El RD que regula el SANDACH excluye a monterías con menos de 40 cazadores o 20 piezas abatidas
15 febrero, 2018 Trofeocaza . 1349 Visualizaciones

Noticias caza mayor

El RD que regula el SANDACH excluye a monterías con menos de 40 cazadores o 20 piezas abatidas

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservaci√≥n y el Desarrollo Rural (ONC) ha logrado, tras dos a√Īos de intenso trabajo, rebajar el impacto que tendr√° sobre el sector el Real Decreto 50/2018, de 2 de febrero, por el que se desarrollan las normas de control de subproductos animales no destinados al consumo humano(SANDACH) y de sanidad animal, en la pr√°ctica cineg√©tica de caza mayor.

Este Real Decreto, publicado el lunes en el Boletín Oficial del Estado, excluye finalmente todas las acciones cinegéticas en las que haya menos de 40 cazadores o donde se abatan menos de 20 piezas, lo que supone un gran avance con respecto al texto inicial.

Han sido dos a√Īos de trabajo y numerosas reuniones en las que los representantes de la ONC ‚Äďcon especial relevancia de Aproca y Asiccaza– han participado en las negociaciones con el Ministerio y han logrado la aprobaci√≥n de algunas alegaciones fundamentales para el sector que permiten una normativa m√°s ajustada a la realidad cineg√©tica.

Hay que destacar que este Real Decreto consolida el papel de la caza como herramienta de gesti√≥n de la sanidad de la fauna silvestre espa√Īola, en desarrollo de lo establecido en la reglamentaci√≥n comunitaria.

La norma entrar√° en vigor en la pr√≥xima temporada ‚Äďa partir del 1 de julio de 2018- y supondr√° un sobreesfuerzo econ√≥mico y burocr√°tico a la actividad cineg√©tica ordinaria que realizan cotos sociales de muchas zonas de Espa√Īa.

Por eso, la ONC considera imprescindible que el Gobierno dise√Īe mecanismos de monitorizaci√≥n y seguimiento de estas nuevas medidas obligatorias para gran parte del colectivo cineg√©tico nacional, de forma que se puedan valorar las repercusiones tanto econ√≥micas en el sector, como en la sanidad y en la din√°mica de poblaci√≥n de la fauna silvestre.

Además, se debería implementar una línea de ayudas económicas específicas para el sobrecoste de la gestión de estos residuos, al igual que existe para el sector ganadero, y analizar cómo se va a aplicar y a controlar cuando las acciones de caza se lleven a cabo en zonas de imposible acceso para vehículos.

ALGUNAS CLAVES DEL REAL DECRETO (colaboración de Nicolás Urbani):

– En las definiciones se categorizan los SANDACH en virtud de su riesgo para la sanidad animal y la salud p√ļblica como materiales tipo 1, 2 y 3. Siendo 1 los procedentes de animales sospechosos de estar enfermos con patolog√≠as infectocontagiosas, y los tipo 3 los que ser√≠an aptos para consumo humano, pero por motivos comerciales no se destinan a este fin y deben ser gestionados como residuos.

РEs importante precisar los Requisitos específicos para la autorización de gestión de subproductos animales no destinados al consumo humano en relación con las actividades cinegéticas; el responsable de la cacería deberá asegurarse de que existan:

  • Medios que permitan el transporte de los animales abatidos y los subproductos generados hacia el lugar designado por el titular de la actividad cineg√©tica, para el control sanitario.
  • Zona de f√°cil limpieza y desinfecci√≥n para realizar el examen de los animales abatidos (si bien es cierto que la norma no lo concreta, podr√≠an considerarse zonas aptas para este desempe√Īo, plataformas de material liso e impermeable como hormig√≥n pulido o asimilables).
  • Contenedor estanco, impermeable, de f√°cil limpieza y desinfecci√≥n y con cierre que evite el acceso de animales, para el almacenamiento de las v√≠sceras y despojos de los animales abatidos; o en su defecto, medios de transporte registrado para el transporte inmediato de los subproductos generados.
  • Acreditaci√≥n de compromiso de retirada de los subproductos con una empresa debidamente autorizada o registrada (en la cual se ha estimado la alegaci√≥n de ARRECAL, que para el material categor√≠a 3 se permitir√° el uso para alimentaci√≥n animal de perros alojados en perreras o n√ļcleos zool√≥gicos registrados como gestores de SANDACH),excepto en los casos de enterramiento (cumpliendo las prescripciones t√©cnicas m√≠nimas y registros establecidos en el anexo III del Real Decreto), o de alimentaci√≥n de especies necr√≥fagas de inter√©s comunitario en muladares reconocidos oficialmente por la administraci√≥n competente; y en acotados ubicados en zonas de protecci√≥n de estas especies ( respecto al cual, esta normativa establece que deber√° ser autorizado por las administraci√≥n auton√≥mica competente, y deber√° cumplir con especificaciones respecto a ser superficies libres de arbolado con distancias espec√≠ficas a aer√≥dromos, acu√≠feros, viviendas, tendidos el√©ctricos, aerogeneradores‚Ķ.).
  • Destacamos que el transporte dentro del acotado a los puntos de enterramiento o alimentaci√≥n de aves necr√≥fagas, no tendr√°n por qu√© ser con veh√≠culos registrados oficialmente para tal fin.
  • Gesti√≥n y registro (durante al menos 2 a√Īos) de los documentos de acompa√Īamiento del transporte de SANDACH y trofeos de caza mayor (considerados reglamentariamente como las astas y cuernas adheridas al cr√°neo o parte de √©l de las especies cineg√©ticas de caza mayor recogidas en la Ley 1/1970, de 4 de abril, de Caza, as√≠ como los colmillos y amoladeras del jabal√≠. Tambi√©n se considera parte del trofeo la piel necesaria para naturalizar los animales mediante la taxidermia correspondiente, hasta el pecho, libre de restos de carne, del es√≥fago y de la tr√°quea.)

– Otro de los puntos m√°s rese√Īables es que la autoridad competente designar√°, para cada actividad cineg√©tica o conjunto de ellas, Servicios Veterinarios Oficiales, o en su caso, delegar√° en un veterinario autorizado o cazador con formaci√≥n espec√≠fica en sanidad animal (el cual deber√° disponer de formaci√≥n reglada conforme a lo establecido en el anexo IV de este Real Decreto, en materias sobre gesti√≥n cineg√©tica, sanidad, higiene del faenado de la canal y los subproductos, etc‚Ķ; la cual est√° pendiente de desarrollar a trav√©s de la autoridad auton√≥mica competente), que deber√° ser responsable de examinar, todas las piezas abatidas procedentes de la cacer√≠a, en el √°mbito de estas funciones: categorizar los SANDACH, recopilar la informaci√≥n sanitaria que determine la administraci√≥n competente, y comunicar a la autoridad competente las sospechas de una enfermedad de declaraci√≥n obligatoria.

En caso de que el responsable de la cacer√≠a se encargue de enviar trofeos de caza a un taller de taxidermia, se asegurar√° de que se destinan a talleres de taxidermia registrados de conformidad con el art√≠culo 20 del Real Decreto 1528/2012, de 8 de noviembre, y que su transporte se realice en veh√≠culos registrados conforme a dicho art√≠culo, acompa√Īados del correspondiente documento comercial cuyo contenido figura en el anexo II, que deber√° incluir a la persona titular del trofeo. Por otro lado, la manipulaci√≥n, transporte o elaboraci√≥n de trofeos de caza por parte de sus propietarios de forma directa, estar√°n exentos de registro, pero su transporte deber√° ir amparado por un documento de acompa√Īamiento cuyo contenido se recoge en el anexo II.

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.