Caza y evidencia científica, realidad sumergida
29 mayo, 2019 Trofeocaza .

Opinión

Caza y evidencia científica, realidad sumergida

Cada semana vemos ‚Äėvalientes‚Äô de todo tipo, instituciones animalistas de √°mbito urbano sin ninguna conexi√≥n con la realidad o partidos pol√≠ticos anticaza que tienen como objetivo prioritario la prohibici√≥n de nuestra reglada y costosa actividad.

Afortunadamente, cada vez disponemos de m√°s estudios rigurosos que avalan la importancia de nuestra actividad como garante de la biodiversidad de nuestros bosques ayudando a regular el exceso de determinadas poblaciones como el jabal√≠, la torcaz o el conejo, contribuyendo a la viabilidad de nuestras explotaciones agr√≠colas y ganaderas minimizando los da√Īos que sufren por el exceso de fauna; somos pieza clave para evitar la propagaci√≥n de enfermedades animales y contribuimos a la reducci√≥n de la siniestralidad en nuestras carreteras, entre muchas otras.

En este √ļltimo punto, cada vez disponemos de estudios de siniestralidad m√°s especializados y con datos estad√≠sticos m√°s fiables como el de la DGT de 2017 d√≥nde se evidencia que la fauna salvaje provoc√≥ 20.500 accidentes en todo el Estado Espa√Īol. De estos, 10.141 fueron provocados por jabal√≠s, siendo la especie que m√°s accidentes provoca, especialmente all√≠ d√≥nde hay sobrepoblaci√≥n.

Ser√° necesario por tanto, asociar cada vez m√°s la caza a la evidencia cient√≠fica y ser√° imperativo que como Federaci√≥n aumentemos los convenios, recursos y esfuerzos de toda tipo para disponer de estudios rigurosos que acrediten aquello que muchas veces es evidente. El futuro de nuestra actividad pasar√° por evidenciar a Administraciones P√ļblicas y detractores con datos objetivos y demostrables que nuestra actividad es necesaria y sostenible yendo de la mano de la investigaci√≥n y la ciencia.

El vigente convenio con el SEFAS de la Universidad Aut√≥noma de Barcelona es un ejemplo y no pararemos de promover acuerdos similares con instituciones de la administraci√≥n p√ļblica. El √ļltimo estudio del Instituto Catal√°n de Ornitolog√≠a que nos permiti√≥ alargar el periodo h√°bil de caza del tordo tambi√©n est√° en la l√≠nea a seguir.

¬ŅLos cazadores podemos liderar estos estudios hoy por hoy?

Lo cierto es que actualmente no tenemos infraestructuras ni medios para estar al frente de estos estudios, pero sin ninguna duda sí que podemos y debemos participar en ellos aportando datos, muestras y haciendo trabajo de campo para ayudar a los científicos que hacen esta investigación en el medio.

¬ŅC√≥mo podemos mantener nuestro discurso pedag√≥gico, promocional y de defensa de la caza delante de tantas falsedades, ataques y difamaciones?

Todos somos conscientes que tenemos en contra profesionales expertos en mantener sus asociaciones animalistas con fondos p√ļblicos y como profesionales dedican su d√≠a a d√≠a a generar todas estas distorsiones contra la caza y hacia aquellos que la practicamos. La sobrepoblaci√≥n de jabal√≠ es un buen ejemplo. Hay muchos art√≠culos cient√≠ficos que acreditan y promueven la caza como un m√©todo validado y clave para reducir estas sobrepoblaciones. Cierto es que no los ver√©is citados en ninguna parte y todav√≠a menos en los grandes medios de comunicaci√≥n generalistas, solo en revistas cient√≠ficas internacionales de veterinaria o biolog√≠a.

6 medidas para solucionar el problema del Jabalí urbano

La primavera del a√Īo pasado, ya vivimos como un an√°lisis no cient√≠fico y populista en relaci√≥n al proyecto piloto de vacuna contraceptiva en jabal√≠s, en base s√≥lo al 40% de las recapturas de jabal√≠s vacunados, ya se usaba para intentar suprimir la caza rompiendo con la propuesta inicial de la complementariedad de la vacuna con la caza. Sin ning√ļn tipo de formula epidemiol√≥gica ni estad√≠stica, concluyeron que se evitaron 400 nacimientos, la misma cifra que las capturas hechas por las cuadrillas de jabal√≠ de las poblaciones d√≥nde se tira el dinero p√ļblico en este estudio.

Se lleg√≥ a publicar y mantener, que la caza aumenta la poblaci√≥n de jabal√≠s all√≠ d√≥nde se practica. ¬ŅC√≥mo puede ser que desde las diferentes administraciones que se unieron para financiar este estudio y la misma universidad, nadie hiciera menci√≥n a art√≠culos cient√≠ficos de referencia que acreditan la caza como herramienta para la reducci√≥n de densidades de jabal√≠? ¬ŅNinguno de ellos sab√≠a que Oliver Keuling y sus colaboradores tienen publicado un estudio en 2008, hecho al noroeste de Alemania, a 60 km de Hamburgo, en un √°rea de 20.000 hect√°reas, d√≥nde con teleseguidores y jabal√≠s marcados previamente, evidenciaron que la caza es una buena herramienta de gesti√≥n y regulaci√≥n de densidades de poblaci√≥n de jabal√≠s? Es m√°s, √©ste equipo de cient√≠ficos afirm√≥ en el estudio citado que la caza es una herramienta para la reducci√≥n de propagaci√≥n de animales infectados por enfermedades(1).

Actualmente todos sabemos que en Francia y Bélgica los cazadores están siendo clave para parar la propagación de la PPA. Hay muchos otros estudios publicados que aportan evidencia científica en relación a la utilidad de la caza. La prestigiosa revista científica European Journal of Wildlife Research publicó en junio de 2010 el estudio Wild boar (Sus scrofa) harvesting using the espera hunting method: side effects and management implications hecho por el equipo científico del portugués Carlos Braga y colaboradores (2).

Este estudio hecho en Alentejo (Portugal), en una finca privada de m√°s de 900 hect√°reas, d√≥nde se realizaron esperas nocturnas permiti√≥ al equipo hacer un registro de las capturas hechas durante 5 a√Īos, periodo habitual en los estudios cient√≠ficos para evidenciar datos objetivos. En esta finca, muy excepcionalmente se hac√≠a alguna monter√≠a, pero principalmente la caza del jabal√≠ se centraba en las esperas nocturnas.

Este estudio de control de animales abatidos, relacionando edades, sexo, zonas de da√Īos agr√≠colas versus densidades de jabal√≠, etc., ratific√≥ un estudio similar de Schley y colaboradores en 2008, d√≥nde se concluye que la espera nocturna es una modalidad de caza para la reducci√≥n de densidades de jabal√≠s con el objetivo de reducir da√Īos agr√≠colas, especialmente id√≥neo para zonas con altas densidades, como tenemos en tantos lugares de Europa.

Estos autores dejan claro que en esta modalidad si el cazador sólo captura machos con colmillos, no se cumplirán los factores necesarios para reducir densidades. Este equipo portugués de científicos afirma que en base a los estudios de comportamiento de los lobos (Canis Lupus) hechos por Jedrzejewski y col. 1992; Mattioli y col. 1995, Nores y col. 2008, comen un 75-95% de jabalís jóvenes (no adultos).

Eso comporta que la montería y las esperas, donde habitualmente se abaten los animales más viejos, faciliten y promuevan la biodiversidad ayudando a generar capturas de jabalís jóvenes a los lobos y también al Lince Ibérico (Lynx Pardinus).

La caza es biodiversidad, lo decimos y lo ponemos en práctica nosotros. También lo ratifica la ciencia.

Oliver Keuling y sus colaboradores, publicaron un estudio en 2013 que se titula Mortality rates of wild boar Sus scrofa L. in central Europe (3), donde recogieron datos durante 12 a√Īos (1998-2009) en diferentes pa√≠ses de la Europa Central, registrando todas las capturas hechas y jabal√≠s muertos, un total de 661. Calcularon las cuotas de mortalidad, ratios de supervivencia, etc.

El estudio concluye que hace falta intensificar las acciones de caza en aquellas zonas donde no hay sobrepoblaciones, intentando abatir tambi√©n hembras y j√≥venes, ratificando los resultados de los estudios de To√Įgo y col. 2008.

Los autores citan textualmente que hay que ‚Äúestimular‚ÄĚ a los cazadores para ir a cazar, entendiendo la caza como ocio. En este estudio se ratifican los resultados del estudio de Ueda y Kanzaki del 2005 donde dec√≠an lo mismo.

Todos concluyen que la caza es un m√©todo eficaz y una buena herramienta para reducir densidades, como ya dec√≠an Briedermann 1977; Calenge et al. 2002; Sodeikat y Pohlmeyer 2007; Keuling 2009, en sus estudios previos. Estos autores cierran sus estudios cient√≠ficos diciendo que solo la cooperaci√≥n con los cazadores puede aumentar la eficiencia de la caza y prevenir el sacrificio de estos jabal√≠s por orden ‚Äúoficial administrativa‚ÄĚ.

Como pod√©is ver, actualmente vamos absolutamente al rev√©s. Se promueve, se da apoyo y se potencian s√≥lo las empresas privadas de gesti√≥n de fauna, y se dedican fondos p√ļblicos para estudios sin fundamentos previos ni resultados fiables como el de la vacuna contraceptiva.

Desde la Federación no paramos ni pararemos de decirles cual es el camino a seguir pero parece que no nos escuchan. Científicos locales también han hecho estudios donde se constata que la reducción de las sobrepoblaciones del jabalí tiene que ser llevada a cabo con varias medidas a la vez, incluida la caza. A finales de agosto de 2018, Carlos Gonzalez-Crespo científico del equipo del SEFAS de la UAB, junto con varios colaboradores, publicaron el estudio Stochastic assessment of management strategies for a Mediterranean peri-urban wild  boar population (4).

Este estudio se realizó en 80 Km2 del Parque Natural de Collserola. El estudio concluye que las mejores medidas para reducir la sobrepoblación del jabalí son la eliminación de alimentación suplementaria que la gente da a los jabalís, evitar el acceso de los jabalís a la comida de los animales domésticos, recoger residuos, hacer una mejor gestión de las zonas verdes y aumentar las esperas nocturnas con permisos especiales (pues no se hacen suficientes) permitiendo la caza en el periodo hábil de septiembre a febrero a la zona donde se permite.

Seg√ļn el estudio, solo se hicieron batidas para el jabal√≠ en el 17‚Äô2% de superficie del parque. Del estudio podemos constatar, que tantas limitaciones y trabas a la caza s√≥lo provocan que tengamos m√°s jabal√≠s, con un aumento exponencial de los mismos desde el a√Īo 2000 hasta 2015. El estudio constata que los cazadores aumentaron sus capturas, sabiendo las restricciones y dificultades que supone cazar en esa zona.

Un 65’6% de los jabalís cazados eran adultos ante el 34,4% que eran ejemplares jóvenes. Es evidente que alcaldes y regidores anti-caza no tienen estos estudios como referentes para facilitar, promocionar y dar apoyo a la caza. Sin ella, todavía tendrían más problemas provocados por jabalís en sus municipios.

En un √°rea con 3,2 millones de habitantes, declararse municipio anti-caza es una irresponsabilidad populista de estrategia pol√≠tica dise√Īada a corto plazo para satisfacer a potenciales votantes animalistas. Podr√≠amos continuar citando y resumiendo m√°s estudios a favor de la caza, os garantizamos que no pararan de publicarse en todo el mundo.

La Federación Catalana de Caza con sus Representaciones Territoriales continuaremos haciéndonos eco de los mismos y dando apoyo a todos los científicos que con su neutralidad promueven la investigación y la evidencia científica haciendo grandes esfuerzos para conseguir resultados que permitan mejorar nuestro medio con equilibrio garantizando a la vez la biodiversidad.

A los cazadores nos har√° falta aumentar esta participaci√≥n y colaboraci√≥n con ellos y sus equipos, y muchas veces ir√° m√°s all√° de aportar muestras, registros o hacer recuentos. As√≠, queremos continuar garantizando a nuestros federados, que no permitiremos populismos de ning√ļn tipo ni falsedades en contra de la caza y los cazadores.

Sergio S√°nchez Mateu

Presidente Federació Catalana de Caça

Descarga los estudios mencionados en este artículo

1 Keuling, O., Stier, N. & Roth, M. (2008) How does hunting influence activity and spatial usage in wild boar Sus scrofa L.? European Journal of Forest Research. 54 (729‚Äď737) DOI 10.1007/s10344-008-0204-9
2 Braga, C., Alexandre, N., Fern√°ndez-Llario, P. & Santos, P. (2010) Wild boar (Sus scrofa) harvesting using the espera hunting method: side effects and management implications. European Journal of Forest Research 56 (465‚Äď469) DOI 10.1007/s10344-010-0373-1
3 Keuling, O., Baubet, E., Duscher, A., Ebert, C., Fischer, C., Monaco, A., et al. (2013) Mortality rates of wild boar Sus scrofa L. in central Europe. European Journal of Forest Research. DOI 10.1007/s10344-013- 0733-8
4 Gonzalez-Crespo C., Serrano E., Cahill S., Castillo-Contreras R., Caba√Īeros L., L√≥pez-Mart√≠n, JM., et al. (2018) Stochastic assessment of management strategies for a Mediterranean peri-urban wild boar population. PLoS ONE 13(8):e0202289. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0202289

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

RESPONSABLEEdiciones Trofeo S. L - CIF B86731221 - Ediciones Trofeo
CONTACTOC/Musgo n¬ļ 2 Edificio Europa II-1D . 28023, Madrid (Madrid), Espa√Īa
Tel. 91 805 35 52 - Email: administracion@trofeocaza.com
Puede ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en el
email rgpd@auratechlegal.es
FINALIDADESGestión de las solicitudes de suscripción recibidas a través de nuestra página web, envío de
comunicaciones comerciales, promocionales y de información de nuestros productos y/o servicios .
LEGITIMACION Consentimiento explícito del interesado ; Existencia de una relación contractual con el interesado
mediante contrato o precontrato
CONSERVACI√ďNGesti√≥n clientes : Durante un plazo de 5 a√Īos a partir de la √ļltima con{rmaci√≥n de inter√©s. Los datos
personales proporcionados se conservarán durante los plazos previstos por la legislación mercantil
respecto a la prescripción de responsabilidades, mientras no se solicite su supresión por el interesado
y ésta proceda, y mientras sean necesarios -incluyendo la necesidad de conservarlos durante los
plazos de prescripción aplicables-o pertinentes para la {nalidad para la cual hubieran sido recabados
o registrados
DESTINATARIOSGestión clientes Ecommerce (suscripciones): Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y
cajas rurales
Gestión clientes: Administración Tributaria ; Bancos, cajas de ahorros y cajas rurales ; Administración
p√ļblica con competencia en la materia
TRANSFERENCIAS INTERNACIONALESNo realizamos transferencias internacionales de sus datos
PROCEDENCIASuscriptores a la revista: El propio interesado o su representante legal . La vía principal de
suscripción son los formularios de nuestra página web.
DERECHOSUsted tiene derecho acceder a sus datos, recti{carlos, suprimirlos, limitar u oponerse a su tratamiento,
a su portabilidad, a no ser objeto de decisiones automatizadas, a retirar su consentimiento y a
presentar reclamaciones ante la Autoridad de Control (Agencia Espa√Īola de Protecci√≥n de Datos).
Más información en nuestra https://www.trofeocaza.com/politica-de-privacidad/ o
rgpd@auratechlegal.es

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.