Los comederos ayudan a criar a las t贸rtolas
6 junio, 2016 Trofeocaza . 3327 Visualizaciones

Caza menor nacional

Los comederos ayudan a criar a las t贸rtolas

El aporte suplementario de alimento en los cotos para la media veda aumenta el 茅xito reproductor de esta especie en las dehesas extreme帽as. Es la principal conclusi贸n obtenida tras un arduo y complejo trabajo de investigaci贸n que comenz贸 en 2009 y cuyos resultados acaban de conocerse. Sin duda, una evidencia de que una correcta gesti贸n cineg茅tica contribuye al desarrollo de la peque帽a col煤mbida. Se lo desvelamos en las siguientes l铆neas.

Caza-menor-reportajes-nacional-los-comederos-ayudan-a-criar-tortolas-8

Grupo de t贸rtolas y otras especies gran铆voras aliment谩ndose en comedero.

Una pr谩ctica de manejo muy utilizada en nuestras latitudes, con el objeto de aumentar las posibilidades de captura, consiste en aportar alimento extra como complemento al existente en el propio coto. En el presente estudio se ha analizado el 茅xito reproductor y la caza de la t贸rtola europea en dos grupos de 20 cotos cada uno, localizados todos en h谩bitats reproductores de la especie: un primer grupo con alimento extra y un segundo grupo sin alimento extra.

El 茅xito reproductor es mayor en el primer grupo, en un 20% si se estima en base a la proporci贸n joven/adulto encontrada en agregados postreproductivos y en un 33% si se estima en base a la caza. La cantidad de aves cazadas por cazador tambi茅n es mayor en el grupo con alimento extra (3,3 veces superior). Tanto la cantidad de alimento aportado (medida en kilogramos), como el tiempo de suplemento (medido en d铆as), se encontraron positivamente correlacionados con el 茅xito reproductor.

Por ello, se concluye que el aporte de alimento extra puede beneficiar a las poblaciones de esta especie siempre y cuando la cantidad aportada sea elevada y el comienzo del aporte sea lo m谩s temprano posible. L贸gicamente, estas pr谩cticas siempre deber铆an ir acompa帽adas de una presi贸n cineg茅tica acorde con la productividad de la especie.

Este art铆culo se ha elaborado a partir del estudio: Rocha & Quillfeldt (2015). Effect of supplementary food on age ratios of European turtle doves (Streptopelia turtur L.). Animal Biodiversity and Conservation, 38(1): 11-22.

聽EL APORTE DE COMIDA

En media veda, muchos cazadores y gestores de cotos han realizado un manejo consistente en aportar alimento extra o suplementario de forma artificial para atraer y concentrar las aves.

Caza-menor-reportajes-nacional-los-comederos-ayudan-a-criar-tortolas-9El alimento suele estar compuesto por semillas de cereales, oleaginosas o leguminosas (o sus mezclas) que se dispersan en el interior de siembras, pastizales naturales o incluso caminos interiores del acotado. La zona concreta donde se realiza el aporte artificial se suele denominar 鈥渃omedero鈥 o 鈥渃ebadero鈥 y viene a ocupar una superficie de entre 0,2 hasta m谩s de 5 hect谩reas.

Esta actividad ha estado prohibida en Extremadura hasta el a帽o 2008, pero no en otras regiones del entorno. A pesar de ser ilegal, este manejo ha sido muy frecuente porque se obtienen mejores resultados en las cacer铆as (Rocha & Hidalgo, 2001) y porque su penalizaci贸n siempre ha sido extremadamente dificultosa. La dificultad se encuentra en la imposibilidad de discriminar 鈥渋n situ鈥 si las semillas observadas en la zona de alimentaci贸n han sido a帽adidas (de forma artificial) o proceden del propio cultivo que hay en ese lugar.

Actualmente, m谩s del 80% de las fincas que cazan t贸rtolas en la media veda de Extremadura realiza este tipo de manejo, estando considerado como un manejo cineg茅tico legal aunque con ciertas limitaciones.

LA INFLUENCIA EN LAS AVES

Caza-menor-reportajes-nacional-los-comederos-ayudan-a-criar-tortolas-10Aportar alimento de forma artificial en los cotos podr铆a influir en la din谩mica de las poblaciones de muchas especies gran铆voras que se encuentran en periodo reproductor, como es el caso de la t贸rtola europea. Los efectos que se podr铆an esperar, al aumentar el alimento f谩cilmente disponible, estar铆an relacionados con cambios en la abundancia, en la ecolog铆a de alimentaci贸n y reproducci贸n, y posiblemente en la fenolog铆a migratoria. Sabemos que esta mayor cantidad de alimento en los cotos ejerce un efecto atrayente sobre algunas col煤mbidas como la t贸rtola y la paloma torcaz (tambi茅n sobre la t贸rtola turca), ya que el n煤mero de aves cazadas por cazador es mayor en estos cotos (Rocha & Hidalgo, 2002). Sin embargo, no conocemos en qu茅 medida el aporte extra o suplementario de alimento est谩 relacionado con la abundancia y con el 茅xito reproductor de esta especie.

Este trabajo analiza el manejo cineg茅tico consistente en aportar alimento de forma artificial en los cotos y su efecto sobre el 茅xito reproductor de la t贸rtola europea, siguiendo dos metodolog铆as diferentes, ambas basadas en la proporci贸n de j贸venes respecto a adultos, observada al final del periodo reproductor.

Para ello se ha cuantificado la cantidad del alimento aportado y el tiempo que ha permanecido dicha comida a disposici贸n de las aves. Finalmente, se analiza el efecto que dicho aporte ejerce sobre la cantidad de aves cazadas por cazador.

脕REA DE ESTUDIO Y METODOLOG脥A

El 谩rea de estudio abarca toda la regi贸n de Extremadura. Durante la primavera y el verano de 2009, se seleccionaron 40 cotos de caza con h谩bitat de dehesa repartidos por toda la regi贸n y donde se ven铆a cazando la t贸rtola europea desde hace m谩s de 10 a帽os.

Estos cotos estaban diferenciados en dos grupos de 20, homog茅neos en cuanto a su gesti贸n cineg茅tica. En el primer grupo se realizaba a帽o tras a帽o un manejo consistente en aportar alimento extra o suplementario sobre las siembras o pastizales naturales (grupo con aporte).

En el segundo grupo no se realiz贸 este manejo cineg茅tico (grupo sin aporte), no se aport贸 nunca alimento extra en el campo y las aves se alimentaban de semillas procedentes de siembras y de pastos naturales. La media del n煤mero de cazadores por coto fue de 11.8卤2.6, no existiendo diferencias significativas entre los dos grupos (t 38= -0.71; p = 0,48).

Caza-menor-reportajes-nacional-los-comederos-ayudan-a-criar-tortolas

El aporte suplementario de alimento aumenta el 茅xito reproductor de esta especie que, m谩s que cuidar, debemos mimar.

En los dos grupos se tomaron los siguientes datos: n煤mero de cazadores, aves cazadas por jornada, j贸venes y adultos abatidos. En los cotos con aporte, se registraron adem谩s los kilogramos de alimento aportado y el tiempo (en d铆as) que ven铆a durando el aporte de alimento a帽o tras a帽o. Todo ello contabilizado desde que se empieza a echar comida en la zona de alimentaci贸n hasta el inicio de la caza.

En este trabajo, hemos asimilado la cantidad de aves j贸venes que se incorporan a la poblaci贸n a mediados de agosto respecto al total de adultos (j贸venes/adultos) como el 茅xito reproductor en esa fecha, lo que nos da una idea de la productividad y/o reclutamiento de la especie justo al final del periodo reproductor. Esta proporci贸n, tambi茅n denominada 鈥渞az贸n de edad鈥, se ha calculado en cada coto mediante la utilizaci贸n de dos procedimientos distintos para su comparaci贸n, uno m谩s costoso que el otro en cuanto a esfuerzo.

El primero consisti贸 en la observaci贸n de individuos en puntos fijos donde se pod铆a identificar directamente a los j贸venes de los adultos mientras se concentraban en zonas de alimentaci贸n (agregados postreproductores).

Este procedimiento se ha puesto en pr谩ctica con 茅xito en otros trabajos realizados con 茅sta y otras especies (SEO/BirdLife, 2006). En nuestro caso, las observaciones se realizaron una sola vez en cada coto, justo antes del inicio de la caza.

En el grupo de cotos sin suplemento de alimento s贸lo se pudieron tomar datos en 11 de los 20 que componen este grupo, debido a la dificultad de encontrar zonas de concentraci贸n de individuos donde poder distinguir entre j贸venes y adultos.

Para determinar la proporci贸n de j贸venes respecto adultos, una persona ocupaba el puesto de observaci贸n antes de que comenzaran a llegar las aves a las zonas de alimento (al amanecer). El observador permanec铆a en all铆 durante 30 minutos registrando las aves que acud铆an, diferenciando los j贸venes (nacidos esa temporada) de los adultos.

La clasificaci贸n entre joven y adulto siempre se realiz贸 identificando la ausencia o presencia completa del 鈥渃ollar鈥, que es un elemento distintivo de la especie (S谩enz de Buruaga et al. 2001).

El segundo procedimiento para estimar el 茅xito reproductor fue diferenciando los j贸venes y adultos abatidos durante los primeros d铆as de caza en agosto (aves cazadas). La proporci贸n de j贸venes abatidos respecto a adultos, obtenida al finalizar la cacer铆a, es un m茅todo sencillo de valoraci贸n del 茅xito reproductor, utilizado con anterioridad en la Pen铆nsula Ib茅rica (Guti茅rrez, 2001).

Para ello, nosotros s贸lo utilizamos los datos del primer fin de semana de caza, que tuvo lugar a finales de agosto. As铆, se garantiza que todos los individuos cazados pertenecen a la poblaci贸n local, ya que a partir del mes de septiembre empiezan a llegar individuos de poblaciones m谩s al norte en paso migratorio mezcl谩ndose con las locales (Rocha & Hidalgo, 2001).

EFECTOS DEL APORTE DE ALIMENTO SUPLEMENTARIO SOBRE EL 脡XITO REPRODUCTOR

El 茅xito reproductor medio, basado en la observaci贸n de agregados post-reproductores, fue significativamente mayor en los cotos que proporcionaron alimento extra respecto a los que no lo proporcionaron (t-test: t = -2,13; p = 0,04). Lo mismo ocurri贸 con el 茅xito reproductor medio obtenido a partir de aves cazadas (t-test: t = -7,51; p < 0,01), donde las diferencias fueron a煤n mayores.

En el grupo sin aporte de alimento, el 茅xito reproductor medio, basado en la proporci贸n de j贸venes y adultos observada en comederos no vari贸 significativamente del obtenido a partir del conteo de aves cazadas (t-test: t 29 = 0,58; p = 0,56). Sin embargo, en el grupo con aporte de alimento, el 茅xito reproductor medio obtenido a partir de agregados post-reproductivos fue un 12,6% significativamente menor que el obtenido a partir de aves cazadas (t-test: t 38 = -3,52; p < 0,01).

El 茅xito reproductor de t贸rtola europea es un par谩metro que no se hab铆a analizado desde el punto de vista de la gesti贸n cineg茅tica aplicada en los cotos. En el grupo con alimento extra, la especie consigue reproducirse con un 茅xito superior al que obtiene en el grupo sin alimento extra, en concreto, la diferencia media observada en agregados post-reproductivos es de 0,2 puntos, lo que supone un considerable aumento.

La mayor tasa reproductiva de la especie observada en el grupo con alimento extra, podr铆a ser explicada por el efecto positivo que supone poner a disposici贸n de las aves un recurso alimenticio que es limitante en periodo estival en estas latitudes (mayo a septiembre). En este sentido, Rocha & Hidalgo (2002) encontraron que esta especie presenta una gran dependencia de las dehesas cultivadas de cereal en periodo de nidificaci贸n.

Este tipo de h谩bitat es muy adecuado porque proporciona abundante alimento, refugio y tranquilidad (Santamar铆a, 2007). En las 煤ltimas d茅cadas, ha disminuido sensiblemente la superficie cultivada de cereal en las dehesas, debido en gran medida a la intensificaci贸n agr铆cola propiciada por la Pol铆tica Agraria Com煤n (Al茅s, 1996; Naredo, 1996; Robson, 1997). Por todo ello, el aumento de la abundancia y del 茅xito reproductor de t贸rtola europea en zonas donde se les aporta alimento extra se podr铆a considerar como una respuesta de la especie a la falta de disponibilidad de alimento originada por la escasez de siembras.

Caza-menor-reportajes-nacional-los-comederos-ayudan-a-criar-tortolas

Detalle de 5 ejemplares abatidos en una cacer铆a. Puede apreciarse la diferencia de edades entre ellos, de tal manera que los 4 primeros (de izquierda a derecha) son j贸venes nacidos en ese a帽o en distintos momentos de su desarrollo y el 5潞 es un ejemplar adulto de al menos un a帽o de edad.

Creemos que estos resultados podr铆an ser tenidos en cuenta de cara a la mejora y fomento de las poblaciones reproductoras de 茅sta y otras especies de aves ligadas a medios agr铆colas. Este tipo de manejo podr铆a contribuir a paliar la disminuci贸n de la diversidad que producen los cambios recientes en los usos agroganaderos europeos (Krebs et al., 1999; Donald et al., 2000).

En este sentido algunos autores (Rocha, 2007; Guti茅rrez-Bermejo, 2009; Rocha et al., 2009) vienen recomendando la realizaci贸n de siembras de cereal junto con aporte de alimento extra en los cotos, tanto en primavera como en verano, con el fin de garantizar comida suficiente durante la reproducci贸n y aumentar la productividad de la especie.

La supervivencia anual durante el primer a帽o de vida de esta especie es muy baja, alrededor del 36% (Calladine et al., 1997), por tanto, este tipo de medidas ser铆an efectivas siempre que fueran acompa帽adas de una presi贸n cineg茅tica ajustada a la productividad. Aunque en otros trabajos hemos aportado estimaciones precautorias de extracci贸n del 30% de las existencias previas a la caza (Rocha, 2007), con los datos manejados hasta la fecha, desconocemos cu谩l ser铆a el porcentaje de extracci贸n real m谩ximo a aplicar, por lo que consideramos muy necesario profundizar en este tipo de estudios.

Por otro lado, el 茅xito reproductor medio es mayor en el grupo que aporta alimento suplementario, en un 20% si se estima en base a la proporci贸n joven/adulto encontrada en agregados post-reproductivos; y en un 33% si se estima en base a la caza. La explicaci贸n a estas diferencias podr铆a encontrarse en el efecto que la caza ejerce sobre los j贸venes nacidos esa temporada de cr铆a, al poseer 茅stos una menor experiencia en vuelo y enfrentarse por primera vez a los disparos.

As铆, los j贸venes del a帽o ser铆an abatidos con mayor facilidad que los adultos, elevando artificialmente la proporci贸n joven/adulto existente y por tanto sobrestimando el 茅xito reproductor. Teniendo en cuenta estos resultados, ser铆a conveniente realizar correcciones a la baja sobre las tasas de j贸venes/ adultos obtenidas a partir de aves cazadas.

El porcentaje de correcci贸n promedio que hemos obtenido es de un 12,6%, por lo que consideramos que en futuros estudios que estimen 茅xitos basados en la proporci贸n joven/adulto a partir de aves cazadas, se podr铆a aplicar un coeficiente corrector de 0,87. Es decir, habr铆a que multiplicar 0,87 al valor obtenido en la proporci贸n joven/adulto cazada para obtener un valor representativo del 茅xito reproductor siempre que se den los condicionantes de este estudio, es decir, que est茅n cazando poblaciones reproductoras locales y que se realice durante los primeros d铆as de la media veda.

Es posible que el aporte de alimento interfiera en la ecolog铆a de alimentaci贸n, modificando el comportamiento de los j贸venes y haci茅ndolos m谩s vulnerables a la caza (Rocha & Hidalgo, 2001), adem谩s estos lugares se prestan a la aplicaci贸n de una mayor presi贸n cineg茅tica, lo que podr铆a causar graves perjuicios a la especie (Lucio & Purroy, 1992; Purroy, 1997; Rocha, 2007; Guti茅rrez, 2009). Tampoco analizamos los efectos que la caza ejerce sobre la especie en zonas no reproductoras, como los campos abiertos de cereal y girasol de la mitad sur de Extremadura donde, la mayor parte de las t贸rtolas cazadas lo son en paso migratorio (Puerta, 2011).

EFECTOS DE LA CANTIDAD ANUAL DE ALIMIENTO Y TIEMPO DE APORTE SOBRE EL 脡XITO REPRODUCTOR

La cantidad m铆nima de alimento aportado fue de 300 kilogramos y la m谩xima de 1.300 (media: 785 卤 275 kg). El aporte de alimento, desde que se empieza a aportar hasta el inicio de la caza, tuvo un rango de duraci贸n de 100 d铆as, con un m铆nimo de 20 y un m谩ximo de 120 d铆as (media: 72 卤 30 d铆as). La cantidad de alimento suministrada es mayor cuanto m谩s tiempo transcurre desde que comienza el aporte de alimento hasta que empieza la caza (R2=0,567; p<0,001).

La cantidad de alimento aportado se correlacion贸 significativa y positivamente con el 茅xito reproductor obtenido a partir de aves observadas y con el obtenido a partir de aves cazadas. El coeficiente de correlaci贸n fue mayor en el primer caso. El 茅xito reproductor obtenido mediante observaci贸n en agregados post-reproductivos tambi茅n se correlacion贸 de forma positiva y significativa con la duraci贸n del aporte de alimento. Sin embargo, el 茅xito reproductor obtenido a partir de aves cazadas no se correlacion贸 significativamente con el tiempo de duraci贸n del aporte de alimento (p > 0,05).

Hemos visto c贸mo en los cotos donde se aporta una mayor cantidad de alimento suplementario existen unos mayores 茅xitos reproductores y que la duraci贸n del aporte de alimento est谩 muy relacionada con la cantidad de alimento aportado anualmente, por ello, a medida que aumenta la cantidad de alimento extra que se echa al campo tambi茅n lo hace el 茅xito reproductor de la t贸rtola europea. La correlaci贸n entre d铆as de duraci贸n del aporte y 茅xito reproductor es positiva y significativa en el caso de los 茅xitos basados en observaciones de aves en agregados post-reproductores, sin embargo, la correlaci贸n no es significativa con el 茅xito basado en la caza.

Este hecho, junto con un coeficiente de correlaci贸n menor obtenido con la cantidad de alimento, puede estar indicando la existencia de otras variables en la caza que influyan en la proporci贸n joven/adulto cazada. Estas variables podr铆an estar relacionadas con la distancia entre cazadores, la distancia del puesto a la zona de alimentaci贸n y la, ya mencionada, mayor facilidad en la captura de j贸venes, entre otras.

En cualquier caso, en base a los datos obtenidos, podr铆amos afirmar que una suplementaci贸n alimenticia superior a 90 d铆as antes del comienzo de la caza y cantidades superiores 800 kg de alimentos aportados al campo, ejercen efectos beneficiosos sobre las poblaciones reproductoras de t贸rtola europea al aumentar su 茅xito reproductor.

Estas medidas podr铆an servir tambi茅n para evitar una posible reducci贸n del periodo de cr铆a como la que se ha constatado en UK, que ha llevado a una disminuci贸n del n煤mero de polladas y una ca铆da de la productividad de la especie (Browne & Aebischer, 2004).

EFECTOS DEL APORTE DE ALIMENTO EXTRA SOBRE LA CANTIDAD TOTAL DE AVES CAZADAS

La cantidad total de aves cazadas vari贸 significativamente entre grupos (Mann-Whitney U test: Z = -4,17; p < 0,001). En el grupo con alimento suplementario se caz贸 un promedio de 12,74 卤 9,52 t贸rtolas europeas por cazador y d铆a, mientras que el promedio fue de 3,91 卤 4,54 aves en los cotos del grupo sin alimento extra.

La pr谩ctica de aportar alimento extra o suplementario en los cotos hace que la media de aves cazadas por cazador y d铆a sea m谩s de tres veces superior en los cotos donde se aporta alimento extra que en los cotos donde no se aporta (Foto 8). Se han encontrado cifras similares en trabajos realizados en Extremadura, donde este promedio en otros a帽os ha llegado a ser hasta de cuatro veces superior (Rocha & Hidalgo, 2001). Todo ello puede explicar el aumento que ha experimentado esta pr谩ctica en los 煤ltimos 20 a帽os (Rocha et al., 2009). En muchas ocasiones, resulta muy dif铆cil discernir si nos encontramos ante un recomendable aporte alimenticio para ayudar a la subsistencia de la fauna cineg茅tica en per铆odos de escasez, o ante un uso de cebos alimenticios para atraer y sobre-explotar este recurso cineg茅tico.

Caza-menor-reportajes-nacional-los-comederos-ayudan-a-criar-tortolas

El aporte suplementario de alimento aumenta el 茅xito reproductor de esta especie que, m谩s que cuidar, debemos mimar.

Para limitar los posibles efectos adversos de esta pr谩ctica en Extremadura, desde 2008, se permite la adici贸n de comida extra s贸lo cuando los cazadores se encuentran m谩s de 200 metros desde el borde del 谩rea en la que se a帽ade la comida. Adem谩s, la distancia entre los puestos se ha limitado a 50 metros entre s铆 y se ha establecido un cupo de 15 t贸rtolas por cazador y d铆a.

En este estudio no se han analizado las distancias entre cazadores y a las zonas de aporte de alimento, pero ser铆a interesante conocer si estas variables reducen eficazmente la presi贸n de caza sobre la especie.

Finalmente, a pesar de la importante informaci贸n pr谩ctica que arroja este estudio, desconocemos hasta qu茅 punto los efectos positivos del aporte de alimento sobre el aumento de la productividad de la especie pueden verse comprometidos por los efectos negativos del posible aumento de la presi贸n de caza ejercida en estos lugares, tanto para las poblaciones reproductoras locales, como para las poblaciones en paso migratorio.

Por todo ello, y hasta que no se genere m谩s informaci贸n sobre estos y otros factores externos, relacionados o no con la caza, recomendamos a cazadores y gestores que controlen las existencias previas a la caza y minimicen, en la medida de lo posible, la presi贸n cineg茅tica a ejercer en estos lugares.

Asimismo, se insta a las administraciones con competencias en la materia y a los responsables de gestionar recursos en dichas administraciones, que sean sensibles y resolutivos con la ausencia de informaci贸n que rodea a esta especie, ya que una buena gesti贸n y regulaci贸n, s贸lo puede venir de la mano de un buen conocimiento de lo que est谩 ocurriendo en el campo y para ello se necesitan estudios rigurosos, realizados por profesionales cualificados de instituciones independientes.

Dpto. Ingenier铆a del Medio Agron贸mico y Forestal,

Universidad de Extremadura. Plasencia. C谩ceres.

Texto: Gregorio Rocha

Tambi茅n te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.