Las 3 principales causas del descenso de la perdiz gris en Europa
16 julio, 2018 Trofeocaza . 1565 Visualizaciones

Caza menor internacional

Las 3 principales causas del descenso de la perdiz gris en Europa

Siendo ornit√≥logo, estudiante universitario y residente en Andaluc√≠a la Baja, nunca hab√≠a visto las perdices pardillas, as√≠ que fui a buscarlas a los montes de Le√≥n, acompa√Īado y guiado por mi buen amigo Jos√© Manuel Rubio, catedr√°tico de Biogeograf√≠a.

√Čl las hab√≠a cazado en la zona con frecuencia y conoc√≠a a la perfecci√≥n sus querencias. All√≠ las encontramos en la falda del Teleno, en un terreno abrupto y cubierto de retamas.

Despu√©s las he visto en varios pa√≠ses europeos, especialmente en terrenos cultivados. En Gran Breta√Īa las he levantado a menudo cuando estaba cazando a caballo o entren√°ndolos en el campo, pero la tendencia de la especie desde los a√Īos ochenta del siglo pasado hasta ahora ha sido ir a menos continuamente.

Cuando cobré la primera, y eso fue en una batida en Dorset, no me percaté de que era una Perdix hasta que la tuve en la mano.

Estábamos tirando perdices rojas y con ellas entraban también algunas pardillas a los puestos.

Son ligeramente m√°s peque√Īas que las rojas y tienen un vuelo m√°s suave al arrancar, manteniendo una mayor cohesi√≥n en el bando, que sigue compacto a diferencia de nuestras perdices, que suelen dispersarse bastante si han sido levantadas en p√°nico.

Un carácter diferencial definitivo, siempre que sea perceptible, es su voz al iniciar el vuelo, más líquida y discreta.

Perdix perdix vive en latitudes medias, en zonas templadas de car√°cter estep√°rico o de pastos, alarg√°ndose parcialmente hacia regiones boreales por el norte y mediterr√°neas por el sur.

Habita prácticamente en todos los países europeos, y en total cubre la región biogeográfica paleártica y llega hasta el Asia central.

Ha sido introducida artificialmente en Canad√° y en los Estados Unidos.

Desde mediados del siglo XX, las poblaciones de perdiz pardilla han mostrado una marcada tendencia descendente en pr√°cticamente toda su √°rea de distribuci√≥n, que ha oscilado entre el 50 y el 90‚ÄČ%, seg√ļn diferentes localizaciones.

En los a√Īos ochenta se estimaron para Espa√Īa entre 2.000 y 6.000 parejas, viviendo en √°reas monta√Īosas del tercio norte peninsular.

En Europa occidental, quizás la mayor población está en Polonia, con una estimación de entre medio millón y dos millones y medio de parejas en la misma época, mientras que a Francia se le adjudicaban 900.000 parejas.

Se trata de una especie eminentemente sedentaria, pero que llega a realizar peque√Īas migraciones en pa√≠ses del este de Europa y Rusia, cuando las condiciones meteorol√≥gicas las obligan a buscar zonas m√°s temperadas.

Su alimentación consiste fundamentalmente en materia vegetal, siendo insectívora durante las dos primeras semanas de vida. Si durante ese tiempo no hay una amplia disponibilidad de insectos, la mortalidad de los pollos es muy alta.

la-perdiz-gris-en-europa-2De ahí que los herbicidas hayan resultado tan negativos para la especie, pues al eliminar las hierbas salvajes hacen que desaparezcan los insectos, que son el soporte primordial de las jóvenes pardillas.

Las hembras hacen puestas de entre 10 y 20 huevos que incuban durante 25 días. Los pollos comienzan a volar ya con dos semanas de edad.

En el Reino Unido, la perdiz pardilla, Grey Partridge, lleg√≥ a ser una especie de caza de gran relevancia hasta mediado el siglo XX, por ello es en este pa√≠s donde su descenso poblacional, parejo con el del resto de pa√≠ses europeos, ha suscitado un gran n√ļmero de estudios y proyectos de investigaci√≥n para intentar detener su disminuci√≥n y llevar a la especie a las cifras de anta√Īo.

Aunque originalmente era un ave de regiones de pastos y estepas, colonizó pronto los terrenos agrícolas, a medida que la actividad humana los iba creando.

Se estima que lleg√≥ a Gran Breta√Īa de forma natural tras la √ļltima glaciaci√≥n. En los siglos XVIII y XIX el auge de la agricultura y el estricto control de predadores propiciaron que la poblaci√≥n de pardillas explosionara y se convirtiera en la especie de caza m√°s popular de la √©poca.

Las propiedades y los cazadores competían entonces por conseguir los récords de aves cobradas y para ello no se escatimaba en medidas que favorecieran el incremento poblacional de las aves.

Entre 1870 y 1930, se calcula que se cazaban en Gran Breta√Īa dos millones de perdices al a√Īo. Sin embargo, a partir de la segunda gran guerra los censos bajaron sustancialmente y en 40 a√Īos se estima que la poblaci√≥n se redujo un 80‚ÄČ%.

En base a los estudios que se han realizado y se siguen llevando a cabo, especialmente por una organización de cazadores conocida como el Game and Wildlife Conservation Trust, GWCT, se establecen tres causas claras que han provocado la caída poblacional.

¬†– La supervivencia de los pollos, que ha pasado de un 45‚ÄČ% a un 30‚ÄČ%, debido a la carencia de insectos que resultan necesarios para los pollos en sus primeros 15 d√≠as de vida y que han desaparecido por el efecto de los herbicidas como se ha explicado antes. Desde 1950 se ha producido una reducci√≥n de un 75‚ÄČ% de los insectos.

РEl menor control de predadores. Tras la Gran Guerra los guardas y los medios para gestionar las fincas se hicieron más difíciles en aquella época de escasez. Se fue imponiendo el faisán, que necesita menos cuidados, y las perdices se vieron más expuestas al efecto de los predadores.

РLa eliminación de setos y linderos, así como las zonas baldías, por el auge de una agricultura modernizada y favorecida por el uso de pesticidas, se identifica como el tercer motivo de importancia por el que se ha hecho decrecer tan espectacularmente el censo de las perdices grises.

Dentro de estos estudios el GWCT ha realizado experiencias que demuestran que un eficaz control de predadores, el fomento de la abundancia de insectos creando zonas marginales en los cultivos y la plantaci√≥n de vegetaci√≥n de cobertura para refugio y alimento de las aves favorecen la abundancia de perdices hasta el punto de hacer comercialmente interesante su caza en ojeos como anta√Īo.

Hoy d√≠a los resultados de la caza de esta especie, tanto en el Reino Unido como en el resto de Europa, son los m√°s bajos de los √ļltimos 200 a√Īos.

Aunque se pudiera pensar que la predación sobre la perdiz pardilla viene mayormente de parte de las aves de presa, no es ese el caso.

Los mencionados estudios han descubierto que, prácticamente de entre todas las rapaces, solo la hembra de gavilán captura y mata perdices, mientras que las pérdidas de efectivos se deben especialmente a los córvidos y a los mamíferos predadores, entre los que el zorro y los gatos asilvestrados juegan un importante papel.

En Espa√Īa, y ante el alarmante descenso poblacional que en la actualidad sufren nuestras perdices rojas salvajes y que resulta similar al que han sufrido las perdices grises, como hemos visto, no se han llevado a cabo a√ļn estudios consistentes para averiguar las causas.

No obstante, cualquier cazador o persona relacionada con el campo entender√≠a f√°cilmente que las mismas razones a las que se atribuye la reducci√≥n del censo de perdices pardillas en el resto de Europa, y especialmente en Gran Breta√Īa, son las que han conducido a la desaparici√≥n de un 70‚ÄČ% de la poblaci√≥n de perdiz roja en nuestro pa√≠s.

Javier Hidalgo

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.