Un Opening Meet, inolvidable
11 mayo, 2017 Trofeocaza . 1518 Visualizaciones

Caza menor internacional

Un Opening Meet, inolvidable

A comienzos del mes noviembre las rehalas de zorro celebran el día de la apertura de la temporada oficial de caza a caballo y con sabueso. Es el opening meet, jornada a la que no faltó Javier Hidalgo, quien nos cuenta con detalle en qué consiste.

Abigail, la tormenta que inauguraba en Gran Breta√Īa la adoptada costumbre de poner nombre a los huracanes, azotaba el noroeste de la isla con violencia, mientras que a nosotros, en el condado de Gloucestershire, en el suroeste, nos enviaba un agua mansa pero consistente que no dej√≥ de caer en toda la noche.

Cuando desayun√°bamos, creci√≥ la fuerza del viento que arrancaba y lanzaba hojas amarillas del oto√Īo mezcladas con la lluvia. Era a comienzos de noviembre, la fecha en que las rehalas de zorro celebran su d√≠a de apertura de la temporada oficial de caza: el Opening Meet. Y en √©l nos dispon√≠amos a participar.

La caza del zorro a caballo y con sabuesos comienza en realidad mucho antes, a finales de agosto o principios de septiembre. En esta época se llama cubhunting, de cub, cachorro, porque se trata de aleccionar a los jóvenes sabuesos y también de entrenar a los jóvenes zorros…

Desde entonces y hasta la inauguraci√≥n de la temporada oficial, la etiqueta permite ir vestido de rat catcher, esto es, chaqueta de espiguilla de tweed y breeches de color beige con pa√Īuelo de color al cuello. A partir de la apertura oficial, la chaqueta negra de caza y los pantalones blancos se imponen, con un pa√Īuelo de caza blanco, un hunting stock.

The-Opening-Meet-1

Mas de 220 cazadores se dieron cita en Worcester Lodge. Todo un espect√°culo

 

EL D√ćA DE LA APERTURA

En septiembre la cita es tempranera y se termina de cazar hacia las 13 horas, pero a medida que van acort√°ndose los d√≠as, la cita se va retrasando y con la apertura oficial se empieza a las 11 de la ma√Īana. A esa hora era nuestro meet del 7 de noviembre, cuando la rehala del Duque de Beaufort se congregaba en Worcester Lodge, un paraje de la emblem√°tica propiedad de Badminton.

Hasta allí llegamos trotando a través de campos de pastos y bosques, que con el cambio de estación mostraban una policromía realmente espectacular. Pero la lluvia no nos abandonaba. Por primera vez en mi vida vestí para tal ocasión una moderna chaqueta impermeable Schöffell, en lugar de mi chaqueta de caza recién hecha a medida por Oliver Brown en el londinense barrio de Chelsea.

Mis anfitriones decidieron que dada la inclemencia del tiempo y mi origen mediterráneo, tal rotura de protocolo estaba bien justificada y en verdad fue una brillante idea porque el tejido sintético me guardó bien del agua y el barro. A los pies del Lodge, se fueron reuniendo hasta 220 cazadores montados sobre los poderosos caballos de caza, la mayoría Irish Draft, una mezcla de purasangre inglés con caballo de tiro irlandés, el Cob.

Este edificio es una construcción en mitad de una inmensa pradera, de carácter puramente decorativo. Está alineado mediante una avenida marcada por centenarios árboles, con la casa principal de la finca, Badminton Palace, de la que la separan 3 millas exactamente, pero desde cada una de las dos edificaciones se puede divisar la otra limpiamente en la distancia. Worcester Lodge tiene un amplio comedor en la planta superior con grandes ventanales desde donde se puede divisar la mayor parte del parque de Badminton. Todo iluminado con velas.

MONTANDO A DARTY

The-Opening-Meet-Dartyl

El autor junto a Dary. Nótese su alzada

Bee Cross me hab√≠a prestado para la ocasi√≥n uno de sus magn√≠ficos cazadores, hunters, Darty, de tal envergadura que para subir a √©l tuve que hacerlo a trav√©s de una gran bala de paja que hab√≠a en la puerta de la cuadra, porque no alcanzaba a los estribos desde el suelo. En sus establos, Bee tiene 7 cazadores, que es el n√ļmero de caballos que necesita para cazar 2-3 d√≠as por semana con su amigo Roddy y para poder prestar alguno al eventual invitado, como yo.

Darty era fuerte y rápido y con el suave filete que llevaba, tiraba como un tractor. Pero eso sí, lo saltaba todo con decisión y maestría, setos, vallas de piedra y obstáculos de madera, justo el caballo adecuado para un terreno que estaba pesado con motivo de las lluvias. Es muy importante la calidad del caballo para que el día de caza sea un éxito y aquel sábado de comienzos de noviembre lo fue, porque aunque el rastro no estaba bien definido (hacía calor) los sabuesos nos proporcionaron algunas buenas líneas y galopar y saltar por las praderas salpicadas de bosques de la propiedad del Duque de Beaufort, constituía ya de por sí un ejercicio altamente placentero.

Acabó el día sin cobrar una sola pieza y empapados hasta el interior de las botas. Pero en este país dicen que el tiempo parece peor desde este lado de la ventana y que basta desafiarlo echándose al campo para comprobar que se puede sobrellevar durante el ejercicio del deporte. De no ser así, habría cancelaciones continuas y poco se podría hacer si no se ignoran las inclemencias del meteoro. Pero es verdad: el tiempo parecía horrible desde el interior de la cocina…

UNA ACTIVIDAD RURAL Y SIN DISTINCIONES 

Es √©ste un deporte de los considerados de riesgo y como en tantos otros, se producen incidencias. Pero incidencias y riesgos son componentes habituales en nuestras vidas. Tan solo el d√≠a antes, el Daily Telegraph publicaba la noticia de la muerte de Gemma McCormick, de 44 a√Īos, piloto de helic√≥pteros de rescate, muerta en accidente por ca√≠da de caballo el d√≠a de apertura de la temporada del Fitzwilliam Hunt, una rehala con base en Cambridgeshire.

‚ÄúGems‚ÄĚ viv√≠a para la caza y en ella encontr√≥ la muerte. Sus paisanos, en una demostraci√≥n m√°s del estoicismo brit√°nico, resumen esta forma de despedirse del mundo como the best way to go, la mejor forma de marcharse, practicando lo que era su pasi√≥n vital. El Foxhunting es una pr√°ctica fuertemente enraizada en los ambientes rurales de las Islas.

Tanto o más que las cacerías de faisanes y perdices. Y no es un deporte de élites como la población urbana lo interpreta, sino una actividad que hace de elemento cohesionante entre la gente del campo sin establecer distinciones sociales. Desde mozos de cuadra hasta propietarios de fincas, desde granjeros y pastores hasta Lores de Su Majestad, uno se encuentra en el Hunt a toda clase de representantes de los estamentos sociales, unidos por una afición, casi una forma de vivir: la caza.

The-Opening-Meet-foxhunting

El Foxhunting es una práctica enraizada en los ambientes rurales de las Islas Británicas. Una pasión que no establece distinciones sociales y es muy beneficioso para el medio ambiente

Y esta caza, la caza del zorro a caballo y con sabuesos, constituye una peculiar forma de vida para el paisanaje. Aparte del efecto favorecedor de las relaciones sociales, esta actividad produce importantes beneficios para la conservaci√≥n de los espacios, de la fauna y la flora. El Hunt adem√°s, contrae el compromiso para con los propietarios en cuyas tierras caza, de mantener el control de la poblaci√≥n de zorros que tanto da√Īo pueden hacer a las especies cineg√©ticas y a la caba√Īa ovina.

Si es necesario, el personal del Hunt descastar√° la poblaci√≥n excavando las madrigueras o faroleando por la noche, pr√°ctica totalmente legal en las Islas Brit√°nicas a diferencia de lo que ocurre en Espa√Īa. De esta manera se evita el trampeo, el envenenamiento y otros m√©todos no selectivos de control.

Tambi√©n el Hunt se compromete a la retirada de cad√°veres cuando se producen muertes de animales dom√©sticos en las propiedades donde caza. Con ellos se alimenta a los sabuesos y se obtiene un peque√Īo beneficio con la venta de las pieles. Favorece las relaciones sociales La actividad en su conjunto genera muchos empleos y beneficios econ√≥micos para el campo.

Criadores de caballos, entrenadores, auxiliares de las cuadras, fabricantes de piensos, herradores, veterinarios, guarnicioneros, transportistas, etc., son unos cuantos de los oficios que la caza del zorro genera, contribuyendo así a la economía del medio rural. Pero por encima de todo ello, el mayor beneficio que produce la caza quizás sea el de las relaciones sociales.

El Hunt es muy activo en la organizaci√≥n de eventos, como bailes, competiciones de las m√°s diversas, desde carreras de caballos hasta regatas con balsas de fabricaci√≥n casera; desde conferencias hasta subastas de antig√ľedades, desde cenas de gala hasta carreras de ovejas. Todos ellos enfocados a la recaudaci√≥n de fondos, generalmente para el mantenimiento del Hunt, pero tambi√©n para obras ben√©ficas.

En ellos las familias del campo establecen fuertes lazos que contribuyen al sólido espíritu conservacionista y tradicionalista que impera entre la gente que vive en los ambientes rurales y que ha hecho de este país un modelo en la preservación del medio natural. Y la caza, esta forma de vida, ha producido históricamente personajes que han llegado a ser grandes servidores de su patria, en los ámbitos políticos, sociales y deportivos.

Hoy d√≠a, y a pesar de los intentos protagonizados por el partido laborista de Tony Blair hace a√Īos, el Foxhunting florece en Gran Breta√Īa de forma que se caza m√°s que nunca, hay m√°s rehalas que nunca y la edad media del cazador ha bajado considerablemente.

¬°Larga vida al Foxhunting y a sus seguidores!

Javier Hidalgo

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.