¿Qué necesito para recechar corzos de montaña?
28 marzo, 2017 Trofeocaza . 3879 Visualizaciones

Caza mayor nacional

¿Qué necesito para recechar corzos de montaña?

En montaña, cada gramo innecesario que portemos en la mochila puede ser el responsable de que tengamos que abandonar la cacería o por lo menos de que cacemos incómodos. Después de años tras los corzos de montaña, cargando corzos, el autor nos muestra qué accesorios considera necesarios.

El peso de los corzos varía mucho dependiendo de las zonas, la alimentación, etc., y puede oscilar entre veinte y pocos a treinta y pocos kilos (se entiende que el corzo completo), unos diez kilos entre los ejemplares más pesados y los que pesan menos.

Mucho para un animal tan pequeño. Se puede estimar que su canal pesa unos cinco o seis kilos menos, entre quince y veinticinco (lo más habitual es que no llegue a veinte), lo que permite cargar con él sin muchas dificultades.

Después de años cargando corzos, he probado muchas formas de hacerlo y, dependiendo de la distancia y el terreno, todas tienen sus pros y sus contras. Generalmente, y mientras pueda evitar ir cargado a cazar, prefiero salir con lo justo: la vara, el rifle, unas balas y el cuchillo, así que si cobro algún corzo tengo que llevarlo a rastras.

llevar-el-corzo

Si la distancia no es mucha, tirar de él agarrándolo por las cuernas no es muy costoso, pero pronto el perlado hará mella en nuestras manos aunque lo vayamos cambiando de una a otra. Una solución que ayuda a hacer más kilómetros es llevar una cuerda.

Yo suelo guardar las que vienen con los jamones, y juntando un par de ellas con un palo se puede hacer un asa muy práctica. Este procedimiento también tiene el problema de que no es cómodo para subir laderas un poco empinadas, aunque para bajar, siempre hemos bromeado en la cuadrilla diciendo que un laderón muy pendiente se baja mejor agarrado a un corzo que sirva de lastre.

Si el recorrido es más largo es, sin duda, más cómodo echarnos el corzo a la espalda. Cargándolo alrededor del cuello sobre los hombros se reparte bastante bien el peso y es bastante cómodo, aunque se acaba hecho un eccehomo de sangre y además se corre el riesgo de que alguna garrapata cambie de un inquilino a otro más calentito.

Lo-Necesario-para-el-corzo-61Una buena opción es atar las patas del corzo y llevarlo como un bolso. Se puede meter la cabeza del animal entre las patas para evitar que se tome su venganza póstuma y vaya corneándonos el trasero con el bamboleo durante todo el trayecto.

Si no se tiene una cuerda se puede hacer un apaño con el cinturón, siempre y cuando no sea imprescindible para que los pantalones sigan en su sitio.

El sistema al que convergen los corceros avezados tras años de penurias es hacerse con una mochila de gran capacidad, la clásica de montañero, o esas de lona o fieltro austriacas redondas.

En este tipo de mochilas entra sin problemas un corzo entero, y, aunque me resisto a cazar cargando con una mochila, reconozco que son la mejor opción, además de un apoyo formidable para disparar.

Si se opta por esta posibilidad hay que tener la precaución de orear muy bien la carne, ya la vayamos a cargar en canal o despiezada para que entre mejor y quite peso. Es importante que la carne pierda su calor, ya que si se mete el corzo recién muerto hay muchas posibilidades de que se estropee. No es recomendable el uso de bolsas de plástico y es preferible otro material que transpire, como la tela.

MOCHILAS Y MACUTOS ¿QUÉ LLEVAMOS?

Si no hay necesidad de llevar material de acampada, el clásico macuto de montería puede servir para meter lo imprescindible y otras muchas cosas más. En las mochilas cargadas conviene poner las cosas más pesadas cerca de la espalda para equilibrar. También es recomendable meter en bolsas de plástico lo que no conviene que se moje.

  • Mochilas de Gran capacidad:  Una mochila de gran capacidad al estilo de las que utilizan los montañeros, o tipo saco de fieltro, es muy útil para meter el corzo entero, o si tiene intención de acampar en el campo y se necesita cargar con saco y tienda de campaña, más víveres, etc. Buscar el equilibrio entre el peso y la utilidad de los aperos que se carguen es la clave. Tanto mochilas como macutos son unos apoyos sensacionales a la hora de disparar.
  • Sierra de Manodocumentación
  • Cuerda y mosquetón. Un trozo de cuerda como la que se usa para colgar los jamones, con algún mosquetón puede ser muy útil entre otras cosas, para transportar el corzo muerto o para colgarlo y destazarlo.
  • Chaqueta:  Una prenda de abrigo ligera puede agradecerse, en el monte en época de rececho de corzos puede refrescar al amanecer o atardecer, incluso cuando hace buen tiempo durante el día.
  • Linterna o Frontal
  • Gorro impermeable y plegablePrismaticosLibreta-y-navaja
  • Bolsa de Lona: Una bolsa de loneta ligera tipo petate para meter la carne.
  • Mechero
  • Cuchillo y una pequeña piedra de afilar.
  • Cámara de fotos
  • Documentación: Licencia de caza de la comunidad correspondiente, carnet de identidad, permiso de armas, guía del rifle, seguro de caza, permiso del coto, papeles del precinto; en fi n, conviene hacerse con una cartera grande.
  • Precinto: Otro requisito burocrático que no se debe olvidar. Conviene no doblarlo para que no se rompa dentro de la mochila.
  • Emisora: Una emisora si se caza con más gente, o un móvil si es que tenemos cobertura, pueden sacarnos de algún apuro.
  • Ganchos: Unos ganchos metálicos para colgar el corzo son muy prácticos.
  • Libreta: Una libreta y un lápiz para apuntar datos como corzos vistos y zonas, medidas de los corzos cazados o cualquier incidencia.
  • Navaja: Con hoja de cuchillo y sacacorchos al menos. Los modernos alicates multiusos son muy útiles.
  • Prismáticos: Unos prismáticos ligeros de ocho o diez aumentos es suficiente. El observar la naturaleza salvaje a distancia es uno de los grandes alicientes del rececho.
  • El Taco:  Un envase con viandas frías al gusto del consumidor se agradece mucho en el campo a media mañana cuando se ha madrugado.
  • Cantimplora: No olvidar. El agua puede ser muy necesaria.

Texto y Fotos: Saurio

 

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.