Los puntos m谩s conflictivos de las nuevas leyes de protecci贸n animal.
22 agosto, 2018 Trofeocaza . 591 Visualizaciones

Legal

Los puntos m谩s conflictivos de las nuevas leyes de protecci贸n animal.

En los 煤ltimos tiempos est谩 proliferando en las comunidades aut贸nomas la implantaci贸n de nuevas leyes de protecci贸n animal, promovidas por grupos animalistas y ecologistas con la ayuda de una amplia mayor铆a de partidos pol铆ticos, que ven en estas corrientes presuntamente conservacionistas una manera de atraer hacia sus formaciones los votos que tanto necesitan.

Como punto en com煤n en todas estas nuevas leyes est谩n las prohibiciones, restricciones y dificultades varias, con el 煤nico objetivo de restringir, y a veces intentar prohibir, el ejercicio de una actividad legal y reglada como es la caza.

Entre otras comunidades aut贸nomas ya se han aprobado, o est谩n en tr谩mite, nuevas propuestas de protecci贸n animal en Galicia, Pa铆s Vasco, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha o Andaluc铆a.

La m谩s importante de estas nuevas modificaciones que se pretenden aprobar es la que, con fecha 26 de enero de 2018, el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Com煤 Podem-En Marea, integrado por En Marea, Podemos, En Com煤 Podem, Izquierda Unida y Equo, presenta a la Mesa del Congreso de los Diputados una proposici贸n de ley de modificaci贸n del C贸digo Penal en materia de maltrato animal.

En el an谩lisis jur铆dico del contenido de esta proposici贸n, que ha realizado la fundaci贸n Artemisan, se dice que es cierto que la propuesta de modificaci贸n del art铆culo 337.1 CP except煤a expresamente a aquellos sujetos que act煤en amparados por la ley, como lo son los cazadores o pescadores; sin embargo, la ampliaci贸n de los animales penalmente protegidos en los delitos de maltrato animal, incluyendo a los 芦vertebrados禄 o a 芦cualquier otro禄, como as铆 dispone la proposici贸n de ley, podr铆a significar la tipificaci贸n de ciertas conductas accidentales que se sucediesen en cualquier modalidad de caza o pesca y que en la actualidad, 煤nica y exclusivamente, cuentan con una relevancia sancionadora desde una perspectiva estrictamente administrativa, estando calificadas en la mayor铆a de los supuestos como infracciones leves.

Imaginemos, pues, que nos encontramos cazando en nuestro acotado y que nuestro perro corre tras un conejo en direcci贸n al acotado colindante, introduci茅ndose en su interior, donde finalmente logra capturarlo.

A priori, se tratar铆a de una acci贸n que no se encuentra amparada legalmente y que, en virtud de lo dispuesto en la normativa cineg茅tica, podr铆a ser constitutiva de una infracci贸n administrativa.

Sin embargo, en virtud de la modificaci贸n propuesta, podr铆a ser constitutivo de un il铆cito penal. Es m谩s, nos encontrar铆amos ante el agravante del tipo b谩sico (art. 337.2 CP), puesto que, adem谩s, concurre la circunstancia de utilizaci贸n de otro animal como instrumento para causar las lesiones o, en su caso, su muerte.

Tambi茅n nos encontrar铆amos ante circunstancias agravantes si esta conducta se efect煤a ante la presencia de un menor de edad y/o se usan armas de fuego.

La misma interpretaci贸n podr铆a efectuarse en relaci贸n con el supuesto hecho consistente en que un perro integrante de una rehala capturase un ejemplar cuya caza no se encuentra autorizada para esa acci贸n de caza (por ejemplo, una corza), o si un ave empleada para la pr谩ctica de la cetrer铆a captura una especie que en esa comunidad aut贸noma no est谩 autorizada (por ejemplo, un ave acu谩tica en la Comunidad de Madrid).

En estos supuestos, si se produce la muerte del animal y puesto que no cabr铆a su suspensi贸n, se proceder铆a al ingreso en prisi贸n de su autor, al ser la pena prevista, desde dos a帽os y un d铆a a tres a帽os.

Leyes-de-proteccion-animal-perro

O que la participaci贸n en una acci贸n colectiva de caza sin autorizaci贸n de la Administraci贸n (espect谩culo no autorizado legalmente), como por ejemplo una batida, podr铆a ser una acci贸n t铆pica del delito, previsto en el art铆culo 337.4 CP, para el caso de que se interpretase que su desarrollo en s铆 o un lance en particular entra帽an un trato cruel.

La pena que se propone para estos supuestos es de tres meses a un a帽o de prisi贸n. Y, adem谩s, el juez podr铆a imponer a su autor la pena de inhabilitaci贸n especial de uno a tres a帽os para el ejercicio de la profesi贸n, oficio o comercio que tenga relaci贸n con los animales o con la tenencia de los mismos.

Asimismo, podr铆a interpretarse el cobro infructuoso de una pieza de caza como constitutivo de un delito de abandono de animales, castigado con la pena de tres meses a un a帽o de prisi贸n.

No obstante, lo dispuesto en este precepto contraviene frontalmente lo se帽alado en el C贸digo Civil respecto a la consideraci贸n de los animales salvajes como res nullius (art铆culo 610 CC). Y es que, evidentemente, no puede abandonarse algo que no es de nadie.

La reforma del C贸digo Penal de 2015 ampli贸 considerablemente los supuestos de hechos y las penas correspondientes a los il铆citos de mayor gravedad sobre animales dom茅sticos.

No obstante, cada comunidad aut贸noma, cuenta con su Ley de protecci贸n y bienestar animal y en su caso, con el Reglamento que la desarrolla.

El informe de Artemisan concluye que la modificaci贸n de los il铆citos penales contenida en la proposici贸n de ley analizada contiene una redacci贸n ambigua, con utilizaci贸n de 16 conceptos jur铆dicamente indeterminados, lo que podr铆a generar diversas controversias interpretativas en relaci贸n con la pr谩ctica de la actividad cineg茅tica.

En mi opini贸n, todas estas nuevas leyes y proposiciones de cambio del C贸digo Penal no benefician en nada a la caza; muy al contrario, es una maniobra m谩s de estos grupos ecologistas y animalistas en su proyecto de lograr que se proh铆ba la caza en Espa帽a.

Acciones en defensa de nuestra actividad, como la realizada por Artemisan y otras asociaciones, es el camino seguro que debemos seguir para, mediante la informaci贸n y formaci贸n, lograr que se modifique la mala imagen de la caza que se est谩 transmitiendo en Espa帽a, aportando informes cient铆ficos y legales que rebatan una a una las informaciones tendenciosas o directamente falsas sobre lo que de verdad es la caza y los cazadores.

Recordar a la sociedad que cazar no es matar, que la caza ayuda a la conservaci贸n medioambiental, limitando la expansi贸n indiscriminada de determinadas especies que rompen el equilibrio que debe existir entre depredadores y presas, evitando la propagaci贸n de enfermedades que afectan al ser humano o, por ejemplo, el n煤mero de accidentes de tr谩fico producidos por animales salvajes, entre otras muchas cosas.

Esperemos que triunfe la cordura y no se lleguen a aprobar estas leyes y proposiciones creadas por urbanitas desconocedores del mundo rural y cuyo 煤nico fin es prohibir todo lo que no comulgue con sus ideas de un falso ecologismo, con las que intentan equiparar en todos los aspectos a humanos y animales.

Habr谩 que esperar y ver qu茅 es lo que sucede.

F茅lix S谩nchez Montes

Tambi茅n te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.