gran invento! Lógicamente, lo recomendable es que cuando estemos cazando deshabilitemos esta opción para no provocar ruidos que den al traste con nuestro deseado lance.

Del mismo modo, y especialmente efectivo para el caso de los perros de muestra y para la caza de especies como la becada, es el avisador de que nuestro perro se encuentra parado o de muestra.

En ese momento, el dispositivo comienza a vibrar y, en el caso de que tengamos habilitado el sonido, tras un gran pitido un mensaje de voz nos comunicará que nuestro compañero se encuentra parado así como su exacta posición. ¡Genial!

¿Y su módulo eléctrico?

En cuanto a su módulo eléctrico, lo primero que debemos decir es que podemos o no instalárselo. Es decir, se nos ofrece la opción de utilizar el collar únicamente como GPS y no como collar eléctrico o de adiestramiento.

Basta para ello con poner o quitar una pequeña pieza… Así de sencillo. En mi caso particular, decidí probar el módulo eléctrico al objeto de reforzar las órdenes cuando mi perra se alejase de la escopeta atraída por la cercana presencia de una pieza de caza.

En cuanto a su configuración, son múltiples las opciones que se nos ofrecen: vibración, tono acústico, impulso… Además, incluso puedes graduar la intensidad del impulso (hay 99 niveles de estimulación).

Así, a través de tres teclas que se encuentran en la parte lateral izquierda del dispositivo portátil puedes ejecutar una u otra orden. Tras un rato campeando, Estrella cogió un rastro y comenzó a alejarse de mí… Las perdices no andaban lejos.

Collar GPS SportDOG Tek 2.0

Pese a que pueda parecer muy aparatoso, en ningún momento de la prueba la perra notó que llevaba puesto el collar GPS.

Era el momento de probar el módulo eléctrico. Tras llamarla y ejecutar un tono acústico, la avisé con un pequeño impulso. ¡Funcionaba! Lógicamente, y no estando acostumbrada a ello, la perra no sabía muy bien qué ocurría, pero lo cierto es que aminoró su “galope” y me dio tiempo a ponerme a su altura.

Tras cuatro o cinco órdenes, la perra asociaba el tono acústico con el impulso, por lo que me bastaba con avisarla con la señal auditiva para que no se distanciase de mí. ¡Increíble!

¡Y puede conectarse al ordenador!

 Una vez en casa, y delante de la pantalla de la computadora, conecté el dispositivo portátil al ordenador a través de un cable que se incluye en el pack.

En la web www.sportdog.com/support/ tek2.0 podemos descargarnos e instalar cualquier software del Tek 2.0, así como una versión completa de su manual de funcionamiento. Sí, otra de las opciones que se nos ofrecen es consultar las rutas que hemos realizado así como los puntos marcados durante las mismas.

 En definitiva, rememorar nuestras jornadas de caza… ¡Una idea magnífica! En definitiva, el SportDOG Tek 2.0 es una útil herramienta de caza… Mucho más que un simple collar de adiestramiento, nos ofrece un sinfín de posibilidades para disfrutar de nuestra afición a través de la más avanzada tecnología. ¿Se puede pedir más?

Texto y fotos: Jaime Valladolid

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.