Conejos sí, conejos no
12 enero, 2018 Trofeocaza . 313 Visualizaciones

Opinión Pablo Capote

Conejos sí, conejos no

La importancia del conejo en los ecosistemas peninsulares mediterráneos va más allá de ser el eslabón clave en la cadena trófica de muchos predadores, algunos tan emblemáticos como el lince o el águila imperial; es, además, un factor fundamental para la configuración y transformación de este entorno y su paisaje, y sin él el monte mediterráneo sería distinto.

Si hubiera que elegir una especie como representativa del campo hispano, esta tendría que ser indudablemente el conejo, y así debieron pensarlo quienes dieron nombre a la península en sus orígenes, que advirtieron ya entonces su importancia. Aún hoy, su abundancia o escasez tiene repercusiones que trascienden las cinegéticas y que son también ecológicas, económicas y sociales.

Una de esas implicaciones, ligada a sus explosiones poblacionales, es el daño que produce a los cultivos, tan debatido en los últimos tiempos, ya que mientras en muchas zonas tradicionalmente conejeras preocupa su escasez, en otras colonizadas por el lagomorfo en las últimas décadas es considerado una auténtica plaga que quita el sueño al agricultor.

Analizamos estos fenómenos en este número de enero del 2018 de Trofeo Caza y Conservación a través de dos artículos:

  • En el primer trabajo, un equipo de investigadores de las universidades de Sevilla, Córdoba, Málaga y Manchester y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas analiza las zonas más propensas a sufrir daños provocados por conejos a la agricultura, de una forma original y esclarecedora: mediante el estudio estadístico de las quejas de los agricultores aparecidas en internet, lo que les ha permitido la creación de mapas de zonas de riesgo, así como establecer relaciones con otros acontecimientos para entender el fenómeno y sus posibles motivos y soluciones. Nos proporciona dicho trabajo uno de sus autores, Miguel Delibes Mateos, investigador científico como su padre, Miguel Delibes de Castro, y que también comparte nombre con su abuelo, el célebre escritor, firmantes ambos durante años de sendas secciones en esta revista. El mes pasado publicábamos unas preciosas fotografías de su primo Jorge Delibes que ilustraron el artículo aparecido sobre la cuerna del corzo, así que apovechamos para dar la bienvenida a Trofeo a esta tercera generación de Delibes que colabora con nosotros.
  • El segundo trabajo tiene también mucha relación con las poblaciones de conejo, en este caso con el que es en la actualidad su mayor factor limitante, el virus de la RHD o Enfermedad Hemorrágico Vírica. En él, investigadores de Tecnología y Servicios Agrarios, S. A., SME, MP (Tragsatec) y del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) exponen las últimas novedades científicas acerca de esta enfermedad y sus variantes, y ofrecen los llamativos resultados de algunos experimentos realizados con conejos en cautividad, sobre la incidencia del virus bajo determinadas circunstancias relacionadas con las densidades de población y el grado de infectación de las mismas, tipos de cepas, así como sobre la inmunidad de los individuos dependiendo de su edad, datos que arrojan luz sin duda para el tratamiento adecuado de la enfermedad en un futuro.

Si bien medidas como la mejora del hábitat, la reducción de otros factores de mortalidad como la depredación o la caza, o incluso el refuerzo poblacional mediante translocaciones o repoblaciones, ateniéndonos a las conclusiones del trabajo citado no se puede decir que sean soluciones por sí mismas para evitar los efectos de la RHD, aunque sí puedan ayudar a paliarlos, para terminar pasamos a describir la forma más adecuada para repoblar un coto con conejos, tal y como entienden los autores del artículo que hay que realizarlas para minimizar en lo posible el riesgo de fracaso.

Al cierre de esta edición de Trofeo, recibimos la triste noticia de la muerte de Paco Basarán, quien fuera presidente del Real Club de Monteros y presidente de honor del Club de Monteros de Toledo, todo un referente en la caza de nuestro tiempo y sobre todo un buen amigo.

Le echaremos de menos.

Pablo Capote

También te puede interesar...

0 comentarios

No hay comentarios

Puedes ser el primero Comenta este post

Deja una respuesta

*