Las parientes orientales de la perdiz roja. Alectoris
8 junio, 2017 Trofeocaza . 3319 Visualizaciones

Caza menor internacional

Las parientes orientales de la perdiz roja. Alectoris

Chucar, Griega y Magna

Como el resto del género, son de patas y pico colorado, muy similares a la perdiz roja, con la que pueden hibridarse. Aunque no gozan del prestigio de su versión ibérica, lo cierto es que, en estado salvaje, estas perdices tienen un valor cinegético incuestionable. En este artículo se exponen aspectos biológicos e históricos, además de algunas curiosidades sobre estas aves.

PERDIZ CHUCAR. Alectoris chukar

  • Castellano: Perdiz chucar
  • Ingl√©s: Chukar Partridge Franc√©s: Perdrix choukar
  • Alem√°n: Chukarhuhn
  • Italiano: Coturnice orientale

Podr√≠a decirse que la chucar es la perdiz asi√°tica, dada su amplia distribuci√≥n en este continente. Su nombre deriva de ‚Äėchakhoor‚Äô, palabra onomatop√©yica que alude a su reclamo en urdu, lengua oficial de Pakist√°n, donde es el ave nacional.

Aunque un ave con un rango de distribución tan amplio es lógico que ocupe distintos tipos de hábitats, sus preferencias se inclinan claramente hacia terrenos secos o semisecos.

En este entorno de yermas tierras arenosas cubiertas de rala vegetación arbustiva, tiene que aguantar grandes variaciones de temperatura y prolongadas sequías. Como otras aves de la familia, confía en su peón y en sus suaves colores que facilitan su camuflaje para eludir a sus predadores.

En invierno forma grupos que pueden superar los 50 individuos y puede realizar desplazamientos en altura cuando la nieve cubre los altos, así como para buscar agua en los meses de más calor y en periodos de escasez.

Una fórmula muy utilizada para describir esta especie y diferenciarla de sus parientes más próximos dice que la chucar es una perdiz roja con cabeza de griega, ya que la mancha negra que adorna su garganta recuerda a la de esta, mientras que las plumas de sus flancos se asemejan más a las de nuestra patirroja.

Existen datos sobre la caza y cr√≠a de chucares en Asia de 1700 a√Īos antes de Jesucristo y es un personaje habitual en los relatos mitol√≥gicos de Pakist√°n y la India, en los que se la relaciona frecuentemente con la luna y con amores no correspondidos.

perdiz-chucar-en-arbol

Aunque su refugio preferido es las rocas o matorrales, su afición a trepar lleva a las chucares a no hacer ascos a un buen árbol para subirse a sus ramas, como se puede apreciar en la foto.

 

Los cazadores británicos disfrutaron en la época victoriana de su caza en las colonias asiáticas, aunque, si bien la consideraron muy interesante para cazarla con perro de muestra y retrievers, cuestionaron su valor gastronómico repetidamente en documentos epistolares de la época. Aunque este asunto hay que tomarlo con las pertinentes reservas al provenir de militares ingleses, lo cierto es que, como en el caso de las rojas, hay una gran diferencia de ternura entre la carne de un ejemplar de perdiz chucar joven y uno viejo.

Su demanda como especie cineg√©tica y su f√°cil manejo han hecho que esta ave haya sido introducida en otros continentes, como Am√©rica del Norte ‚Äďdonde fue llevada en un principio desde la India a Illinois en 1893‚Äď, y haya prosperado en zonas de bajo inter√©s para la ganader√≠a, la agricultura, incluso para la caza, con lo que se considera que ha ido a llenar un espacio vac√≠o.

perdiz-chucar-arena

Tomando un ba√Īo de arena para limpiar su plumaje, costumbre extendida entre todas las especies de perdices.

 

En la actualidad, la chucar se ha convertido en una de las especies principales de la caza menor del oeste americano, y los cazadores locales se han convertido en grandes expertos en su caza. Afirman, entre otras cosas, que esta perdiz acostumbra a apeonar hacia el punto m√°s alto del terreno para arrancar a volar hacia abajo ‚Äďcomo si de una mariquita se tratase‚Äď si es descubierta, as√≠ que aconsejan registrar siempre estos oteros al final de la jornada. Tambi√©n recomiendan el uso de prism√°ticos para localizar los bandos a pe√≥n en las grandes llanuras del oeste.

En Australia las introducciones no parecen haber tenido √©xito, no as√≠ en Nueva Zelanda y Haw√°i, donde s√≠ han prosperado; y en √Āfrica se sabe de la existencia de peque√Īas poblaciones en los alrededores de Ciudad del Cabo, en Sud√°frica, fruto de repoblaciones realizadas a principios de los a√Īos sesenta del siglo pasado.

En Afganist√°n es com√ļn encontrar jaulas de mimbre con chucares en mercados y bazares, que se utilizan como reclamo y, sobre todo, para las tradicionales peleas entre machos que, a modo de las de gallos, practican en este pa√≠s.

Distribución

mapa-distribucion-perdiz-chucar

La perdiz chucar habita desde el Mediterr√°neo oriental hasta Asia central y China. Ha sido introducida en Haw√°i, Canad√°, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

Subespecies de la perdiz chucar

huevos-perdiz-chucar

La perdiz chucar pone de 7 a 14 huevos color crema ligeramente moteados.

  • A. c. cypriotes.¬†SE Bulgaria al S Siria, Creta, Rodas y Chipre.
  • A. c. sinaica.¬†N desierto sirio hasta ¬†la pen√≠nsula del Sina√≠.
  • A. c. kurdestanica.¬†Del C√°ucaso a Ir√°n.
  • A. c. chukar. E Afganist√°n al E Nepal.
  • A. c. subpallida.¬†Tayikist√°n (montes Kyzl Kum y Kara Kum).
  • A. c. falki. ¬†N-C Afganist√°n a Pamir y O China (O Xinjiang).
  • A. c. potanini. O Mongolia.
  • A. c. werae.¬†E Irak y SO Ir√°n.
  • A. c. dzungarica.¬†NO Mongolia ¬†a Altai y E T√≠bet.
  • A. c. pallescens. NE Afganist√°n ¬†a Ladakh y O T√≠bet.
  • A. c. pallida.¬†NO China ¬†(de Tarim al O Xinjiang).
  • A. c. fallax. NO China (E y S Tien Shan en Xinjiang).
  • A. c. pubescens.¬†Mongolia Interior al NO Sichuan y E Qinghai.
  • A. c. koroviakovi.¬†De E Ir√°n a Pakist√°n.

Su Caza

La perdiz chucar es una gran corredora, y esta es una buena estrategia para su caza.

perdiz-chucar-caza

PERDIZ GRIEGA. Alectoris graeca

  • Castellano: Perdiz griega
  • Ingl√©s: Rock Partridge
  • Franc√©s: Perdrix bartavelle
  • Alem√°n: Steinhuhn
  • Italiano: Coturnice greca

ilustracion-perdiz-griegaSu nombre en ingl√©s, rock partridge, es decir, ‚Äėperdiz de roca‚Äô, es muy descriptivo de las costumbres y preferencias de esta ave por las laderas rocosas de los montes mediterr√°neos, donde habita en terrenos de cierta altura de los alrededores de la pen√≠nsula hel√©nica y del mar Adri√°tico.

De costumbres parecidas a la perdiz roja y sobre todo a la chucar, especie en la que fue incluida en el pasado, es difícil de diferenciar de estas a cierta distancia.

La perdiz griega, como estas otras, forma bandos invernales y es frecuente verla atalayando en lo alto de las pe√Īas para descubrir cualquier peligro o amenaza.

M√°s reticente a volar que la roja, es ideal para la caza con perro de muestra, al que puede aguantar como una piedra m√°s del terreno que la rodea, sobre todo con alg√ļn vuelo encima y en zonas con cierta cobertura vegetal.

Tiene un aleteo m√°s blando que la perdiz roja, digamos que menos revolucionado, pr√°cticamente indiferenciable del de la chucar.

Es de carácter más tranquilo y menos arisco que la patirroja, y en zonas de coincidencia con ella puede formar bandos comunes e hibridarse, lo que supone una amenaza a la pureza genética de las especies.

Aunque de forma natural en estos casos acaba imponiéndose rápidamente la especie propia del lugar en el que esto sucede, estos cruces también son provocados artificialmente en criaderos, ya que este aporte de mansedumbre a la sangre de la roja facilita su cría y aumenta la producción.

huevos-perdiz-griega

La perdiz griega pone de 8 a 14 huevos.

En este caso la contaminación genética tiene peores consecuencias, manteniéndose por más tiempo en el campo, y en la actualidad se hace patente el aporte genético de A. graeca y A. chukar en muchas poblaciones de perdiz roja.

Estas circunstancias han hecho que estas perdices, al igual que las chucares sean menos apreciadas al ser comparadas con la m√°s brava perdiz roja, aunque en estado salvaje y en su medio natural su caza tiene alicientes de sobra para satisfacer las exigencias de cualquier cazador.

De acuerdo a la mitolog√≠a griega, D√©dalo, padre de √ćcaro, otro ser alado, arroj√≥ a su sobrino desde un monte en un arrebato de ira provocado por los celos, pero la diosa Atenea, que lo vio precipitarse al vac√≠o, lo transform√≥ en un ave a la que puso el nombre de Perdix.

Dado el lugar de los hechos, no ser√≠a de extra√Īar que lo convirtiera en un ejemplar de Alectoris graeca.

Esta es, seg√ļn la leyenda, la raz√≥n por la que este tipo de aves demuestra ese apego al suelo, y por lo que tiene la costumbre de no hacer su nido en los √°rboles, ni alcanza nunca mucha altura en sus vuelos, por temor a volver a caer de nuevo.

Distribución

Su distribución original se encuentra en los alrededores del mar Adriático, en los siguientes países: Albania, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Grecia, Macedonia, Serbia, Montenegro, Austria, Italia, Suiza, Francia y Eslovenia. Rara en Alemania. Se encuentra introducida en Portugal y en Kirguistán.

mapa-distribucion-perdiz-griega

Mapa de distribución de la perdiz griega

mosaico-perdiz-griega

Mosaico de 2000 a√Īos de antig√ľedad, de la isla griega de Kos.

Subespecies de la perdiz griega

  • A. g. graeca. Este de Bosnia a Grecia, Albania, Bulgaria y los Apeninos.
  • A. g. saxatilis. Sur de los Alpes al oeste de Bosnia.
  • A. g. whitakeri. Sicilia.

PERDIZ MAGNA. Alectoris magna

  • Castellano: Perdiz magna
  • Ingl√©s: Rusty-necklaced Partridge
  • Franc√©s: Perdrix de Przewalski
  • Alem√°n: Przewalskisteinhuhn
  • Italiano: Coturnice di Przewalski

ilustracion-perdiz-magnaEsta especie endémica de China está estrechamente emparentada con A. graeca, con A. chukar y, curiosamente, a pesar de la distancia que separa sus poblaciones, sobre todo con A. philbyi o perdiz gorginegra, una especie autóctona de la península arábiga.

Se trata de una de las aves de mayor tama√Īo del g√©nero; los machos pueden llegar a pesar 700 gramos.

Su √°rea de distribuci√≥n se localiza en las cadenas monta√Īosas de Qinghai y Gansu, entre los 1800 y 4000 metros sobre el nivel del mar, donde ocupa sus secos pastizales y sus abruptas y desoladas laderas rocosas.

Qinghai es la provincia menos densamente poblada del país y está considerada la Siberia china, una región pobre y deprimida de clima extremo con inviernos muy fríos y veranos de mucho calor.También es donde China probó sus primeras bombas atómicas.

La escasez de recursos es probable que sea la causa de que las poblaciones de perdiz magna hayan sufrido una clara regresi√≥n en los √ļltimos a√Īos, debido a una excesiva presi√≥n y a pesar de que su inh√≥spito entorno se presuponga un refugio seguro.

En cualquier caso, no est√° considerada en peligro, al menos por el momento, aunque los datos de recientes estudios gen√©ticos revelan una preocupante hibridaci√≥n entre la perdiz chucar y la magna en las zonas del norte de China, donde coinciden sus poblaciones, que pueden afectar negativamente a la integridad gen√©tica de esta √ļltima.

Fue descrita para Occidente por el geógrafo y naturalista ruso de origen polaco Nikolai Mijáilovich Przhevalski (o Przewalski), quien, además de a esta perdiz, da nombre a una de las pocas especies existentes de caballo salvaje, no derivada de poblaciones domésticas, el Equus ferus przewalskii, muy parecido al tarpán, representado frecuentemente en Europa en el arte paleolítico y extinguido en el siglo XIX.

Distribución

Especie end√©mica de China: √Ārea de Gansu, monta√Īas Ching Hai Ku ¬†y alrededores del lago Qinghai y ¬†norte del T√≠bet.

mapa-distribucion-perdiz-magna

Mapa de distribución de la perdiz magna

Subespecies

  • Alectoris magna magna. Al norte de su √°rea de distribuci√≥n.
  • Alectoris magna lanzhouensis. Centro oeste.

Textos e Ilustraciones: Pablo Capote

Fotos: Miguel √Āngel Moraleda

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.