Reserva de Caza del Alt Pallars
15 agosto, 2017 Trofeocaza . 2153 Visualizaciones

Reportajes coto de caza

Reserva de Caza del Alt Pallars

La Reserva de Caza del Alt Pallars es una de las m√°s¬† grandes de Espa√Īa y, sin duda, una de las m√°s¬† impresionantes. Su gran diversidad de h√°bitats ha¬† propiciado que numerosas especies pueblen las¬† escarpadas laderas de su geograf√≠a. Desde osos y¬† urogallos a pr√°cticamente la totalidad de las especies de¬† caza espa√Īolas est√°n presentes all√≠, algunas en los √ļltimos¬† a√Īos con poblaciones por encima de lo deseado.

Hace un par de a√Īos, National Geographic¬† public√≥ un interesante art√≠culo,¬† acerca del origen del esqu√≠, en el que¬† se aseguraba que los primeros seres humanos¬† que se calzaron unas tablas para deslizarse por la¬† nieve lo hicieron para cazar grandes ungulados¬† en las cordilleras centroasi√°ticas, como el Alt√°i, y¬† en el norte de Europa.

Yo de m√°s joven tambi√©n fui esquiador, pero¬† en mi caso, al contrario de estos pioneros, abandon√©¬† esta actividad fundamentalmente porque coincid√≠a con la temporada de caza. Pas√© mucho¬† tiempo sin ponerme unos esqu√≠s, casi veinte¬† a√Īos, hasta que mis hijos empezaron a practicar¬† este deporte e instauramos la tradici√≥n familiar de reunirnos t√≠os, cu√Īados, hijos y sobrinos en Espot, un pueblo del Pirineo leridano, para pasar los¬† fines de a√Īo y esquiar juntos.

All√≠, un d√≠a Arantza,¬† mi mujer, y sus hermanas me presentaron al que¬† ahora es un buen amigo, Ram√≥n Llad√≥s, Ramonet,¬† que entonces era monitor de esqu√≠ de los¬† chicos y, como bien es sabido que una de las medidas¬† de tiempo m√°s peque√Īas que existen junto¬† con el nanosegundo es lo que tarda un cazador¬† en saber que su interlocutor tambi√©n lo es, sin saber¬† bien c√≥mo, pasamos de comentar c√≥mo estaba¬† la nieve a la gran densidad de jabal√≠es que hab√≠a¬† en la zona.

Ramonet, que adem√°s de monitor¬† de esqu√≠ es guarda de caza y pesca, me cont√≥ que¬† sol√≠a salir con su exigua cuadrilla al jabal√≠ los fines¬† de semana y me invit√≥ a acompa√Īarlos.

Tras el¬† r√°pido tr√°mite de sacarme la licencia en Sort, all√≠¬† me present√© al domingo siguiente. Desde ese a√Īo siempre he llevado el rifle en el portaesqu√≠s.

Espot es uno de los pueblos m√°s cercanos, si no el que m√°s, al Parque Nacional de Aig√ľestortes¬† y supe que me encontraba en un entorno privilegiado¬† cuando un d√≠a que estaba asomado a la ventana, un quebrantahuesos pas√≥ volando a escasos¬† metros delante de m√≠.

Lindando con Aig√ľestortes, se encuentra el Parque Natural de l`Alt¬† Pirineu, creado en 2003, que, con¬† sus 70.000 ha de las comarcas del¬† Pallars Sobir√† y Alt Urgell, es el m√°s grande de Catalu√Īa y uno de¬† los mayores de Espa√Īa.

√Āngel y Jaume escrutan las laderas en busca de los ariscos muflones.

Es un impresionante¬† espacio natural que linda al este con el Principado de¬† Andorra, al oeste con el Valle de¬† Ar√°n y al norte con Francia. Para¬† hacerse una idea de la opulencia¬† geogr√°fica del entorno, y resumiendo¬† mucho, solo hace falta¬† imaginar los 2.500 metros de desnivel¬† que hay entre los 650 metros¬† de altitud del Santuario de¬† Arbol√≥, en su extremo meridional,¬† y los 3.143 metros de la Pica¬† d‚ÄôEstats, cumbre m√°s alta de Catalu√Īa;¬† con la diversidad ecol√≥gica¬† que eso implica.

La orografía  está marcada por el Vall de Boí,  donde se puede disfrutar de uno  de los románicos más espectaculares de la península,  los valles de Àneu, Cardós y Ferrera, que corresponden  a las cuencas del Noguera de Tort,  Noguera Pallaresa, Noguera de Cardós y Noguera  de Vallferrera.

Adem√°s cuenta con casi 200 estanis y lagunas, m√°s de 1500 especies vegetales y,¬† sin entrar en ‚Äúbichos‚ÄĚ peque√Īos, existen 269 vertebrados¬† catalogados hasta el momento, alguno¬† end√©mico y otros raros, como el quebrantahuesos,¬† el buitre negro, el lag√≥podo alpino o la perdiz pardilla; incluso el oso pardo, del que se censaron¬† unos 11 en 2014, y el urogallo, especie esta que¬† cuenta con la mayor poblaci√≥n del pa√≠s con m√°s¬† de 100 machos censados en 2005.

Entre las especies de caza mayor cuenta con  una de las comunidades de ungulados con mayor  riqueza de Europa y abundan el corzo, gamo, ciervo, sarrio, muflón y jabalí.

Adem√°s, desde el¬† a√Īo 2014, algunas cabras monteses liberadas en¬† Francia se han instalado en la zona m√°s septentrional¬† de la Reserva.

Este parque se crea sobre lo que en un principio era la Reserva de Caza del Alt Pallars, acogiendo  esta actividad, la caza, al igual que la pesca,  la ganadería, la agricultura y otras prácticas  tradicionales y culturales propias de este espacio,  como otro patrimonio a preservar además de la conservación del entorno, como así lo contempla  la figura de protección de Parque Natural y en eso difiere de la de Parque Nacional.

La Reserva de Caza actualmente ocupa 72.717  ha una vez que desde marzo de 2015 se segregó  la Vall de Boí (actualmente RNC de la Vall de  Boí). Para la gestión de la Reserva de Alt Pallars  esta se divide en tres grandes zonas correspondientes  a los tres valles principales: Vall d’Àneu,  Vall de Cardós i Vall Ferrera.

UNA INVITACI√ďN INESPERADA

Hace unas semanas recibí una llamada de Ramonet  en la que, desolado, me contaba que se le había  muerto de un golpe de calor una drahthaar  que yo le había regalado y que era el ojito derecho  de la cuadrilla. Después de desahogarse un rato me habló acerca del nuevo aire que estaban dando a la Reserva y me invitó a visitarlo.

Comentó  el asunto a Juan Fernández y Manel Beneria, técnico de gestión y director de la Reserva, y me invitaron junto a Juan Delibes para hacer este reportaje y un documental para el canal Caza y Pesca sobre la caza en el Parque, propuesta que naturalmente aceptamos.

El objetivo sería la caza de un par de muflones selectivos, ya que la  temporada se cierra más tarde que otras especies  y podíamos organizarlo con más calma.

Llegamos la noche anterior de la cacer√≠a a Alins, un bonito pueblo en el coraz√≥n del Parque, donde¬† cenamos op√≠paramente, seg√ļn es costumbre¬† en la zona, y preparamos la cacer√≠a con el equipo de la Reserva.

Decidimos cazar juntos para aprovechar  mejor los posibles lances de cara a la filmación  y las fotografías.

reserva-de-caza-SarrioESPECIES DE CAZA MAYOR

A continuaci√≥n ofrecemos informaci√≥n sobre la historia, poblaciones, distribuci√≥n y abundancia de las principales especies¬† cineg√©ticas de caza mayor en la Reserva,¬† as√≠ como los objetivos de gesti√≥n a alcanzar¬† a medio plazo (5 a 7 a√Īos).

Sarrio (Rupicapra rupricapra)

Se trata de la estrella cineg√©tica de la Reserva.¬† Su n√ļmero ha bajado en los √ļltimos a√Īos debido¬† a las distintas enfermedades que afectan a¬† esta especie, que debilitan sobre todo a los machos¬† tras el celo de cara al invierno, provocando¬† que muchos no puedan superarlo. El objetivo a¬† alcanzar es la recuperaci√≥n de las poblaciones¬† hasta situarlas en torno a los 1300-1500 individuos¬† en el conjunto de la RNC.

Reserva-Alt-Pallars-jabaliJabalí (Sus scrofa)

El jabal√≠ es tambi√©n un habitante aut√≥ctono de la¬† zona muy abundante en toda la Reserva y no es¬† raro ver varios al amanecer hozando en los prados¬† de monta√Īa en esta √©poca, a veces rodeados¬† de rayones.

De cara al control de sus poblaciones  se realizan batidas sin cupo de capturas.

Corzo (Capreolus capreolus)

Reserva-Alt-Pallars-corzoEl corzo es bastante abundante en la Reserva, aunque sus poblaciones  varían dependiendo de la crudeza de los inviernos,  lo que también afecta a sus cuernas. La gestión de este cérvido  va encaminada a mantener sus poblaciones medias (unos  1.500 ejemplares) en las tres unidades de gestión.

Ciervo (Cervus elaphus Hippelaphus)

Los ciervos entraron hace unos diez a√Īos procedentes de Francia,¬† luego la especie presente en el Alt Pallars es la europea¬† (Cervus elaphus hippelaphus). Ocup√≥ en un principio zonas¬† adyacentes al pa√≠s vecino pero r√°pidamente incrementaron¬† su poblaci√≥n y su √°rea de distribuci√≥n, dispers√°ndose por una¬† amplia zona.

El objetivo de los t√©cnicos del Parque es la reducci√≥n¬† poblacional hasta alcanzar cifras de 2-3 individuos/100 ha¬† en las tres unidades de gesti√≥n. Para conseguir este objetivo se¬† priorizar√° la caza de hembras (unas 150 al a√Īo).

 

¬ŅOVEJAS O ARGALIS?

La oveja, como reconozco que hemos llamado en ocasiones a este animal un tanto despectivamente por su cercano parentesco con las domésticas, nos demostró que debe conservar un gen arisco que los diferencia de churras y merinas, y el primer día, a pesar de ver bastantes, no conseguimos acercarnos a menos de 350 metros de ninguno.

Nos coment√≥ un ganadero de la zona que con frecuencia los corderos de su reba√Īo mor√≠an al poco de nacer y que averigu√≥ la causa al crecer uno de ¬†os supervivientes que, seg√ļn √©l, t√®nia unes petites¬† orellas i p√®l en lloc de llana.

Es decir, que se percat√≥ de que su padre era un mufl√≥n que cubr√≠a a sus ovejas cuando estas campeaban en la monta√Īa. Pues bien, este paisano afirmaba que cuando entraba en el redil, indefectiblemente la ‚Äúoveflona‚ÄĚ,¬† la ‚Äúmufloveja‚ÄĚ, o como se llame, era la que se manten√≠a mas alejada de √©l en todo momento, lo que para m√≠ vino a probar la existencia de este adusto gen del que hablo.

A la ma√Īana siguiente madrugamos algo m√°s, aunque a los muflones no parece molestarles¬† mucho el sol, como a casi todos sus vecinos. Baj√°bamos¬† al punto de encuentro en Alins y una¬† corza nos sali√≥ al paso sin dar tiempo a Ramonet¬† a reaccionar para evitar atropellarla.

Reserva-Alt-Pallars-pablo-con-mas-cazadoreNo dudamos de que había muerto, pero poco a poco fue saliendo del K.O. técnico y conseguimos ponerla  de pie para que se fuera corriendo por donde vino.  La tarde anterior atropellamos un rayón que tuvo menos suerte, lo que da idea de la densidad  de caza en estas tierras y su peligro.

Ya en el monte, tras un precioso rececho a trav√©s de una ladera indescriptible, conseguimos ponernos¬† a tiro de un grupo de cinco machos del que por fin Juan convenci√≥ a uno para que posara para mis fotos y se hiciera protagonista del documental que estaba grabando √Āngel.

Luego, los muflones  volvieron a evitarnos y lo más que conseguimos  fue acercarnos a 360 metros de dos machos de cuernas cerradas que se mantenían alertas en una  pedrera. Para acercarnos a esa distancia, antes tuvimos  que dar un tortuoso rodeo por una interminable  y empinada ladera cubierta de nieve y matorral,  donde solo me habían faltado los esquís.

No me gusta tirar tan lejos, me parece que no¬† es el m√©todo m√°s fino de cazar, s√© que en ocasiones¬† no hay otra opci√≥n mejor, sobre todo en¬† monta√Īa, pero no puedo evitar pensar que lo hago un poco a traici√≥n, que si un animal me ha visto y consigue mantener esa, que cree, distancia¬† de seguridad, es para considerarme vencido por¬† √©l.

Además, dejarlo herido seguro que me pesaría  mucho. Pero por el bien de la película, las fotos y  los quebrantahuesos, lo tiré y lo marré.

Esto es lo que tiene cazar en un entorno como  éste, que las oveja se convierten en argalis, con el  agravante de que abultan la quinta parte.  Igual que el alto grado de pureza del medio va  en favor de la calidad de la cacería, influye también,  aunque negativamente, en el crecimiento  de los trofeos de algunas de las especies, ya que  en un entorno salvaje el desarrollo de este depende  de la abundancia de alimento, del frío y de la  competencia entre unos y otros, sin las atenciones  con las que pueden contar en un espacio cerrado.

La caza selectiva que requieren muchas de las  especies de la Reserva y que pretenden llevar a  cabo los responsables de su gestión es, sin duda,  igual o más interesante que la de trofeos, con  la ventaja de ser mucho más económica.

Desde¬† aqu√≠ animo a los cazadores naturalistas amantes¬† de los espacios abiertos y salvajes a venir a cazar¬† al Alt Pallars, les aseguro que en muy pocos sitios ¬†en el mundo se a√ļnan de esta forma la belleza del¬† entorno y la aut√©ntica caza. Yo, por mi parte, seguro¬† que volver√© a visitar a Ramonet y a los amigos¬† que all√≠ hemos hecho, para pescar y cazar con¬† o sin esqu√≠s. ‚ÄĘ

C√ďMO CAZAR EN LA RESERVA DE ALT PALLARS

Para cazar en la RNC existen dos posibilidades, tanto para cazadores nacionales (modalidad europea) o de Catalunya (modalidad autonómica)

1 Solicitar entrar en el sorteo de trofeos y selectivos auton√≥micos/europeos, que se hace cada a√Īo, mediante solicitud en la oficina virtual de tr√°mites OVT

En este caso, además de la correspondiente cuota de entrada, el cazador  tiene que satisfacer la cuota complementaria, que varía en función  de la calidad del ejemplar abatido.

2 Comprar un permiso de trofeo a los ayuntamientos o propietarios incluidos dentro de la RNC. Generalmente se publican en el BOP de Lleida y en algunos casos en medios especializados.

Esta modalidad no tiene cuota complementaria.

EL √ČXITO DE DOS ESPECIES FOR√ĀNEAS

Muflón (Ovis orientalis musimon)

Reserva-Alt-Pallars-muflonLas primeras poblaciones de carneros del g√©nero Ovis aparecen en Asia hace¬† alrededor de 1,8 a 2,4 millones de a√Īos, extendi√©ndose por el continente europeo¬† y asent√°ndose mejor al este que en el centro-oeste del continente.

Estos carneros¬† arcaicos dieron pie a la creaci√≥n, mediante la selecci√≥n artificial por parte de las¬† primeras tribus sedentarias humanas, a las distintas especies dom√©sticas ovinas,¬† que quedaron all√≠ como las √ļnicas representantes del g√©nero, ya que su ancestro¬† salvaje se extingui√≥ en el Neol√≠tico.

Hace unos 8 o 9.000 a√Īos fueron introducidos,¬† a trav√©s de las rutas mar√≠timas en islas del Mediterr√°neo como C√≥rcega, Cerde√Īa,¬† Chipre o Creta, ejemplares semidom√©sticos procedentes de Asia o el sureste de¬† Europa.

As√≠ lo demuestra la gran cantidad de restos encontrados de esa √©poca,¬† por lo que se supone que el mufl√≥n actual deriva de ejemplares semidom√©sticos¬† asilvestrados que, tras pasar unos siglos en compa√Ī√≠a del hombre, retorn√≥ a la¬† vida salvaje.

El mufl√≥n es el carnero de menor tama√Īo del mundo y, aunque f√≠sicamente¬† a veces no lo parezca, est√° muy √≠ntimamente emparentado con la oveja.

Dada su facilidad para adaptarse a distintos entornos y por su inter√©s cineg√©tico,¬† a finales del siglo XVIII fueron reintroducidos ejemplares procedentes de C√≥rcega¬† y Cerde√Īa en distintos pa√≠ses del continente como Francia, Austria o Alemania.

En Espa√Īa, los primeros ejemplares llegaron desde Francia en 1953: dos machos¬† y tres hembras y una pareja procedente de Luxemburgo, que fueron soltados en¬† Cazorla junto a dos parejas m√°s tra√≠das de Alemania tres a√Īos despu√©s.

En el Al Pallars entraron desde Andorra hace unos quince a√Īos y, al encontrar¬† aqu√≠ un entorno m√°s adecuado, se establecieron. El objetivo de su gesti√≥n en la¬† Reserva es reducir dr√°sticamente sus poblaciones (actualmente unos 800-1000¬† ejemplares) hasta los 200-300 ejemplares.

Para alcanzar este objetivo se¬† priorizar√° la caza de hembras (unas 100 al a√Īo).

Gamo: (Dama dama)

Reserva-Alt-Pallars-gamoAmpliamente extendido por el sur europeo y el cercano¬† Oriente en la antig√ľedad, las glaciaciones lo llevaron¬† al borde de la extinci√≥n. Fue el primer c√©rvido en¬† desaparecer del continente, sobreviviendo algunos¬† n√ļcleos aislados en puntos de la cuenca mediterr√°nea.

Las distintas culturas que poblaron y comerciaron  en sus costas contribuyeron a su expansión, reintroduciéndolo  de nuevo en el continente cuando ya  habían regresado el resto de especies de cérvidos. Así  que el gamo fue el que más tiempo estuvo ausente.

En Espa√Īa existen al menos desde el siglo XIX¬† poblaciones de gamo en estado salvaje en Sierra¬† Morena, cuenca del Tajo y Montes de Toledo, as√≠¬† como en semilibertad en algunos cazaderos reales.¬† Tambi√©n en el norte exist√≠an poblaciones que se extinguieron¬† en el siglo XIX y fueron repobladas en los¬† a√Īos cincuenta del siglo pasado. Poco antes se hab√≠an¬† introducido tambi√©n en el coto de Do√Īana.

En el Al Pallars, dependiendo de las zonas, es muy¬† abundante y la prioridad es la reducci√≥n dr√°stica de¬† las poblaciones (actualmente unos 1.700 gamos)¬† en la unidad de Valls d‚Äô√Äneu y su eliminaci√≥n total¬† en el resto de los sectores. Para paliar esta¬† emergencia cineg√©tica se prioriza la caza de¬† hembras (unas 250 al a√Īo).

Pablo Capote

También te puede interesar...

1 comentario

  1. Bruno MG
    mayo 07, 00:53
    Gamo y Muflones se encuentran en toda Europa de nuevo desde hace a√Īos. Y me alegro.

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.