Reportajes de caza mayor nacional


Reportajes caza mayor nacional

Situaci√≥n del arrui en Espa√Īa

¬ŅEs el arru√≠ una especie ex√≥tica? ¬ŅPuede considerarse a este rumiante africano como especie invasora? ¬ŅEs compatible su coexistencia con otros animales de nuestra venatoria, con los ecosistemas nacionales en los que la encontramos o con los usos agr√≠colas de nuestros suelos? El siguiente art√≠culo responde a estos interrogantes y a muchos otros de SUMO inter√©s para el cazador.

Rececho de macho mont√©s con un “b√°rbaro”

La sierra siempre esconde alg√ļn secreto, esa es una de las grandezas de la caza salvaje. La incertidumbre, la posibilidad de volver a casa con las manos vac√≠as o la suerte de que la jornada nos depare algo inesperado.

Rececho de macho montés en Ronda y Sierra Nevada

Abatir una macho mont√©s, una de las especies aut√≥ctonas m√°s emblem√°ticas de nuestro territorio nacional, es una experiencia √ļnica. Incluso muchos experimentados recechistas afirman que es de los retos cineg√©ticos m√°s exigentes si tenemos en cuenta el gran esfuerzo f√≠sico que requiere seguir sus pasos entre riscos y barrancos.

El ciervo, su caza, sus costumbres y su trofeo

El ciervo es una de las especies m√°s representativas de la monter√≠a espa√Īola y su auge poblacional de las √ļltimas d√©cadas ha desencadenado un gran inter√©s por su caza a rececho y en berrea, tambi√©n en la mitad norte peninsular.¬†

El lobo ibérico, pasiones y odios

El lobo ibérico no suele dejar a nadie indiferente; gusta mucho o eso parece, levantando auténticas pasiones; o te puede llevar a la ruina, despertando un odio visceral. Bajo mi punto de vista, y aunque pueda parecer un recurso fácil, en ambos casos la culpa claramente es de la Administración. Vivimos en una sociedad que padece una profunda incultura sobre el medio ambiente y, aunque parece que está de moda, es todo puro teatro.

Entrevista a Lucas Llanes Borrero, uno de nuestros homologadores m√°s veteranos

De los 62.500 trofeos valorados en los 65 a√Īos de la historia de la homologaci√≥n en Espa√Īa, el 16 por ciento de ellos han pasado por las manos de nuestro entrevistado, representante de la Comisi√≥n Andaluza. Un cazador rom√°ntico que defiende que cualquier trofeo debe nacer y morir en el campo sin perder nunca su salvajismo.

Cómo identificar los rastros y las huellas del Jabalí

Seguramente sea el jabalí la especie cinegética que deje en el terreno unos indicios más claros para poder constatar su presencia. A continuación veremos algunos de estos rastros tan evidentes y algunos que no lo son tanto.

Esperas de jabal√≠. ¬ŅQu√© tengo que saber?

Las esperas ‚Äúenganchan‚ÄĚ. No es ning√ļn secreto para el que las haya practicado alguna vez, si bien es cierto que requieren que contemos con un coto disponible y con tiempo para atenderlo, por lo que, en muchas ocasiones, el aficionado al jabal√≠ opta por las monter√≠as antes que por esta modalidad.

La tuberculosis del ciervo en berrea

Una investigación hispano-portuguesa permite entender cómo la diversidad genética del ciervo afecta a la capacidad de los individuos y poblaciones para responder frente a la tuberculosis.

Factores que determinan la berrea y métodos de caza

Desde mediados de septiembre, en las serran√≠as espa√Īolas comienzan a sentirse los ecos de los bramidos de los ciervos al entrar, como todos los a√Īos, en el periodo de celo. Un espect√°culo que ya no solo atrae a los cazadores, sino tambi√©n, y cada vez m√°s, a curiosos y amantes de la naturaleza en general.

El negocio del Lobo: el sufrimiento de algunos, un lucro para otros

Mientras los pastores se arruinan y cobran tarde, mal y nunca los da√Īos producidos por el c√°nido, florecen los negocios ‚Äúecol√≥gico-tur√≠sticos‚ÄĚ basados en la sinraz√≥n y empleando malas artes en la mayor√≠a de los casos. Y todo ello sin la elaboraci√≥n de censos fiables y bajo el p√°nico a la deriva panfletaria y el acoso a trav√©s de las redes sociales.

El rececho nocturno de jabalí vs. La espera

El rececho es una modalidad que consiste en el acercamiento sigiloso al animal para capturarlo o, más frecuentemente, para darle muerte. Es, quizás, la modalidad más extendida en el mundo y probablemente la más antigua, practicándose desde tiempos inmemoriales, como lo atestiguan las pinturas rupestres del hombre prehistórico en persecución de las piezas de caza. Sin embargo, el rececho se