Los mejores visores para cazar el jabalí en montería
3 octubre, 2017 Trofeocaza . 1760 Visualizaciones

Reportajes armas y municiones

Los mejores visores para cazar el jabalí en montería

Hay que utilizar miras que nos permitan apuntar rápido y con precisión

Disponer del rifle adecuado no garantiza por sí solo los buenos resultados en la caza de ninguna especie. También es imprescindible utilizar una mira que posea características ópticas apropiadas a la modalidad que estamos practicando.

En particular, para cazar el jabalí en escenarios tan diferentes como son la montería y la espera es recomendable utilizar dos tipos de visores.

La mayor dificultad que representa cobrar un jabalí durante una espera nocturna reside en que el disparo se realiza normalmente con poca luz, por lo que es necesario que el visor posea unas características ópticas que nos permitan ver y apuntar en estas condiciones.

En montería, sin embargo, se caza durante el día pero normalmente el tiro se realiza sobre piezas en movimiento o a la carrera que se desplazan a distancias muy diferentes, a veces a pocos metros del cazador, por lo que la mira tiene que permitirnos encarar y localizar rápidamente al jabalí para que podamos seguir su carrera y disparar lo más rápido posible antes de que se ponga fuera de tiro.

Y sucede que las miras que poseen lentes que permiten apuntar con poca luz carecen del campo de visión y diseño adecuados para poder realizar disparos cercanos sobre piezas en movimiento, por lo que si queremos practicar ambas modalidades es conveniente usar en cada una un visor distinto, lo que no significa tener que utilizar necesariamente dos rifles distintos

Utilizando monturas desmontables que nos permitan retirar y volver a colocar la mira sin que se modifique el punto de impacto, podemos utilizar el mismo rifle con los dos tipos de visores, previamente regulados, cada uno en la modalidad adecuada.

VISORES  MULTIPROPÓSITO

¿Y no se comercializan miras que posean ambas características de alta luminosidad y gran campo de visión y puedan utilizarse en ambas modalidades?

Pues la verdad es que se ha avanzado mucho en la fabricación de miras y se comercializan actualmente visores con altas relaciones de aumentos que poseen campos de visión grandes, lentes con alta transmisión de la luz y retículas iluminadas adecuadas.

Es el caso por ejemplo de la mira Swarovski Z8i 2-16x50P, pero, sin tener en cuenta que se trata de una mira más grande y voluminosa de lo necesario para usar en montería, su campo de visión en 2x, que es de 21 metros a los 100 metros, no permitiría disparar tan cerca ni con la misma rapidez que con un visor específico de montería.

visor-monteria-Swarovski z8i

El Visor Swarovski Z8i 1-8×24 se puede adquirir con una retícula intercambiable para cazar en montería.

 

Por ejemplo, con el nuevo Z8i 1-8×24 del mismo fabricante austriaco, que se puede adquirir con una retícula especial intercambiable para cazar en montería, denominada 4A-IF Flexchange, y tiene un campo de visión de 42,5 metros a los 100 metros en 1x.

Y es que el volumen de la mira y su peso también se deben tener en cuenta para que el conjunto arma-visor no pese excesivamente ni desequilibre el arma, y nos permita encarar rápidamente.

VISORES ESPECÍFICOS PARA MONTERÍA 

En teoría, cualquier visor de buena calidad diseñado para cazar en batida que tenga un campo de visión de, como mínimo, 36 m a los 100 metros y una relación de aumentos del tipo 1-4x, 1-5x, 1-6x o 1-8x sirve para montear porque este tipo de visores se ofrecen con retículas adecuadas para disparar en movimiento y porque en tiros cercanos el campo de visión es suficiente. Además, incluso si se utiliza un visor del tipo 1-4x se pueden hacer tiros muy largos en 4x.

Digo de buena calidad porque un visor para montería, aunque se utilice de día, debe ser robusto e impermeable y, mejor aún, poseer lentes exteriores tratadas para que repelan el agua y nos permitan seguir viendo a través del objetivo por mucho que llueva, caso por ejemplo de los tratamientos Rainguard y LotuTec que utilizan las miras Bushnell de alta gama y Zeiss.

visor-monteria-bushnell-1-6,5x24

Visores para montería Bushnell 1-6,5×24

 

También es muy importante que posea retícula iluminada porque permite apuntar más rápido y la retícula se aprecia mejor con tiempo nublado y sobre cualquier fondo. En general, los visores de precio medio-alto posen unidades de iluminación de buena calidad que permiten regular con precisión el punto de luz, poseen sistemas de encendido y apagado automático para ahorrar batería, etc. Pero no sucede lo mismo con las miras de bajo precio.

Se ofrecen varios tipos de retículas iluminadas aptas para practicar la caza en movimiento, pero considero que una de las retículas iluminadas más eficaces que existen para esta y otras modalidades de caza son las del tipo 4Ai (es decir una retícula 4A con la intersección central iluminada) porque con la retícula conectada permite encarar muy rápidamente sobre una pieza a la carrera y también apuntar con precisión si tenemos que hacer un tiro lejano.

Es importante comentar que, de todos los tipos de visores de batida, los más modernos son los que tienen aumentos 1-6x y, sobre todo, 1-8x, por lo que por lo general las miras con estas relaciones de aumentos poseen las características más actuales y más avanzadas (y por supuesto también son los más caros) tanto en campo de visión como en sus unidades de iluminación, tratamiento de las lentes, etc.

visor-monteria-bushnell-miras-de-punto-rojo

Con las miras de punto rojo no se pueden cometer errores de paralaje al apuntar y son más ligeras y compactas que las de montería, pero carecen de aumentos.

Y además, sobre las miras del tipo 1-4x y las del 1-5x, presentan otra importante ventaja: su mayor potencia permite regular el visor con más precisión, sobre todo si la puesta a tiro la hacemos a 100 metros (que es la distancia adecuada para regular el visor de montería con la mayoría de los calibres) ya que con 4 o 5x no se aprecia con nitidez el centro del blanco.

La mayoría de estas miras de batida tienen cuerpo de 30 mm y objetivos de 24 mm, pero existen excepciones. Por ejemplo, Zeiss ofrece miras de batida con objetivos de 36 mm, así como modernos visores V8 con lentes de 30 mm.

Por último hay que mencionar los visores de punto rojo y las miras holográficas, que se caracterizan por ser muy ligeras y compactas. Su mayor ventaja es que con ellas no se pueden cometer errores de paralaje y que su campo de visión es ilimitado, pero carecen de aumentos, por lo que solo son adecuadas para cazar a distancias cortas o muy cortas.

 DISEÑO DE LA CULATA Y MONTAJE

visor-monteria-culata

El diseño de la caja del rifle y la altura de las monturas del visor tienen que permitirnos que, al encarar, podamos ver, con la cara bien apoyada en la culata, todo el campo de visión. Si no es así cometeremos errores de puntería y podemos lastimarnos con el visor.

De nada sirve utilizar un visor adecuado si no está correctamente montado, lo que significa que, al encarar el arma, podamos ver, sin modificar la postura (adelantando, retrasando o subiendo la cara), todo el campo circular de visión, porque si está mal montado se comenten errores de puntería o podemos lastimarnos con el retroceso.

Y para conseguir que el visor quede bien montado no solo hay que utilizar unas monturas con la altura adecuada al objetivo del visor, sino también un rifle que tenga una culata diseñada para poder apuntar a través de la mira con la cara correctamente apoyada.

Al ser de noche y con la emoción del lance, podemos lastimarnos una ceja o el ojo con el retroceso si utilizamos un visor mal montado durante una espera. Y cazando en montería podemos tener el mismo accidente y, sobre todo, fallaremos muchos lances porque cometeremos errores de puntería o no podremos encarar y seguir con facilidad la pieza a través del visor.

Para solventar este inconveniente, antes no quedaba más remedio que pedir a un armero que modificara la culata del rifle, pero hoy día casi todos los rifles poseen culatas adecuadas para tirar con visor e incluso se ofertan rifles cuya culata se puede regular en altura, por lo que, si tenemos un arma con la que no podemos encarar bien, ya no supone ningún problema adquirir otra más adecuada.

Los problemas de las imprecisiones y de las lesiones que nos puede ocasionar un visor mal montado se agudizan con los calibres potentes y con los rifles ligeros porque el retroceso es mayor.

Juan Francisco París

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*